¡Bienvenid@s!

5/9/10 - DJ:

La inseminación de las ideas

T.E.L: 5 min.


Y finalmente fui a ver Inception. ¿Vale la pena ir a verla? Aquí cuento mi opinión.
inseminacion


Estamos ante una superproducción de Hollywood, pero de esas pocas que se animan a plantear un asunto complejo. A lo Matrix y demases. Coincido con Inti Acevedo en que, a diferencia de lo que nos pudo haber ocurrido con la película de los hermanos Watchovsky, con esta producción de Christopher Nolan vamos al cine siendo menos ingenuos.

La película, al margen de los comentarios que haré a continuación, es impactante. Hay varias escenas relacionadas con la física en la película, como las relacionadas con la gravedad, que influyó en el trabajo del diseñador de vestuario Jeffrey Kurland y su departamento. Kurland señala: “Para esas escenas no podíamos diseñar prendas con caída natural ya que, sin gravedad, estarían flotando. Tuvimos que hacer cosas como introducir cable en los cordones de los zapatos para que se mantuvieran rectos, o grapar con tachuelas las corbatas de los hombres para que no cayeran de forma aleatoria".

No voy a develar aquí el argumento contándolo con lujos de detalles, pero debería abstenerse de continuar leyendo aquel que quiera ver la película. Sí puedo decir que, como ha dicho Daniel Marín, la película no los dejará indiferentes.

La película narra cómo un equipo de personas se "gana la vida" a través de lo que se denomina "sueños compartidos". De esa manera, con determinada tecnología futurista, pueden "meterse" en el sueño de otros. La intención es descubrir en esos sueños algún dato privilegiado. Esa clase de información que tratamos de ocultar del resto, pero que sí podríamos revelar en un sueño.

Sin embargo, el nudo de la cuestión pasa no ya por "extraer" información, sino por "plantarla". Sembrar una idea muy en lo profundo del inconsciente de una persona, con el objetivo de que la misma crezca y se desarrolle para lograr un fin determinado.

En este caso, un empresario tiene seria competencia en otro. El segundo está enfermo y legará su imperio a su hijo, con quien mantiene una relación conflictiva. "Plantar" la idea de que no debe continuar con el imperio del padre, podría redundar en la disolución de esa corporación por parte del hijo, para beneplácito del "cliente".

Esto hace pensar en dos cosas, al menos.
¿Cómo se originan las ideas en nuestro cerebro? ¿Por qué pensamos como lo hacemos?
La segunda cuestión en la que me quiero enfocar es sobre el objetivo. En el caso citado, argumento de la película, el beneficio es tan claro como material.

gravedad


Nosotros, es decir, Ud. lector, los demás, yo, tenemos ideas. Algunos creen en Dios, otros (como yo) no. Algunos creen que los seres humanos podemos manipular cierta clase de energía, con consecuencias en el mundo real, pero de carácter no físico, muy distinto de la electricidad por ejemplo.
Hay quienes creen en la acción a distancia, en mundos espirituales, hadas, duendes, demonios, o en grandes conspiraciones mundiales para que unos pocos dominen al resto.

¿Por qué tenemos esas ideas? ¿Es posible que alguien nos la haya "plantado"?
La forma en que la película en cuestión utiliza para sembrar estas ideas, a través de sueños dentro de sueños dentro de sueños, llevando al sujeto a lo que se denomina "subconsciente", ¿tiene algún correlato en la realidad? ¿Qué decir de los mensajes subliminales, por ejemplo?

¿Cómo reconocer una "idea plantada", de la realidad?
En la película, poder reconocer la realidad resulta vital. Para poder establecer si lo vivido es real o soñado, utilizan lo que llaman "tótem", un objeto muy personal cuyas propiedades físicas sólo cada uno conoce, de manera que si el objeto respeta esas propiedades, se sabe que se está viviendo la realidad. El tótem de Di Caprio (Cobb, el personaje central) es una peonza.

peonza
Es decir que, si observamos que los objetos se comportan como sabemos que lo hacen, es la realidad. En los sueños de la película, se simula la realidad, aunque hay "pistas" de que no es real, por ejemplo en el comportamiento físico de las cosas. Lo que no deja de ser entendible como una metáfora del método científico.

Es cierto, y ya pululan por allí, interpretaciones simbólicas (ver comentario de ccv en cine5x) de las "señas" de la película. Digamos ya que es eso, una película, y no un documental sobre cómo son las cosas. Así, podemos interpretar casi cualquier cosa de la trama, tanto que se trata de un simbolismo de lo decadente de nuestra sociedad, como que es relativamente "fácil" implantar ideas en el subconsciente de los desprevenidos.

Es más, podemos encontrar otro símil con el pensamiento crítico, a través de las "defensas". Ya que existe este conocimiento sobre cómo extraer ideas, es posible enseñar eso a quienes tengan grandes y poderosos secretos que guardar. Para que estén prevenidos en caso de que quieran "extraerle" esa información.

De alguna manera, algo similar ocurre con quienes intentamos prevenir al resto de que no les "implanten" ideas que algunos consideramos absurdas, como las antes señaladas.

Video: Tercer trailer de El Origen (español)

http://www.youtube.com/watch?v=bkJaWzaivqM


El objetivo
Como antes dije, la segunda cuestión sobre la que me pongo a pensar es sobre el objetivo de querer "implantarle" una idea a otra persona.
Y, como consecuencia, en la posibilidad que los seres humanos tenemos de dejarnos influir con ciertas ideas.

Está claro que lo primero puede surgir, si es honesto, con aquella vieja idea platónica del Mito de la caverna y la necesidad de enseñar a los demás lo que hemos aprendido.
También es cierto que, si no es con una intención honesta, puede ser por algún tipo de conveniencia personal o grupal.

Pero, ¿por qué dejamos que se nos planten ciertas ideas? Quizás para ser felices. Es mejor, dirá alguno, creer que esta vida material es sólo pasajera. Que somos algo más que carne a pudrirse. Que hay otros mundos, espirituales, que nos esperan, vida tras vida.

¿Es necesario suponer la existencia de dimensiones espirituales, seres de otros mundos, etc, para encontrarle sentido a nuestras vidas?
¿No alcanza con esto que ciertamente podemos ver, tocar y experimentar, para darle sentido a nuestra vida?

Si el sentido está en el "aprender" vida, tras vida, ¿por qué no comenzar en esta que vivimos y aprendemos algo, en vez de cegarnos a ver la realidad?
Si el sentido de esas otras vidas espirituales es, también, ayudar a otros "espíritus" menos evolucionados, ¿por qué no empezar ahora ayudando al que tenemos al lado muriéndose de hambre o de ignorancia?

Es decir, si ayudar, colaborar, enseñar, aprender, forman parte de esos objetivos "espirituales", ¿es necesario apelar a una realidad incomprobable?
Yo creo que no, que esta vida, imperfecta, mortal, fáctica, sensible, puede darnos todos los sentidos necesarios a nuestra vida, sin creer en aquello que no se puede comprobar.

No sé, nadie sabe, qué nos deparará esta vida, este universo. Pero pienso que es mucho mejor aferrarse a lo que conocemos y a lo que podremos conocer en el futuro, para encontrarle sentido a la vida, más que creer en lo que en otros contextos no compraríamos. ¿Ud. Cree que los elefantes rosas vuelan?

Y, además, podríamos cambiar algo. En nosotros y en los demás. Pero para eso debemos hacerlo ahora. Quizás haya otras vidas, otro tipo de existencias. Pero, si no las hay, al menos habremos dejado algo aquí.

Esas son algunas ideas que se han inseminado en mi cerebro. Pero yo no las quiero inseminar en el suyo, estimado lector. Sea crítico de estos pensamientos, derrúmbelos, cámbielos, modifíquelos. Haga eso con estas ideas. Con todas. Siempre (que pueda).

Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes

  • La imágenes pertenecen a Warner Bros.


Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]