¡Bienvenid@s!

31/8/10 - DJ:

¿Cápsula de tiempo o cajón de cachivaches?

T.E.L: 6 min. 43 seg.


Se está promocionando la ya famosa "Cápsula de tiempo" en Buenos Aires, un medio de almacenar información presente por 200 años. ¿Tiene sentido? ¿Es un cajón de sastre o un cajón de cachivaches?
Capsula 2210


La Cápsula de Tiempo 2210 es un cilindro de titanio de casi 3 metros de largo y 250 kilogramos de peso donde se almacenarán 500 discos Blu-ray de alta resistencia que contendrán las copias de los archivos subidos a la web. Posteriormente, el cilindro de titanio se se depositará en un lugar público de Buenos Aires.

Se trata de un proyecto oficial desarrollado en el año del Bicentenario por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Tiene el auspicio de Telefónica de Argentina, Clarín y Taringa.

Se trata de una página web a la que los usuarios se pueden registrar y subir contenido tan variado como fotos de su Facebook o realizar una entrevista interactiva, para lo cual, además de tener PC y conexión web, es necesario contar con webcam y micrófono.

Desde la página se dice: "No hay entonces , aquí usuarios más importantes que otros ni contenidos más representativos que otros. La Cápsula 2210 es solamente un facilitador, un medio para comunicarse con el futuro".

¿Por cuánto tiempo tengo para guardar mis fotos y videos?
100 días, aproximadamente. Desde el lunes 9 de agosto hasta el domingo 8 de noviembre, o antes, si se alcanza la cifra de 12.000 GB.

¿Y luego que va a pasar?
A partir del 8 de noviembre no se podrá subir, editar o eliminar ningún archivo más dentro de lá cápsula. Comenzará luego el proceso el cual se copiará todo el contenido en los discos Blu-ray para su posterior clausura.

La idea es entonces guardar contenido hasta el 25 de mayo de 2210. En el FAQ del sitio se indica que es por dos siglos y no por uno porque "La idea es alcanzar un rango de tiempo en el cual todos nuestras proyecciones y suposiciones ya no tengan sentido (singularidad). Nadie puede imaginar el mundo dentro de 200 años."

Cuando se habla de Singularidad, se habla del concepto de singularidad tecnológica.
¿Se alcanzará una singularidad tecnológica en sólo dos siglos?
¿La información contenida en esta cápsula, servirá de algo?

Quisiera aquí hacer algunas reflexiones que si bien podrían parecer contrarias al proyecto, tienen por objetivo generar pensamientos, preguntarnos, más que respondernos.

Permítanme decir, ante todo, que resguardar datos, sea como sea, es mejor que no guardar nada. ¿Qué sabríamos de quienes revolucionaron nuestro mayo, allá por 1810, si no hubieran quedado registros de la época?
Ciertamente, un fémur, un cráneo, pueden proveer de un gran conjunto de datos para saber cómo eran aquellos habitantes del suelo argentino, aquel entonces. Pero es muy insuficiente. ¿Qué pensaban, cómo se comportaban?
Algunos de los documentos históricos de entonces o de antes, de aquí o de allá, suelen ser cartas. Papel escrito, epístolas que se intercambiaban las personas. En ese sentido, hoy, parece lógico que una cápsula de tiempo pudiera contener entonces contenido digital. Ya no usamos el Correo Argentino como antes, sino Gmail!

Sin embargo, no puedo más que preguntarme:
¿Alcanza con registrar nuestras fotos de Facebook para saber, en el futuro, cómo somos hoy?
¿Es posible, actualmente, hacer un registro verdaderamente minucioso y efectivo de nuestros días?
¿Es esta forma, un tanto aleatoria, la mejor manera?

Cachivaches


Pongamos que Ud. quiere saber a quién votarán los habitantes de Capital Federal en las próximas elecciones (sí, falta mucho, pero es un ejemplo). ¿Ud. cree que lo mejor para saber eso es pararse en la calle Florida y preguntarle a cualquiera que transite por allí?
Por cierto, eso es mejor que no tener ningún dato, pero hay mejores formas. La estadística permite utilizar diversas técnicas de muestreo. Digamos, por ejemplo, que podríamos establecer variables que consideremos apropiadas y relacionar la población o universo (todos los habitantes de Capital, digamos tantos millones) con una muestra mucho más pequeña y factible, de digamos, cinco mil personas. Pero que este segundo grupo menor, esté relacionado, a través de las variables, con el primero, de manera relativa.
Si la población de Capital está compuesta por 60% de mujeres, nuestra muestra también tendría que tener esa proporción, aunque la cantidad sea menor.
Las variables pueden ser muchas, pero no todas. En este ejemplo, si un candidato realiza promesas vinculadas a la educación o a la generación de empleo, sin dudas tendremos en cuenta las variables nivel educativo y situación laboral, pero no el color de pelo.
Claro que si un candidato prometiera incrementarle los impuestos a los rubios de ojos celestes, esa variable pasaría a ser relevante. Es un ejemplo, un tanto desopilante, pero sólo eso, no es xenofobia.

Así, nuestra muestra será un pequeño universo y las conclusiones que saquemos podríamos proyectarlas al conjunto de la población.

¿Pasa eso con la Cápsula de Tiempo? No, me parece que no. Va cualquiera (pongo asterisco) deja su mensaje, su foto, su entrevista. Quizás lo haga el 75% de hombres, que no sea la proporción adecuada de argentinos actuales.
Ya de entrada hay un sesgo (retomo el asterisco): participan los que tienen PC y conexión a web, no TODOS, ni una muestra proporcional al conjunto.
¿Servirá, por tanto, este cúmulo de datos inconexos, en el futuro, para saber cómo somos hoy?

¿No tenemos actualmente la tecnología y el conocimiento como para verdaderamente construir nuestra pirámides, nuestro legado, de manera científica, metódica, constructiva?

Las obras de arte, el humor, las pasiones actuales, el fútbol, el uso (o destrucción) de las calesitas, ¿están en la cápsula?

Más parece a un cajón de cachivaches que a una seria compilación de nuestro acervo sociocultural. Sé que el término parece despectivo, pero lo uso en el sentido de algo que no se sabe bien para qué sirve, no necesariamente algo inútil.

Cápsula o Cajón


El cajón de un sastre puede ser un desastre para quien no necesita agujas e hilos, pero muy útil para el trabajador textil.

Hay arqueólogos, sociólogos, historiadores, y demás expertos que pueden darse una idea de qué cajón de sastre construir para legar a las futuras generaciones. Que permita dejar en claro qué, quiénes somos.

Pero esta, como otras cápsulas del tiempo, de hoy, de ayer, de esta y otras latitudes, parece ser un album de batman que tratamos de llenar con cualquier figurita a mano. En el siglo XXI. Con analistas de sistemas, con bases de datos, con científicos, ¿no podríamos hacer algo mejor?

El símbolo
Quizás esta cápsula no sea más que un símbolo. Y quizás allí empiece a darle sentido y valor. Como cuando llega fin de año y uno se pregunta qué logró, qué quiere lograr durante el año siguiente, esta cápsula, para quienes participen, puede ser una clase de espejo en el que mirarse.

Las comparaciones son odiosas, dicen, pero muchas veces inevitables. Naveguemos la Cápsula de Tiempo 2210 y encontraremos relatos de variadas personalidades conocidas y anónimas, respondiendo sobre su presente y sus expectativas.

¿Qué quisiéramos legarle a nuestros hijos, nietos y bisnietos, a la humanidad? Lo que queramos dejar, habrá que hacerlo hoy. ¿Estamos en ese camino?
Si quisiéramos dejar igualdad, justicia y verdad, ¿qué hacemos en nuestra propia vidita, esta que cada uno de nosotros (por separado y en conjunto) llevamos adelante?
Si queremos dejar conocimiento y educación; equidad y distribución de la riqueza; trabajo y oportunidades para todos ¿qué estamos haciendo al respecto?

La Cápsula de tiempo 2210 se promociona como un intento de "Guardar objetos y documentos representativos de una época determinada para las generaciones futuras", tal como se explicita en la web. La negrita es mía porque, por lo dicho, creo que no es correctamente representativa. Al menos no todo lo que podría serlo con el conocimiento y tecnologías actuales.

Pero si en vez de promocionarse así, se dijera que es más un símbolo, una forma de mirarnos el ombligo, para luego subir la mirada, quizás la idea me convenza más.
¿Es un viaje al futuro para que dentro de dos siglos los futuros habitantes puedan viajar al pasado?
Podemos viajar al pasado a cada rato. Las Pirámides de Egipto son un viaje al pasado. La Pirámide de Mayo, también. En la observación de las estrellas viajamos al pasado.¿Es este cajón de cachivaches la pirámide que queremos legar?

Ojalá que no. Me parece que no nos representa. ¿Los pueblos originarios están ahí, los pobres y desvalidos están, los ricos y poderosos? No creo.

¿Hay, en alguna parte del mundo, algún proyecto que verdaderamente permita resguardar quiénes somos?

Y, en definitiva, ¿sabemos quiénes somos? Próximamente se hará un censo en nuestro país. Ahí tenemos una forma un poco más sistematizada de conocernos más. Insuficiente, pero muy valiosa.
La Cápsula es también un censo, no metódico, más bien aleatorio. Quizás, acaso, seamos realmente eso. Un conjunto de personas que actúa por azar.

Empero a todo lo expresado, no creo que la idea sea inservible. Repito que es mejor guardar datos que no guardar nada. De hecho, en la exploración del material actual, podemos encontrar pensamientos, palabras, ideas que bien valen la pena. Por ejemplo...

Entrevista a Alejandro Dolina: Cápsula de Tiempo 2210

Entrevista interactiva de Alejandro Dolina //



Otros proyectos
Han existido antes otras cápsulas del tiempo, tanto en Argentina como en el resto del mundo. Pero me gustaría señalar un proyecto que, al menos en términos de tiempo, es mucho más ambicioso. ¿Cómo seremos los seres humanos no en dos siglos sino en 50 mil años?
El satélite KEO es una cápsula de tiempo basada en los satélites espaciales que será lanzada en el año 2010 ó 2011 llevando mensajes de los ciudadanos de la actual Tierra a la humanidad, dentro de 50.000 años, cuando la órbita del satélite vuelva a pasar por la Tierra.

La página del proyecto KEO también tiene un FAQ.

El proyecto, sin embargo, está en veremos desde hace años. Se alude a las postergaciones en la propia página.

Allí, como vemos, aunque el período sea mucho mayor, el método (aleatorio) es el mismo. Repito, más allá de las significaciones y los símbolos, ¿no podemos hacerlo seriamente, de verdad?

Mientras terminaba de escribir estas líneas encontré una nota de ABC, enlazada abajo, que merece ser leída en este contexto...

Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes

  • Fotografía: Cachivaches, de José Morán
  • Para la composición Cajón o Cachivaches usé el header del blog Colección de Cachivaches.


Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]