¡Bienvenid@s!

25/1/10 - DJ:

La percepción de la ciencia en Iberoamérica

T.E.L: 5 min. 25 seg.

Dos trabajos abordan la forma en que el público general valora a la ciencia: su prestigio y el acercamiento a la sociedad en países de habla hispana.
Cultura Científica en Iberoamérica


Un completo trabajo es "Cultura científica en Iberoamérica. Encuesta en grandes núcleos urbanos" - Proyecto Estándar Iberoamericano de Indicadores de Percepción Pública, Cultura Científica y Participación Ciudadana (2005-2009).

El proyecto ha sido una iniciativa promovida por la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT).

El libro, en formato pdf, se puede obtener desde:
OEI: Cultura científica en Iberoamérica
Libro en Latindex

En la introducción se dan cuenta de algunos puntos sobresalientes del estudio y su objetivo (las negritas son mías):
La encuesta iberoamericana que se recoge en este libro pretende ser un aporte al proceso de desarrollo de indicadores y metodologías. Se aplicó hacia fines de 2007 en siete grandes ciudades de la región, utilizando una muestra estadísticamente representativa de la población de 16 años en adelante. Las ciudades comprendidas en el estudio son Bogotá (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Caracas (Venezuela), Madrid (España), Panamá (Panamá), São Paulo (Brasil) y Santiago (Chile).

El cuestionario incluía cuatro grandes dimensiones: información e interés sobre temas de ciencia y tecnología, opinión sobre ciudadanía y políticas públicas en ciencia y tecnología, actitudes y valoraciones respecto a la ciencia y la tecnología, y apropiación social de la ciencia y la tecnología, incluyendo aquí dos bloques de preguntas sobre participación social.


Gráfico 8. Evolución de la inversión en I+D en Iberoamérica
Dólares corrientes. Base: 1998 = 100


En términos generales, en todas las ciudades (a excepción de Bogotá y Caracas en menor medida) predomina un interés declarado relativamente bajo por los temas de ciencia y tecnología, combinado con autovaloraciones que en todas las ciudades destacan la falta de información sobre estos temas.

La búsqueda de información científica por Internet (siete de cada diez entrevistados no lo hace), la lectura de revistas de divulgación científica (siete de cada diez nunca lee una publicación de este tipo), de libros (en este caso la proporción de los que nunca leen es nueve de cada diez), o la visita a museos, centros o exposiciones de ciencia y tecnología (también siete de cada diez no lo hace nunca) son prácticas ausentes en la vida cotidiana de una gran mayoría de iberoamericanos.

En la pregunta sobre conversaciones con amigos sobre temas de ciencia, tecnología y medio ambiente, una amplia franja de consultados optó por la respuesta intermedia «sí de vez en cuando» (ubicada entre las alternativas «Sí, con frecuencia» y «No, nunca»). Dicha elección tal vez pueda explicarse por dos motivos diferentes. Por un lado, la inclusión de los temas vinculados con el medio ambiente.
Por otra parte, la inclinación a elegir dicha opción quizá también manifiesta que los entrevistados no sabían muy bien qué incluir y qué no incluir en esta categoría!

Gráfico 1
Gráfico 1: Acuerdo con la idea de que la profesión científica es "poco atractiva para los jóvenes" según estratos de edad.


En todas las ciudades predomina la idea de que los científicos tienen una profesión socialmente prestigiosa. La opinión más favorable está en Buenos Aires.

En la pregunta sobre el atractivo de una carrera científica para los jóvenes, la valoración más favorable la hacen los caraqueños, seguidos por las personas de Santiago y Panamá. Por el contrario, para la mayoría de los porteños la ciencia es «poco atractiva».

La mayoría de los encuestados de São Paulo (62,4%) opina que sus científicos están «bien remunerados económicamente». Esta visión, aunque menos acentuada, es la que prevalece en Santiago, Caracas y Panamá (algo superior al 50% en los tres casos). En cambio, en Madrid (45,5%), pero fundamentalmente en Buenos Aires (65%), las personas creen que los investigadores no reciben una retribución salarial adecuada.. El mayor equilibrio en las posturas está en Bogotá.

En la pregunta sobre valoración de riesgos futuros vinculados al desarrollo de la ciencia y la tecnología, destaca el caso de Bogotá, con la más alta valoración y también con el más alto nivel de autovaloración de conocimientos de ciencia y tecnología.

El cuestionario también incluía en este bloque una pregunta sobre la inclinación a hacer uso del conocimiento científico en las decisiones extraordinarias que deben tomarse en la vida de las personas, por ejemplo ante una operación médica arriesgada. En general, hay una fuerte inclinación a destacar el valor de la información científica ante ese tipo de situaciones.

La introducción cierra con la idea de que "los estudios demoscópicos, y los indicadores que a partir de ellos puedan colectarse, son parámetros útiles para el análisis y las políticas, pero deben ser complementados con otro tipo de estudios y metodologías".

Contradicción: Ser científico debe estar bueno, pero yo, paso...
Una gran contradicción se presenta al evaluar la profesión científica y la gratificación personal.
Una gran mayoría percibe la satisfacción personal que brinda el quehacer científico a quienes se avocan a esta actividad, más allá de que una importante proporción de los consultados cree que es poco atractiva esta profesión como salida laboral para los jóvenes.

Gráfico 3
Gráfico 3: Diferencia de valoración entre atractivo y gratificación según ciudad (%)


El Estado de la Ciencia 2009
Estado de la ciencia 2009
El estado de la ciencia 2009. Principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos es otro trabajo en el mismo sentido, realizado por RICYT, dirigido por Mario Albornoz.
La Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología -Iberoamericana e Interamericana- (RICYT), de la que participan todos los países de América, junto con España y Portugal, surgió a partir de una propuesta del Primer Taller Iberoamericano sobre Indicadores de Ciencia y Tecnología, realizado en Argentina a fines de 1994.

Se pueden descargar (algunos capítulos y planillas con datos) en
RICYT: El Estado de la Ciencia 2009
O el libro completo, en pdf, en OEI.

El propósito de esta publicación es brindar, a partir de un formato ágil y dinámico, herramientas útiles para el análisis de los problemas de la ciencia, la tecnología y la innovación en los países de la región.

Contenido:
En el primer capítulo se desarrolla la evolución de la inversión en I+D en Iberoamérica, formación de graduados, cuestiones de género, publicaciones, etc.
De acuerdo con la información disponible, los países de América Latina se aproximan a la igualdad de género en ciencia y tecnología, lo que constituye un dato muy relevante en el escenario internacional.

El segundo capítulo aborda los enfoques temáticos: Biotecnología, en la primera parte, y la ciencia como profesión, en la segunda. Esta segunda parte es una versión revisada y ampliada del capítulo La profesión científica valorada por los ciudadanos de la obra antes mencionada. Los datos, por tanto, son los mismos.
En la tercera parte del segundo capítulo se ofrecen indicadores de innovación en América Latina.

La tercera parte son cuadros comparativos, a lo que le sigue un anexo.

Números
Estos son algunos de los gráficos de los indicadores:
(Todos los gráficos abre en una ventana aparte)

INDICADOR 4.a: GASTO EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA


INDICADOR 5: GASTO EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN RELACIÓN AL PBI


INDICADOR 6.a: GASTO EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA POR HABITANTE


INDICADOR 9: GASTO EN CYT POR SECTOR DE FINANCIAMIENTO


INDICADOR 13
GASTO EN CYT POR DISCIPLINA CIENTÍFICA
INDICADOR 13: GASTO EN CYT POR DISCIPLINA CIENTÍFICA


INDICADOR 16: PERSONAL DE CYT POR GÉNERO
INDICADOR 16: PERSONAL DE CYT POR GÉNERO


INDICADOR 18
INVESTIGADORES POR DISCIPLINA CIENTÍFICA
INDICADOR 18: INVESTIGADORES POR DISCIPLINA CIENTÍFICA


INDICADOR 19: INVESTIGADORES POR NIVEL DE FORMACIÓN


INDICADOR 20: TITULADOS DE GRADO


¿Conclusiones?
Desde 2001, el país parece haber avanzado en ciencia y tecnología. La creación del Polo Científico Tecnológico es un indicativo, así como otros, como la reciente inauguración de la nueva sede de INVAP y el crecimiento presupuestario en investigación. Según la BBC, en Argentina, a pesar de la crisis internacional, hay un "boom" de la ciencia. Veremos si estas iniciativas se logran mantener como políticas de Estado.

Sin embargo, los trabajos antes mencionados no abordan la evolución científica de los países, sino cómo se percibe la ciencia en los países de habla hispana. Y los resultados no son muy buenos, ni muy distintos de lo que podíamos prever. Varias personas conocidas me han indicado que les parece muy bueno este blog, aunque muy difícil de entender.
Las instituciones educativas, y los medios de comunicación (tradicionales y nuevos) deberemos meditar al respecto.

Quizás sea bueno evaluar, a futuro, la influencia de iniciativas que, a priori, apuntan a acercar a la juventud a la ciencia. Programas de TV como Proyecto G o Científicos Industria Argentina; libros como los de la colección Ciencia que Ladra, o la próxima exhibición multimedia "El túnel de la ciencia", entre otros.
Creo conveniente detectar las "buenas influencias" para analizar su discurso y temática. Porque también en los blogs podemos ser "difíciles", utilizar lenguaje extraño, hermético, para el público general. No alcanza con usar nuevas herramientas multimedia -aunque son muy buenas- sino que habrá que pensar qué y cómo se divulga y enseña. Para ser imanes, no escobas.


Fuentes y links relacionados


Sobre las imágenes


  • Portada de las obras "Cultura científica en Iberoamérica" y "El estado de la ciencia 2009". Crédito: OEI.

  • Los gráficos pertenecen a las obras citadas. Crédito: OEI.




Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]