¡Bienvenid@s!

12/12/13 - DJ:

Marziotta: La estafadora, estafada

T.E.L: 4 min. 44 seg.

La "periodista" Gisela Marziotta denunció irregularidades en el sistema de inscripción online del GCBA y señaló que se siente estafada.


El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inició este año un sistema online para inscribir a los chicos a los niveles inicial, primario y secundario. El sistema fue cuestionado desde su origen. En Infonews se repasaban tiempo atrás algunas críticas al sistema, señalando que:

No respeta la primera elección de las escuelas.
Despersonaliza la relación pedagógica entre padres y autoridades.
No se respeta la especificidad elegida por la familia.
Discrimina respecto de las familias que optan por escuelas privadas, que pueden visitar la escuela y recibir asesoramiento.
Perjudica a quienes carecen de recursos tecnológicos.

Los sistemas informáticos y online no garantizan per se un trámite justo. Es cierto que la informatización y puesta en línea de sistemas administrativos pueden ahorrarnos tiempo de trámite, o sea, reducir la burocracia, pero depende qué consideraciones se hagan. Un "sistema" no es un formulario online, es una manera de organizar el flujo de información. Y eso se puede hacer bien, de manera justa y equitativa, y se puede hacer mal, a partir de oscuros intereses creados.

De modo que lejos de mi está el avalar este sistema y considero que, ante los cuestionamientos, el GCBA debería responder con solidez y transparencia.

La denuncia de Marziotta
Pude ver en América Noticias (2da edición) el diálogo de Gisela con Mónica Gutiérrez. Además, como la periodista indicó en su cuenta de Twitter se trató el tema en 3P, programa conducido por Rolando Graña en América 24.

Sin embargo podemos analizar los argumentos de la periodista y su forma de pensar a través de sus dichos en Twitter y en otros medios.

Por ejemplo, la periodista Gisela Marziotta le dijo a Télam que no se le asignó vacantes a su hijo para ingresar al Lengüitas pese a haber hecho tres trámites: on line, presencial y por sorteo.

Aquí vemos algunos dichos de la periodista, en contacto vía Twitter con María O' Donnell quien se interesó en el tema.


Como vemos el argumento de Marziotta (formulado también en su aparición en América Noticias) es que no puede ser que no haya vacantes porque nunca pasó en la historia del colegio.

Si este argumento es válido, entonces serían válidos otros argumentos similares:
Como nunca estalló Betelgeuse como supernova, entonces nunca estallará.
Como siempre salió el Sol, entonces siempre saldrá.

Es la historia de Pedrito y el lobo:
Pedrito dijo que venía el lobo muchas veces, y el lobo no vino. Es lógico entonces que tengamos dudas de Pedrito, que le perdamos confianza.
Ahora viene nuevamente Pedrito y dice que viene el lobo. Es muy probable que no le creamos. Pero guarda: eso NO significa que no viene el lobo.
Que antes se haya equivocado o mentido, no significa que siempre vaya a equivocarse o mentir.

NO es esta una forma válida de determinar la verdad. Aunque sí sea una forma válida para desconfiar.

Al mismo tiempo, Marziotta -la "desconfiada"- asume una posición completamente distinta en su programa Periodistas, que se emite los domingos por A24.

Ya escribí al respecto y puede verse algún programa en YouTube para su análisis.

¿Desconfianza? Cuando conviene...
En ese ciclo, Marziotta confía totalmente en lo que le dicen los supuestos "expertos". Los avala. Cree estar contando la verdad. Pero lo cierto es que le importa bastante poco la verdad. No los cuestiona en ningún momento. No tiene idea de cómo esos "expertos" llegan a sus conclusiones. Quiere creer y confía ciegamente. ¿Eso es periodismo?
¿Eso es coherente con la desconfianza que ahora sí tiene con respecto al sorteo de SU HIJO para el colegio?
No, es contradictorio. En este segundo caso, Marziotta exige evidencias, cuestiona, duda. En el otro caso, nada. Nada, pero es ella quien le da entidad a esos "expertos" y su estafador discurso.
De estafadora, pasó a estafada, Marziotta. Es lo que suele pasar con la ingenuidad dogmática.
Ahora se vuelve positivista Marziotta, pero en su programa todo es válido y relativo. No hay verdades absolutas (en lo que coincido), sino que todo es posible (idea que no comparto).
¿En el caso del colegio también?

Los argumentos de Marziotta, por otro lado, aparecen de la mano de su conveniencia particular, en el caso del colegio. Juan Manuel Ulloa le pregunta por Twitter a la periodista:


Quizás el día en que Marziotta se sienta estafada por un astrólogo cambie su forma de pensar. Pero el problema no es la astrología u otras mancias, es la manera de pensar en general.

Cómo determinar la verdad
Alcanzar la "verdad" es una tarea imposible, si lo que esperamos son verdades absolutas. Pero eso no debería paralizarnos ni enceguecernos.
Existe un "mundo objetivo exterior", que no es sólo ideas (aunque forme ideas en nosotros), que no está sólo en nuestro cerebro y que puede ser determinado de manera similar por todos.
La Luna tiene forma de esfera, no de pirámide.

Con lo social nos encontramos con una mayor subjetividad, pero eso no es óbice para interpretar el mundo a partir de principios y postulados y, sobre todo, argumentos coherentes.

La astrología, por ejemplo, se basa en la mitología antigua, primero Babilónica y luego Grecoromana. La relación que establecen los astrólogos modernos entre Marte y el carácter aguerrido surge de allí, es arbitraria. Y es por eso mismo un pre-concepto que genera estereotipos.
Cuando se dice que la mujer es inferior al hombre ocurre lo mismo.

Pero que esto es así a Marziotta no le importa, no indaga, no quiere saber. Ya decidió que hay "otro mundo", sobrenatural, y compró esa idea porque la hace sentir bien, le dará sentido a su vida, aunque sean ideas no probadas ni con la intención ni la posibilidad de probarse.
¿Acaso considere la periodista que su hijo no salió favorecido por que ese era su "destino? ¿Quizás sea su "karma"? A no, señor. Eso no es lógico. Nada de karma ni de destino, queremos verdad ahora, no?. Pero en sus programas dice otra cosa Gigi.

Quizás se considere que tales afirmaciones sobrenaturales no tienen "consecuencias" o que si las tienen no son graves.
Pero pensar así, sería como decir que no es grave lo del hijo de la periodista, que ya encontrará otro colegio.

Si la inscripción online está "arreglada", está mal y es intolerable. Que el colegio y el GCBA den las respuestas apropiadas es una demanda legítima.
La educación es un derecho de todos y no puede haber privilegios arbitrarios, las reglas deben ser claras, transparentes, así como su ejecución.
Hace bien la periodista en desconfiar. Lo criticable es que sólo lo hace cuando es ella quien es damnificada y sin la menor autocrítica respecto a darle entidad a otros estafadores.


Sobre las imágenes


  • Captura de pantalla de A24.

Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]