¡Bienvenid@s!

21/3/11 - DJ:

En el camino del agua y del Sol

T.E.L: 4 min. 40 seg.


En la intersección entre dos círculos imaginarios hay una búsqueda de equilibrio de la Naturaleza.
Cycle for Water


Recientemente hablaba de el uso de las analogías, que pueden ser fabulosas en su debido contexto. No sé si estoy forzando esta comparación, pero me resulta atractiva.

Hace unas horas, el Sol llegó a una intersección entre dos círculos aparentes. El círculo de la eclíptica y el del Ecuador celeste.
Creo que no hace falta explicar, por que ya lo sabemos. No es el Sol el que se mueve alrededor de la Tierra, sino al revés, pero desde aquí parece que el astro se moviera por el cielo. A ese trayecto se lo denomina Eclíptica. Y dos veces por año, en ese camino, intercepta al Ecuador Celeste, una proyección del Ecuador de la Tierra en una esfera imaginaria (la esfera del cielo o esfera celeste). Aunque ambos círculos sean imaginarios, son útiles para determinar posiciones.


Ilustración del Sol en la eclíptica el 20/03/2011 a las 20:21 (UTC -3) desde Buenos Aires, interceptando el Ecuador Celeste. ¿Qué ascensión recta y declinación tendrá el Sol en ese momento? (La imagen abre aparte)


Geográficamente hablando, en esas dos ocasiones del año, a las que se llaman Equinoccios, el Sol sale por el Este. Estamos acostumbrados a decir que siempre ocurre así, pero en realidad, salvo en esos dos momentos, el Sol sale un poco más al Norte o hacia el Sur y no exactamente en el Este.
¿Lo quiere comprobar? Hoy es su día. Despiértese temprano (o acuéstese tarde), de modo que pueda ver la salida de nuestra estrella. Allí estará el Este. Se supone que hacia el lado contrario está el Oeste, pero si no quiere equivocarse hoy mismo determine dónde se pone el Sol. Puede hacer marcas en su terraza o en el patio o tomar algún elemento como referencia.

Esto mismo repítalo a lo largo del año (en los solsticios sería ideal) y habrá hecho una comprobación empírica. Si tiene hijos, nietos, sobrinos, alumnos, podrá ser un momento para compartir y educar.

Así que el Sol estará en el Punto Aries (o más bien Punto Piscis) y estará 12 horas sobre el horizonte y otras 12 horas por debajo. Es esta simetría la que me dispara la analogía con la búsqueda del equilibrio, aunque se vería reforzada dentro de seis meses con el Sol en el Punto Libra (aunque no sería tal, sino más bien Punto Virgo, no?).

El problema del agua
Y si de equilibrios hablamos, dado que mañana 22 se celebra el Día Mundial del Agua, sería bueno que pensáramos en este objetivo tan preciado desde lo teórico y tan difícil de concretar.

En el sitio especial creado por las Naciones Unidas para esta celebración se nos dice:
El objetivo del Día Mundial del Agua 2011 (DMA 2011) es centrar la atención internacional sobre el impacto del rápido crecimiento de la población urbana, la industrialización y la incertidumbre causada por el cambio climático, los conflictos y los desastres naturales sobre los sistemas urbanos de abastecimiento de agua.

El tema de este año, Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano, tiene por objeto poner de relieve y alentar a los gobiernos, las organizaciones, comunidades y personas a participar activamente para responder al desafío de la gestión del agua urbana.


Hagamos cuentas: En el mundo habitan unas 7 mil millones de personas. 3.300 millones de las cuales, viven en ciudades. Grosso modo, la mitad. Una de cada dos personas vive en una ciudad. La población urbana está aumentando más rápido que la capacidad de adaptación de su infraestructura.

El escenario es peor si se hacen proyecciones, ya que se estima que en 20 años será ya el 60% de la población la que viva en zonas urbanas.

La relación entre el agua y las ciudades es crucial. Las ciudades requieren un enorme suministro de agua dulce y, a su vez, tienen un gran impacto sobre ese recurso.

Mientras Ud. y yo disponemos de agua potable a muy bajo costo, hay 828 millones de personas que viven en barrios pobres o asentamientos que no tienen esa posibilidad. Las alternativas son: beber agua no potable o comprar agua, lo que les sale muchísimo más caro que a nosotros. El que tienen menos, paga más.

Sumémosle la contaminación, la cantidad de desperdicios que se eliminan a través de los cursos de agua. Entre otras cosas, esta contaminación propicia el cólera, la diarrea y brotes de malaria.

Espere, hay más. Como si fuera poco desperdiciamos, por fugas y sistemas ineficientes. Si se desperdiciara menos, millones de personas que no tienen acceso a agua potable podrían tenerla.

DMA 2011


El desequilibrio
¿Cómo es posible este estado de cosas? En este tema, como en otros, es posible tener diferentes miradas, que muchas veces se presentan como antagónicas, desequilibradas.

La física estipula que sólo se construye en el desequilibrio (v.g. el desequilibrio térmico). Y la dialéctica propone también una clase de antagonismo que puede ser productivo. Los acuerdos y desacuerdos suelen ser tan provisorios como el paso de las estaciones o el estado líquido del agua.

Recientemente leí en el blog de Francis una interesante entrada en la que se dice que a veces las entidades ecologistas son "ecointransigentes", exageradas al hacer sus reclamos y que sus afirmaciones no son científicas, sino que se presentan como indiscutibles.
El tema de la energía nuclear en estos días ha despertado cierto ánimo exagerado. Greenpeace acaba de lanzar una campaña antinuclear, por ejemplo.

Como señalé en un comentario a aquella nota de Francis, yo creo que es posible y necesario buscar un equilibrio. Si bien es cierto que las afirmaciones deben ser contrastadas científicamente, no menos cierto es que si de las industrias dependiera, casi nada cambiaría, porque brindar seguridad ambiental implica un costo. Las organizaciones verdes, incluso con reclamos exagerados, proponen un cambio, una mejora. Y, de hecho, la mayoría de sus reclamos, cuando se logran, son de un nivel inferior al solicitado. Pero yo prefiero exigir un cambio a quedarme con el status quo.

Ahí está el tema del agua. Mineras, papeleras, etc, todas tienen sus argumentos, todas presentan estudios de impacto ambiental, ninguna contamina. Si nos quedamos con eso, seguro que vamos por el mal camino. Y, debe decirse ya: las decisiones finalmente son una cuestión de voluntad política. No es incumbencia de los científicos tomar estas decisiones. Así que al evaluar entre progreso y riesgo, hay que escuchar a las dos campanas. Con datos verificables, sin sesgos y con las preocupaciones humanas del caso.

Este mediodía miremos al cielo. Allí hay un equilibrio que tenemos que buscar aquí también. En un hemisferio será tiempo de siembra, mientras en el otro será momento de cosechar. En una parte del mundo lloverá y en algún otro lugar se formarán nubes.
Que en esta primavera boreal y otoño austral, intentemos buscar ese equilibrio entre lo posible y lo imposible.

Y que esos cúmulos no nos obnubilen la razón.

Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes



Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]