¡Bienvenid@s!

17/1/14 - DJ:

Lo sobrenatural en las series juveniles

T.E.L: 7 min. 38 seg.

Analizo aquí someramente el discurso de las series Aliados y Señales del fin del mundo en relación a la circulación de discursos sobrenaturales que, a mi modo de ver, surgen de un diagnóstico equivocado de la realidad.


Aliados y Señales del fin del mundo son dos series emitidas por la televisión argentina durante 2013. La primera llegó a su fin y la segunda acaba de comenzar. Analizar discursos requiere la visualización minuciosa, sistemática y metodológica de los mismos a partir de un marco teórico.
Lo que sigue no es eso exactamente, sino un análisis preliminar (superficial sin dudas) que se focaliza en los elementos sobrenaturales y no en otros aspectos de estas series.

Según el sitio de la TV Pública, Señales es (las negritas son mías)
Una tira musical que cuenta los amores, sueños, ambiciones y rivalidades de Catalina y un grupo de jóvenes que asisten a una escuela de artes en Laguna Deseada. La vida del pueblo es transformada por la súbita llegada de dos chicos idénticos, Adrián y Leo, seres clonados venidos de otra dimensión altamente tecnificada pero vacía de emociones humanas. Con el apoyo de su familia y sus amigos, Catalina ayuda a los gemelos a ocultar sus identidades secretas y los guía en su despertar emocional cuando descubren el amor, hacen amigos y son atrapados en la pasión por la música y el baile. Pero pronto se dará cuenta de su misión esencial: impedir que los gemelos sean detectados por una poderosa organización que quiere apoderarse de su secreto para invadir el planeta.

Laguna Deseada es a la tira lo que La Lucila fue a Clave de Sol, de Maestro y Vainman, emitida por Canal 13 entre 1987 y 1991. Y esta localización junto con las características de los personajes, ubica socialmente al discurso en lo que podríamos llamar "clase media".

Pero a diferencia de esa tira (y otras de aquellos autores como Montaña Rusa), Señales es además una tira musical, lo que posibilita relacionarla con producciones estadounidenses (siempre afectos al musical) y que han tenido correlatos locales como Aliados.


Según el sitio de Canal Fox, Aliados es:
Una serie llena de aventura, amor incondicional, pruebas, transformaciones, egos, deseos, muerte y renacimiento. Es un reencuentro entre el Universo y la Tierra. Siete Seres de Luz, enviados por “La gran creadora”, se unirán a siete Seres Humanos, totalmente opuestos a ellos. Los humanos y los aliados tiene una misión: “Despertarse para despertar al mundo sin perderse en el camino”.

En el sitio de Telefé es posible conocer el perfil de los personajes, por ejemplo el de Luz es (las negritas son mías):
Luz es una más de las miles de millones de formas de vida no física que habitan el mundo causal.
El mundo causal existe como existen nuestros pensamientos. Es un espacio tiempo de ideas puras donde la atmósfera es tan sutil para la percepción humana como el árbol para los peces.
Luz vivirá, el tiempo que pase en la tierra, dentro del alma de Azul, su misión.
Su chakra mas desarrollado es el de la garganta. Su nota música predominante es Sol.
Es dulce, compasiva, generosa, fiel, sincera, consejera, servicial, extremadamente femenina, educada, agradecida, sensible. Es todo lo opuesto a Azul.


Y vemos qué dice de Ambar:
Sirio es un planeta de dimensiones extraordinarias, habitado por seres de muy baja estatura, que viven en espacios grandes, donde predomina la naturaleza. Las ciudades no existen, ningún ser superior construiría lugares para amontonarse teniendo tanta vida verde a su alcance.
Ámbar es una adolescente diferente, inquieta, repleta de preguntas. Ama la ciencia, las maquinas, la tecnología y todo lo que su familia nunca hizo ni quiso hacer. Sus padres se dedican a la tierra, a los arboles, a los pájaros, a la conexión con la naturaleza y con sus soles.
Entre estos seres pequeños y sabios Ámbar es la que más se parece a sus rudimentarios primos humanos. Es la única joven de todo su mundo que quiere ser un poquito más alta, al menos unos cincuenta centímetros por sobre el metro promedio que tienen todos. No es por querer sentirse superior, es sólo porque le gustaría saber qué se siente. Ámbar quiere sentir cosas nuevas siempre.



En Señales las dos protagonistas principales son Catalina (Micaela Riera) y Eme (Macarena Paz). Son secundadas por personajes como Sofía (Sofía Pachano) que es:
Amiga de Cata. Impredecible, soñadora, optimista. Amante de la astrología y el esoterismo, ve “señales” en todo. Se enamora de Leo. Su ex novio, Santiago, tratará de separarlos.

Leo (José Areco) es uno de los clones: Tímido, conciliador, y precavido, confía ciegamente en Cata y generalmente la obedece. Se enamora de Sofía.

En ambos casos podemos encontrar huellas en su discurso vinculadas a lo que se ha llamado "Nueva Era", caracterizada por una revitalización del pensamiento mágico y las mancias, el principio de interconectividad, y un relativismo ilógico por el cual como no hay verdades absolutas, entonces todo camino conduce a la verdad de igual modo. Es una postura anti-científica. Por supuesto, NO es una postura anti-capitalista.

La cuestión de la verosimilitud
Me he preguntado por qué me resultan nocivos estos discursos, cuando otros mensajes que tienen características similares no me parecen igual de dañinos. Por ejemplo Harry Potter o El Señor de los Anillos poseen elementos "mágicos" sin dudas, pero me parece sus "efectos" discursivos son diferentes. ¿Por qué?
No lo tengo del todo claro, pero me parece que en esas novelas y películas, las historias se sitúan en un espacio-tiempo muy lejano, menos "realista", más distantes respecto de lo verosímil. Por otro lado, lo "sobrenatural" aparece allí como más "tangible": hay monstruos y varitas mágicas, árboles que hablan y caminan.
En cambio en Aliados lo sobrenatural es sutil, se apela a conceptos como el de niños índigo (ver el personaje de Devi), a las "sensaciones".
En Señales lo sobrenatural está camuflado también en la vida humana: los clones parecen seres humanos, son difíciles de distinguir. Lo "malvado" está asociado a lo humano, como una organización que intenta apoderarse de estos clones y su poder. Son "científicos": estudian el lago en busca de "radiaciones gamma". En el Lago, se dice, cayó un meteorito (tal y como efectivamente ocurre en la vida real y que despierta siempre "misterios"). Pero tal meteorito no es un "fenómeno celeste", es otra cosa, lo que esa organización estaba esperando...

Hay algo de "Expedientes Secretos X" en estas series, con la diferencia de que en aquella serie además de Fox Mulder (el creyente) estaba Dana Scully que contraponía las argumentaciones del personaje encarnado por David Duchovny a través de la razón y el método científico.
Los agentes no sólo debían descubrir "misterios" vinculados a lo sobrenatural (gente con "poderes"), sino que también debían lidiar con un conjunto de hombres poderosos ("El Sindicato") que querían apoderarse de esos conocimientos "alienígenas".


En las series juveniles argentinas Aliados y Señales aparece la maldad humana como un poder oscuro relacionado directa o indirectamente a la ciencia y la tecnología. En cambio, las expresiones artísticas "iluminan" a los personajes.
Y en ambos casos se apela a la idea de que existe un mundo sobrenatural, pero ya no son "monstruos" claramente diferenciados y que nunca hemos visto (vampiros, orcos, etc), sino que esos elementos mágicos forman parte de la vida diaria, son "otros sentidos" que además son "signo" de un "cambio de época". Hay algo de milenarismo, ideas apocalípticas y Nueva Era entremezclado y confrontado al conocimiento científico ortodoxo. Se apela a un "despertar" pero no de la vida material, sino a una dimensión inmaterial.
Tanto en Aliados como en Señales se apela al valor de los sentimientos y emociones, lo que está muy bien. También se apela a las capacidades y talentos artísticos de los personajes como una forma de "liberarse" y expresarse. No me parece cuestionable.

Un diagnóstico del mundo
Creo leer en estos discursos una dicotomía entre lo científico y lo emocional, que es también la contraposición entre lo racional y lo irracional, lo ingenuo y lo escéptico, lo optimista y lo pesimista.
Para algunos teóricos estos son elementos típicos del postmodernismo, que sería no un cambio en el sistema de producción (que sigue siendo el mismo), sino una percepción distinta del mundo, como continuación de las vanguardias (Dadaísmo, Surrealismo) y del arte pop.
Curiosamente en la página de Facebook de la serie se incluye esta imagen:

Me parece que el mensaje detrás de estas series es el opuesto al que podríamos interpretar de esa frase de manera literal.
La frase corresponde a The Philosophy of Andy Warhol (1975), capítulo 7 (ver Wikiquote inglés). Algunos fragmentos de entrevistas fueron recopilados en otro libro, del que Página/12 daba cuenta en Radar.
Warhol fue un ícono de la cultura "moderna", sin ideología, sin compromiso social, pero con el firme deseo de "ser alguien" a partir de la mirada ajena, de ser reconocido. Quería ser famoso y rico. Quería ser "la estrella de ese lugar" (Nueva York).

En el capítulo 4 de Señales...(16-12-13, 38:00) Eme ensaya una coreografía con una música que dice (ver en YouTube):
"Háganse a un lado
Déjenme pasar
Yo soy la reina de este lugar
(coro) Ella es la reina de este lugar

No sé lo que es perder
Sólo sé ganar
Te digo qué está bien
Te digo qué está mal

(coro)

Los chicos, me miran
las chicas, también
todo lo que hago
es noticia en CNN (ci-en-en)

Soy tan hermosa
no me paro de besar
sé que todo el mundo
conmigo quiere estar

Me siguen en Facebook
Me siguen en el Twitter
Me siguen donde voy
porque yo soy la líder

Oh, oh, yo soy la mejor...
the queen of the world...

Señales hace ruido. A una parte del público joven parece gustarle (al margen del bajo rating) de igual manera que Aliados o Glee. Cantamos, bailamos y somos todos felices. Es una fórmula, un producto del marketing, un discurso en serie.

De hecho, en 2010 se anunció la realización de la serie “Señales, una aventura de otro mundo”, a cargo de Andrea Stivel y AMJA. Se anunció que en el elenco estaría Mónica Ayos y, entre otros, los hermanos gemelos de la serie actual. Se puede ver en YouTube el piloto de aquella serie cuyo argumento es a todas luces idéntico a la serie que ahora produce Yair Dori. Y por aquel tiempo se indicaba que tal serie iba a ser una suerte de "Glee" para Latinoamérica.

En estas series hay un mensaje que es sobrenatural que se infiltra como verosímil entre canciones y pasos de baile. Se naturalizan ideas falsas y que van en contra de la posibilidad del cambio. Porque si el mundo es como es porque hay "fuerzas sobrenaturales", entonces no depende de nosotros. Es el producto, la mercancía, el objeto de deseo y reflejo ideal para los tiempos que corren. Todo mezclado, ambiguo, ahistórico, desideologizado, relativista extremo, deconstruido, postestructural, salpimentado con tradición y carisma. Óptimo para la juventud de clase media. Marida perfectamente con los dispositivos móviles obsoletos luego de cinco usos y la ropa que porque tiene cinco tachas es "Neo-Punk" que significa "nada".

Los jóvenes no son tontos, pero sí susceptibles, receptores, más fáciles de "comprar". Al menos en el programa "Una tarde cualquiera" (que parece dirigido a una audiencia de mayor edad) hay debate que será muchas veces flojo o superficial, pero al menos hay preguntas. En Señales hay musiquita. Dale que va.


Fuentes y links relacionados


Sobre las imágenes

  • Imágenes tomadas de los sitios de Señales y Aliados.
Etiquetas: -

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]