Cosmonautas de la autopista, a la manera de los viajeros interplanetarios que observan de lejos el rápido envejecimiento de aquellos que siguen sometidos a las leyes del tiempo terrestre, ¿qué vamos a descubrir al entrar en un ritmo de camellos después de tantos viajes en avión, metro, tren? Julio Cortázar.
Desde Buenos Aires, Argentina

4/1/18 - DJ:

Poner telescopios en la Luna

T.E.L: 3 min.

No es una idea nueva, pero vuelve a cobrar fuerza: radioastronomía lunar.




En un artículo publicado en Nature, el astrónomo Joseph Silk considera que los planes para volver a la Luna se están poniendo serios, no sólo por el reciente anuncio de Donald Trump, sino también por las aspiraciones de Europa y China. Pero, de manera similar a lo dicho en este blog recientemente, esos planes son más económicos (negocios privados) que científicos.

Entonces hace una propuesta: Un radiotelescopio lunar en el lado oculto de la Luna. Los radiotelescopios de superficie encuentran mucha interferencia de la polución electromagnética de la actividad humana y la ionosfera terrestre bloquea las ondas más largas. Las bajas frecuencias de radio serían un bueno modo de estudiar las huellas del Big Bang.

El estudio del fondo de radiación de microondas ha sido muy útil para entender el universo primigenio para lo cual, según Silk, es necesario observar los bloques constitutivos de las galaxias: las nubes de hidrógeno.

En 1944 el astrónomo Hendrik van de Hulst teorizó una forma de detectar hidrógeno atómico interestelar basado en el cambio en los átomos en la frecuencia de 1420.4 MHz, una longitud de onda de 21.1 centímetros. Este método es hoy muy usado. El mismo principio podría usarse para mapear las nubes de hidrógeno lejanas porque la inflación cósmica habría dejado su marca con pequeñas perturbaciones en la distribución de nubes.

Estas señales distantes son estiradas por la expansión del Universo a frecuencias menores a 30 MHz con las dificultades para detectar estas señales desde superficie.

Verificar o falsar las teorías de inflación sería muy importante porque forman parte del modelo cosmológico estándar.

Silk agrega que se podrían construir telescopios de infrarrojo en cráteres fríos cerca del polo sur lunar. Sin atmósfera que absorba radiación y bloquee señales, los telescopios lunares lograrían muy nítidas imágenes de exoplanetas y las galaxias más antiguas. El astrónomo se atreve a decir, además, que el costo de estos telescopios no sería mayor a 5% de otras operaciones lunares planificadas.

Creo que es una propuesta que habría que estudiar seriamente. Los planes para realizar minería en nuestro único satélite natural beneficiarán a los mismos de siempre, los que ya hacen minería en la Tierra y el turismo lunar será para ricos. La posibilidad de instalar bases en la Luna es, por ahora, más de ficción que de ciencia, no sólo porque habría que desarrollar nuevas tecnologías y sortear dificultades, sino principalmente, porque no hay un objetivo científico claro en tal emprendimiento.

Así como en la Estación Espacial Internacional hay astronautas que van a realizar experimentos y luego vuelven, podría también haber expediciones regulares a la Luna para operar, mantener y reparar los telescopios, más allá de que pudieran ser también operados en forma remota. Habría varias cosas que pensar, como maneras de proteger los equipos de la radiación cósmica y solar, la ubicación más adecuada y otros aspectos técnicos como el almacenamiento de energía.

Jillian Scudder, astrónoma de la Universidad de Victoria, publicó en Forbes un análisis sobre el tema, añadiendo que ya hay un telescopio UV en la Luna dejado por los Chinos en 2013 con la sonda Chang'e 3, pero dejado en el lado cercano de la Luna para facilitar la comunicación.
La Luna es un lugar ideal para poner telescopios, pero no de cualquier tipo, teniendo en cuenta las temperaturas. Los telescopios ópticos tendrían mucha luz solar durante dos semanas, con mucha temperatura.
Por tanto, al igual que Silk, concluye que la mejor clase de telescopios para la Luna son los de radio, considerando además la cuestión de la comunicación. Esto último es muy importante: una posibilidad es colocar un satélite alrededor de la Luna que funcione como enlace entre los telescopios lunares y la Tierra.

Es necesario que la comunidad científica, en particular la astronómica, elabore planes porque, tarde o temprano, las potencias se asentarán en la Luna y es preferible que lo hagan con planes científicos que mejoren el entendimiento del conjunto de la humanidad y no sólo se extraigan beneficios para unos pocos.


Fuentes y enlaces relacionados
18-Months Operation of Lunar-based Ultraviolet Telescope: A Highly Stable Photometric Performance
Wang et al (2015)
arXiv:1510.01435 [astro-ph.IM]
https://arxiv.org/abs/1510.01435

NATURE: Put telescopes on the far side of the Moon, por Joseph Silk
https://www.nature.com/articles/d41586-017-08941-8

FORBES: Could We Put A Telescope On The Far Side Of The Moon?, por Jillian Scudder
https://www.forbes.com/sites/jillianscudder/2017/08/24/astroquizzical-moon-telescope/#2bcba0f92437

Sobre las imágenes
Crédito: NASA Ernie Wright (USRA)
https://svs.gsfc.nasa.gov/11747
Openclipart: https://openclipart.org/detail/275005/radiotelescope

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]