¡Bienvenid@s!

15/4/13 - DJ:

¿Podemos comprar el derecho a nombrar planetas?

T.E.L: 9 min.

La Unión Astronómica Internacional responde a una reciente campaña de venta de nombres. Antecedes y reacciones de astrónomos.


A la luz de recientes eventos en los que se publicitó la posibilidad de comprar los derechos a nombrar exoplanetas, la Unión Astronómica Internacional (IAU) desea informar al público , a través de un comunicado de prensa publicado la semana pasada, que dichos planes no tienen relación alguna con el proceso oficial de nombramiento de objetos astronómicos.
La IAU acoge con entusiasmo el interés del público a participar o involucrarse en los recientes descubrimiento, pero desea remarcar la importancia de tener un procedimiento unificado de nombramiento.

Más de 800 planetas fuera del Sistema Solar han sido encontrados hasta ahora, con miles más esperando confirmación. Los métodos de detección en este campo se han incrementado sostenida y rápidamente, lo que implica que muchos más exoplanetas serán indudablemente descubiertos en los meses y años venideros.

Recientemente, una organización ha invitado al público a comprar tanto las propuestas de nominación de exoplanetas y los derechos a votar por nombres sugeridos. A cambio, el comprador recibiría un certificado conmemorando la validez y credibilidad de la nominación. Semejantes certificados son engañosos dado que la campaña no tiene relación alguna con el proceso de nombramiento por lo que se trata burdamente de un engaño, un fraude.

Aunque IAU no lo diga explícitamente, se refiere a la iniciativa comercial Iwingu.

Al ser descubiertos, los exoplanetas y otros objetos astronómicos, explican desde IAU, reciben designaciones oficiales inequívocas. Mientras exoplanetas como 16 Cygni Bb o HD 41004 Ab pueden parecer aburridos al considerar los nombres de los planetas de nuestro propio Sistema Solar, el vasto número de objetos en el Universo -que incluye galaxias, estrellas, planetas, etc- implica que un sistema claro y sistemático para nombrar a esos objetos es vital. Cualquier sistema de nombramiento es un asunto científico que debe funcionar a través de diferentes idiomas y culturas con el objeto de lograr una colaboración mundial de investigación y evitar confusión.

Para hacer eso posible, la IAU actúa como un árbitro del proceso de nombramiento y es aconsejada por astrónomos de diferentes campos. Como una organización científica internacional se disocia completamente de la práctica comercial de venta de nombres de planetas, estrellas o "bienes raíces" en otros planetas o lunas.
Esas prácticas no serán reconocidas por la IAU y sus nombres alternativos no podrán ser adoptados.

Sin embargo, la IAU aprecia y desea reconocer el creciente interés del público general en estar más involucrado en el descubrimiento y entendimiento de nuestro universo y sus objetos. Como resultado, en 2013, la Comisión 53 de Planetas Extrasolares y otros miembros de IAU serán consultados sobre el tópico de poner nombres populares para exoplanetas y los resultados serán públicos en el sitio web de IAU. Mientras tanto, los astrónomos y el público son alentados a seguir usando la nomenclatura existente, que puede consultarse en el sitio de IAU.

Sobre Uwingu
Alan Stern es uno de los científicos detrás de esta startup que congrega a personas de distintos ámbitos como educadores, abogados, profesionales de marketing y astrónomos. La Junta de Asesores está integrada también por una pléyade de profesionales como periodistas, artistas y emprendedores.

La iniciativa de Uwingu está planteada en su sitio web como un "concurso" a través el cual se pueden nominar nombres para exoplanetas. Pero no es gratuito, sino a cambio de USD 5 cada nominación. También es posible votar entre los ya nominados, a cambio de USD 1.
Se supone, tal como ellos indican en el sitio, que el dinero es para apoyar proyectos científicos, aunque es una organización con fines de lucro.


Captura de pantalla del sitio Uwingu en la sección "Naming a planet" en la que se percibe, abajo a la izquierda que la postulación del nombre requiere un pago de USD 4.99

En esa web no se menciona, según pude inspeccionar, el procedimiento "oficial" o "formal" establecido por IAU. Y, como informa tal asociación en el comunicado, se promete un "certificado" por las nominaciones. Este hecho, a mi modo de ver, es resaltado por IAU a partir de la noción general de que un certificado es "signo" de "validez".

Antecedentes
1-La nebulosa animé
En febrero, a raíz de una nueva imagen de la Nebulosa de la Langosta obtenida con el telescopio VISTA de ESO, comentaba aquí que un grupo de personas solicitaron a los investigadores que cambien el nombre de tal objeto por el de un personaje de animé, al encontrar un parecido en forma nebular.
En ese post señalé que tal pedido es innecesario, puesto que nada impide que vulgarmente llamemos a un objeto como queramos. El único problema es que si todos hacemos lo mismo, incrementaremos el desorden de la Torre de Babel en la que vivimos y será imposible comunicarnos.

2-Un astrónomo propone
El nombramiento "oficial" de objetos astronómicos también ha sido puesto en duda por astrónomos como Wladimir Lyra, quien propuso utilizar nombres para los exoplanetas, en vez de las frías y distantes designaciones basadas en catálogos (como en HD 41004 Ab) o la combinación de variables como el genitivo de la constelación más un número de orden más una letra para denotar objetos del mismo sistema (como en 16 Cigni Bb).

Consulté a Lyra al respecto y me indicó que "Estoy 100% del lado de IAU%".
Y explicó que "Uwingu combina dos malas ideas. Una es dar nombres populares a los planetas. Hace algunos años abogué por un plan para nombrar los exoplanetas basado en la mitología mundial. La razón es que las personas tienden a sugerir muy malos nombres. Mira en los nombres de los asteroides: Mrspock, Jamesbond, Tomhanks, Megryan...Mira los nombres sugeridos en Uwingu: RonPaul, MittRomney y mi favorito 'NoMoreTaxes' (Aclaración: NoMásImpuestos, en español)".

Para Lyra, la segunda razón es que cobran por la postulación de nombres. E indicó: "Acusan a IAU de arrogarse la propiedad del Universo, pero son ellos quienes están tratando de vender el cielo. No es ético".
Para el investigador brasileño, "todo el concepto de financiar investigaciones por capital privado es una idea peligrosa. Por mi parte, no quiero vivir en un mundo donde la investigación esté financiada por las corporaciones".

Sobre la posibilidad de reabrir la discusión de que el público pueda participar en el nombramiento de planetas y consultar a la Commisión 53, Lyra comentó que "Estoy de acuerdo. Los malos elementos de Uwingu son el pago y la falta de un comité que regule los nombramientos. Pero la idea de participación popular no está mal. La forma en que lo haría yo: gratis, y en adición al nombre, las personas deberían ofrecer alguna razón sobre por qué eligieron ese nombre. El sitio debería dejar en claro que se prefieren los nombres mitológicos. Podría haber una votación luego en el sitio, pero finalmente los nombres deberían ser enviados a IAU para su aprobación. Y gratis, insisto.

Además, Lyra indicó que su propuesta anterior ya no es útil, porque hasta ese momento los descubrimientos de exoplanetas se hacían en todo el cielo y su propuesta era que los nombres tuvieran relación con la constelación en que se encontraban. Pero actualmente, los masivos resultados de Kepler (se refiere a la misión de NASA) en un mismo lugar del cielo hace el esquema impracticable, ya que los planetas descubiertos por la misión están todos en dos constelaciones: Lyra y Cygnus.

3-Pale Blue Dot: Adoptar una estrella
Otro antecedente que puede comentarse es la iniciativa Pale Blue Dot, por la cual se fomenta que los individuos "adopten estrellas" para financiar proyectos científicos.
Yo he contribuido a tal iniciativa sin pensar jamás que estaba comprando una estrella ni poniéndole un nombre, sino simplemente colaborando con un proyecto de ciencias.

He consultado a Travis Metcalfe, Dr. en Astronomía en el Space Science Institute, Colorado, sobre la iniciativa Uwingu y su similitud con Pale Blue Dot (PBD) que él inició en 2008. Según Metcalfe, él conoce a algunos de los científicos involucrados en Uwingu y dice que sus intenciones son buenas. Pero establece que hay dos diferencias entre Uwingu y PBD:
En primer lugar PBD específicamente utiliza la frase "adopta una estrella" para dejar claro a los donantes que no están comprando los derechos a nombrar una estrella y que proveen un enlace a la página de IAU sobre los nombramientos. "Como astrónomos creemos que esta cuidada elección de palabras es esencial para la integridad del proyecto", indicó Travis en su mail.
Uwingu es específicamente acerca de "nombrar" planetas y no discute la posición de IAU en su sitio, excepto lo señalado en su Faq#20, indica también el astrónomo.

"Esto podría ser potencialmente malinterpretado acerca de si los nombres propuestos serán oficialmente reconocidos", comentó Metcalfe.


Captura de pantalla del sitio Pale Blue Dot Project, de Travis Metcalfe. En amarillo está marcada la frase "adoptar una estrella", que como se nota, está conformado como un enlace, dirigido a la página de IAU.

En segundo lugar, PBD, de acuerdo Metcalfe, es una organización sin fines de lucro, por lo que el 100% de los fondos recaudados apoyan proyectos de investigación científica. Uwingu, según ellos mismos indican (Faq#10) es un emprendimiento con fines de lucro y de acuerdo al sitio web "hasta la mitad de los fondos recaudados brindarán becas a científicos".

"La pregunta que surge por la reciente declaración de IAU es si Uwingu está siendo completamente honesto en la forma en que se presenta ante el público", añade Metcalfe, para finalizar con un deseo: "Espero que hagan un esfuerzo sincero en responder a las preocupaciones de IAU".

4-Expedición Ciencia
Un ejemplo reciente en nuestro país es el de Expedición Ciencia, asociación civil sin fines de lucro formada por científicos, educadores y estudiantes apasionados por la ciencia, la educación y la vida al aire libre que realizan campamentos científicos. Recientemente iniciaron una campaña de recaudación titulada ¡Tomate un café con Expedición Ciencia!. Puede analizarse el discurso de esa campaña a través de los textos (escritos y en video) que realizaron para tal fin en su página de Facebook.
El 23 de marzo, Gabriel Gellon, co-fundador de Expedición Ciencia, realizó un hangout. Como se ve en ese video (que quedó grabado en YouTube), en el minuto 2:30 Gellon aclara que uno de los motivos de ese encuentro virtual es que algunas personas "entendieron" que efectivamente quienes realizaban una donación habrían de "tomar un café" con sus fundadores, en forma real, tangible, concreta, sensible. Pero la frase "Tomate un café con Expedición Ciencia" es en sentido figurado, y se comprende al analizar la siguiente frase: "Si nos donás por mes lo que gastarías un día cualquiera sentado en un bar, ¡nos ayudás muchísimo a que más jóvenes de todo el país puedan participar de nuestros campamentos de ciencias!"

¿Cómo deberían nombrarse los exoplanetas?
Las razones por las que parte del público puede argumentar con justificación una queja de los sistemas de nombramiento actuales es que los mismos son arbitrarios, complejos, poco "significativos" en el sentido de que no remiten a otros nombres utilizados en la diversa literatura, y que varios objetos astronómicos, sí poseen nombres como los planetas del sistema solar y las constelaciones. Y esos nombres no "reflejan" equilibradamente la diversa cultura humana, sino que tiene un sesgo greco-romano.

Los argumentos de IAU son, por otro lado, entendibles. El nombramiento ya existente resultaría difícil de cambiar. Y, frente a la cantidad notable de objetos que se descubren en forma incremental, buscar "nombres populares" sería enormemente engorroso.

En este comunicado de prensa, divulgado el 12 de abril, IAU abre la posibilidad a que, en el seno de la Comisión 53 junto con otros miembros de IAU se evalúe la posibilidad de utilizar nombres para exoplanetas. En 2009 ya se realizó una consulta de igual tenor y la mayoría estuvo en desacuerdo.
En la Comisión 53, de Planetas extrasolares, figuran como miembros Andrea Buccino, Eduardo Fernandez-Lajus, Carlos Saffe como miembros de Argentina y Dante Minniti (Argentino trabajando en Chile).

Captura de pantalla de TV. Se señala que una persona "compró" un terreno en la Luna

Astrónomos, palabras, definiciones
Las personas solemos creer que nos comunicamos porque emitimos sonidos reconocibles o escribimos textos, como si éstos tuviesen un único significado posible. Esa es una idea caduca. Todo lo que expuse en este post puede ser "leído" de muchas maneras distintas. Entre esas maneras, que son únicas e infinitas, sin embargo, habrá muchas coincidencias. Las diferencias en la "construcción de sentido" pueden ser desde casi inexistentes, hasta muy grandes. En comunicación, lo único que tenemos garantizado es el malentendido. Eso no implica, claro está, que nos demos por vencidos. Lo que resulta importante es tratar de analizar qué otros "textos" circulan (ver imagen de arriba) y qué construcciones de sentido suelen tener, para formular textos que puedan relacionarse con esos otros pre-existentes. De esa manera, conociendo qué construcciones de sentido ha tenido la frase "nombrar a un planeta" (o similares), resulta al menos extraño que se la use de un modo (sin aclaraciones) en que es muy probable que la construcción de sentido en el público sea otra. Habrá personas que, al acceder a Uwingu hayan realizado una construcción de sentido por la cual entendieron que sus nombres propuestos no serían "oficiales". Otros entenderán que, aunque no sean nombres oficiales, si esos nombres fuesen usados en papers, podrían terminar siéndolo, generando una "presión" para que IAU cambie su forma de nombramiento oficial. Y seguramente están los que -como IAU- entienden que potencialmente es un discurso muy ambiguo que merece al menos algunas aclaraciones.


Fuentes y links relacionados

Sobre las imágenes
  • Capturas de pantalla de Uwingu y Pale Blue Dot. El crédito es de sus creadores.
  • Captura de pantalla del programa conducido por Anabela Ascar en Crónica TV, emitido el 26-01-2013, 20:10. En la emisión se daba crédito a que el proceso de "compra de un terreno en la Luna" era real y oficial, porque quien lo había hecho -la ingenua nieta de Pugliese- había recibido un "Certificado".
  • Ilustración inicial: IAU/L. Calçada




Etiquetas: -

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]