¡Bienvenid@s!

3/10/07 - DJ:

Abróchense los cinturones

Durante quince años, el programa Discovery de la NASA ha dado valiosos frutos para la ciencia. Ahora, dicho programa será mejorado, con lo cual se esperan resultados aún más espectaculares.

NASA

"Abróchense los cinturones", dice Alan Stern, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas (Science Mission Directorate, en idioma inglés) de la NASA. "Uno de los programas más alucinantes de la NASA está a punto de mejorar aún más".

Stern se refiere a Discovery, el audaz programa de la NASA que realizó el envío del primer vehículo explorador todo terreno a otro planeta (Mars Pathfinder), el primer descenso sobre la superficie de un asteroide (el contacto de la sonda NEAR con el asteroide 433 Eros), la recolección de la primera muestra de un cometa (Stardust), la recolección de la primera muestra del Sol (Génesis) y el posible descubrimiento de agua en los polos lunares (Lunar Prospector).

"El programa Discovery ha sido un éxito espectacular, más de lo que cualquiera hubiera pensado", dice. "Ahora deseamos expandirlo. Durante el próximo año, vamos a empezar a planear mejoras drásticas en el tipo de misiones que podemos llevar a cabo".

¿Alguna pista? "No", dice Stern. "Aún estamos estudiando nuestras opciones. Esto es sólo un avance".

Pero hay que prestar atención porque se podrán captar algunas de las pistas que se dejaron entrever en la conferencia Discovery@15, la cual se llevó a cabo el 19 y 20 de septiembre de 2007 en el Centro Marshall para Vuelos Espaciales.

"Nos reunimos para conmemorar el 15o. aniversario del programa Discovery", explica Michael New, el científico del programa, quien trabaja en las oficinas centrales de la NASA. "Docenas de científicos, ingenieros, profesores y estudiantes se reunieron en Huntsville, Alabama, con el fin de hacer un repaso de los éxitos logrados, compartir las lecciones aprendidas y planear la nueva ola de misiones". New y Stern fueron conferenciantes principales de este evento.

"Cuando comenzamos el programa Discovery hace 15 años, no estábamos seguros de si funcionaría", dice New. "Ahora lo sabemos: es una muy buena manera de explorar el sistema solar".

¿Qué diferencia al programa Discovery de otros programas?

Tomemos como ejemplo el modo tradicional de realizar este tipo de proyectos: "Antes de Discovery, la NASA solía anunciar una ‘Gran Misión’—por ejemplo, enviar las sondas Viking (Vikingo) a Marte o las Voyager (Viajero) a explorar los planetas del sistema solar externo. La NASA entonces averiguaba qué es lo que había que hacer y cómo hacerlo e invitaba a la comunidad científica a participar". Las misiones tradicionales tienden a ser muy costosas y abarcan demasiado; también pueden investigar una gran cantidad de preguntas científicas. La misión Cassini, por ejemplo, soltó una sonda en Titán y estudia ahora la dinámica de los anillos de Saturno, monitorea su clima y lleva a cabo muchas acciones más. "Algunos grandes descubrimentos se han logrado de este modo", dice New.

Pero Discovery lo hace de forma distinta. "En vez de anunciar una Gran Misión y esperar que todo el mundo se organice en torno a ella, ahora preguntamos a los investigadores "¿qué es lo que quieres hacer?" Ellos entonces entregan propuestas para misiones relativamente baratas (no más de $425 millones de dólares), que den resultados a corto plazo (los lanzamientos se hacen cada 24 meses) en destinos que ellos escojan". Generalmente, compiten algunas docenas de propuestas y solamente se aprueban aquellas que obtienen la mayor puntuación. "Después de que se acepta una propuesta, es el científico quien dirige la misión mientras la NASA ofrece su apoyo —lo cual es un cambio drástico de responsabilidades".

"Este modo de trabajar desata una verdadera marea de ingenio y de curiosidad", dice New.

Cuando se les preguntó cuáles eran los cinco mayores logros del Programa Discovery hasta la fecha, New y Stern dieron nueve diferentes respuestas. "Hay demasiado para escoger", agrega New.

Pero ambos están de acuerdo en uno de los logros: el descubrimiento de "incrustaciones refractarias" en el polvo del cometa Wild 2. Dicho de manera más sencilla, las muestras del cometa Wild 2 que la sonda Stardust trajo de regreso a la Tierra contienen evidencia química de que el helado cometa se pudo haber formado sorprendentemente cerca del Sol; otra alternativa es que el material cercano al Sol viajó de manera misteriosa hacia los confines del sistema solar y salpicó al joven cometa Wild 2 con minerales parecidos a los que hay en la Tierra. Cualquiera de las dos opciones es un reto para las ideas tradicionales acerca de cómo se formó el sistema solar.

Ambos estuvieron también de acuerdo en que la misión Lunar Prospector fue uno de los cinco mayores logros del programa —pero por diferentes razones: Stern afirma que la misión descubrió material rico en hidrógeno (se cree que H2O) en los polos de la Luna. "Es posible que haya agua allí para futuros exploradores", dice Stern. Pero, por otro lado, New argumenta que " el descubimiento más importante que realizó el Lunar Prospector es la asimetría química de la Luna". Alrededor del 30% del lado de la Luna más cercano a la Tierra está cubierto por una substancia llamada "KREEP" —una mezcla de potasio (K), elementos llamados tierras raras (Rare Earth Elements o REE, en idioma inglés) y fósforo (P). No sucede lo mismo con el 70% restante de la superficie. "Esto confronta una idea que se tuvo por mucho tiempo: que cuando la Luna era muy joven estuvo cubierta por un océano global de magma, bien mezclado y uniformemente repartido. Finalmente, este magma se enfrió para formar la superficie sólida de la Luna —o al menos eso es lo que dice la teoría". Pero, ¿por qué un océano homogéneo de magma habría de depositar KREEP sólo en algunas partes y no en otras? Nuestras ideas sobre el génesis de la Luna podrían estar tan equivocadas? "Es un verdadero rompecabezas".

New finalizó su lista de los 5 logros con la misión Mars Pathfinder ("un nuevo paradigma para los descensos en Marte"), la misión Deep Impact ("la primera misión que abrió un agujero en un cometa") y la misión NEAR, que exploró el cometa 433 Eros ("la cual entró en órbita y descendió en un asteroide cercano a la Tierra").

Stern hace notar que antes de llegar al cometa 433 Eros, la sonda NEAR voló cerca del asteroide Matilde y reunió evidencias sorprendentes de "macro-porosidad" —en otras palabras, Matilde está cubierto de grandes agujeros. ¿Cómo llegó a ser así? "No lo sabemos", dice Stern, "pero este es el tipo de información que necesitamos en caso de que alguna vez tengamos que desviar o destruir una roca espacial que amenace chocar contra la Tierra".

La lista de Stern termina con los cometas: cuando las sondas Stardust y Deep Impact volaron cerca de sus respectivos blancos, sus cámaras grabaron sorprendentes nuevos tipos de suelo cometario, entre los cuales se incluyen colinas empinadas, estructuras de hielo con forma puntiaguda, extrañas capas "sedimentarias" y flujos polvorientos. "Todas estas cosas son absolutamente alucinantes".

¿Y este programa está a punto de mejorar? Realmente habrá que abrocharse los cinturones.

Fuentes y links relacionados


  • Nota en Ciencia@NASA



  • Blogalaxia Tags:

    Technorati Tags:

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Anillo astronómico

    Anillo Astronómico
    [ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]