Cosmonautas de la autopista, a la manera de los viajeros interplanetarios que observan de lejos el rápido envejecimiento de aquellos que siguen sometidos a las leyes del tiempo terrestre, ¿qué vamos a descubrir al entrar en un ritmo de camellos después de tantos viajes en avión, metro, tren? Julio Cortázar.
Desde Buenos Aires, Argentina

13/2/18 - DJ:

La misteriosa constelación Y

T.E.L: 5 min.

Sobre la consulta de un lector de una supuesta constelación con la forma de una Y con cabo partido...




Me escribe un lector, de nombre Fernando, quien me consulta porque dice haber observado, hoy a la madrugada, cerca de la 1:00, una constelación con la forma de, cito: "Una Y griega con el cabo partido" (sic), hacia el punto cardinal Sur. Y me aclara que usó en su casa el programa Stellarium y no encontró ningún conjunto de estrellas que se parezca a eso.

Lo primero que debe decirse es que siempre, cuando se hacen consultas sobre una observación del cielo, es necesario indicar:
Lugar de observación: país, ciudad
Fecha completa: día y hora, sin ambigüedad (o se usa la hora en formato 24:00 o se indica AM/PM, pero decir "a la una" no es suficientemente significativo).
Punto cardinal aproximado de la observación
Altura aproximada en el cielo del fenómeno.

Pueden parecer muchos requisitos, pero en realidad son datos sencillos. Respecto del punto cardinal, si no se lo sabe y no se cuenta con una brújula, hay opciones: por un lado los teléfonos celulares pueden contar con una brújula en cuyo caso se la puede consultar. Por otro lado, si se sabe, aproximadamente hacia dónde se puso el Sol o hacia dónde sale, entonces se sabrá Oeste y Este, respectivamente y por tanto también los restantes puntos cardinales. Si la observación se hace cerca de nuestra casa, es común que sepamos si el Sol nos da en la ventana a la mañana (eso sería apuntando al Este) o a la tarde (apuntando al Oeste), por ejemplo.

Respecto de la altura aproximada del cielo: el concepto de cielo proviene de otro más antiguo que es el de "esfera celeste". Podemos imaginar que eso que llamamos cielo astronómico es una esfera que rodea a la Tierra. Hay una parte de ese cielo que no podemos ver porque está debajo del horizonte, por tanto, si la esfera tiene 360º, lo que podemos observar es la mitad, 180º. Si uso mis brazos de forma tal que el derecho lo subo apuntando hacia arriba y el izquierdo lo pongo en forma perpendicular, apuntando hacia mi izquierda, se forma un ángulo de 90º. Si lo que estoy observando está cerca, aproximadamente, en forma relativa, hacia donde apunta el índice de la mano derecha, está a 90º de altura en el cielo. Si está más abajo, puedo estimar cuánto. Si es a mitad de camino entre ambas manos, serán 45º. Si se tuviera precisión, mejor, pero si no alcanza con un aproximado, que también puede ser "alta, media o baja" altura en el cielo. Para la separación entre objetos también es útil la cuantificación y se suele usar esta: un puño=10º.

Entonces, antes que nada, a pesar de que ya creía saber la respuesta, tuve la precaución de responder el mail repreguntando estos datos. También pregunté otra cosa que resultará vital, como se verá enseguida. Fernando me decía en su mail original que había usado el programa Stellarium. Mi pregunta fue si en la configuración del programa, cuando lo abre en forma predeterminada, puede ver muchos nombres de estrellas o pocos.

La respuesta de Fernando fue esta:
Lugar: Oeste del Gran Buenos Aires, Argentina.
Fecha completa: martes 13 de febrero, 01:00 (una de la mañana, una hora después de las 24hs)
Punto cardinal: cerca del Sur
Altura: la Y partida a media altura. Júpiter, abajo.
Stellarium: varios nombres.

Con esta información pude responder lo que ya imaginaba: Lo que observó Fernando fue la Cruz del Sur y "el puntero" del Centauro. Y lo puedo demostrar fácilmente, con imágenes:

Si abro el programa Stellarium, en mi caso, versión 0.14.3 en Linux Ubuntu, en forma predeterminada, para fecha y lugar aproximados según Fernando, vería esto:

Imagen 1: Vista del cielo de Capital Federal para el 13-02-2018 01:00 hacia el Sur, con configuración propia en Stellarium.

Pero Fernando me decía que veía muchos nombres. Así que cambié la configuración para que se vean muchos nombres y se vería esto otro:

Imagen 2: Imagen similar a la anterior, con más nombres de estrellas.

La comparación entre estas dos imágenes permite decir que con muchos nombres es difícil observar estrellas. Por eso, aunque los nombres pueden ser útiles, se los puede aumentar o disminuir desde la configuración en forma sencilla. Así que realicé una serie de cambios en la configuración para que se vea con mayor facilidad lo que en realidad observó Fernando. Esto es importante porque el programa será un buen simulador o no de acuerdo a cómo lo usemos.

Si elimino las etiquetas, excepto las de planetas, vería esto:

Imagen 3: Vista sin nombres, excepto planetas.

Si ahora además, aumento la contaminación lumínica (para lo cual es necesario destildar la opción automática y cambiar el valor manualmente) y elimino las líneas de constelaciones:

Imagen 4: Vista de módulo de configuración Stellarium, enfocado en la parte para modificar contaminación lumínica.

Imagen 5: Vista con líneas de constelaciones eliminadas y mayor contaminación lumínica.

Lo que vemos es la Cruz del Sur, arriba (aunque sólo se vean 3 estrellas) y "los punteros" Alfa y Beta Centauri, abajo, que sería el "cabo roto". Crux, no tiene sólo 4 estrellas. Sí es cierto que para imaginar la cruz alcanza con las 4 estrellas principales, pero la constelación no es sólo las estrellas que se verían, en la imaginación, unidas por una línea invisible (en este caso, dos líneas), sino que tienen límites dentro de los cuales hay otras estrellas.

Vista ampliada de Crux con límites, marcada Decrux.

De las 4 estrellas que son necesarias para componer en el imaginario la cruz, una es la menos brillante: delta crucis (Decrux).
De la imagen 3, abajo de la Cruz, vemos otras dos estrellas muy brillantes, que son Alfa y Beta Centauri (genitivo de Centauro). La constelación del Centauro casi que rodea a Crux. A las dos estrellas más brillantes de tal constelación se las llama "punteros" porque si imaginamos que extendemos la línea entre ambas estrellas, llegaríamos al eje menor de la Cruz del Sur. Es como si "apuntaran" a tal constelación.

En un cielo poco oscuro, como el de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, con mucha contaminación lumínica, es difícil percibir la estrella Decrux, por lo que mucha gente puede tener problemas en detectar la constelación, a pesar de los punteros.
Si no se tiene esta información, es lógico "ver" o que nuestro cerebro interprete lo que percibimos como una "i griega (ye) con cabo partido", como se "observa" en la imagen 5. En realidad, recordemos, una cosa es lo que percibimos por los ojos y otra lo que nuestro cerebro interpreta. Los ojos no ven "cruces ni yes", ven puntos de luz que nuestro cerebro interpreta de cierto modo.

Pero, con esta información adicional, sabemos que no es una "nueva constelación", sino que es la Cruz del Sur - (Decrux) + los punteros. ¡Más que una constelación es una ecuación estelar!

RESPUESTA DE FERNANDO
Ante mi contestación, Fernando me escribió diciendo, en referencia a sí mismo: "Soy un tonto, cómo no me di cuenta de eso...perdón por molestar. Inventé una constelación inexistente, perdón". No, Fernando, no fue una molestia. De hecho, creí conveniente escribir un post al respecto, así que fue fructífera la pregunta. Pero, además, no es un tonto alguien que no tiene alguna información. La mera posesión de datos no te hace más "inteligente". La información hay que compartirla, porque nadie nace sabiendo. Lo más "obvio", puede no serlo. Y lo demostraré enseguida:

SOBRE CONSTELACIONES INEXISTENTES
Todas las constelaciones son imaginarias. Todas. Las antiguas y las modernas. ¿Hay constelaciones modernas? Si la modernidad histórica empezó en el siglo XV, sí, ya que algunas de las constelaciones como Máquina Neumática (Antlia) fue inventada en el Siglo XVII por Lacaille.
Pero enseguida diré algo increíblemente obvio, pero que muchas veces no lo es, y lo sé por experiencia. Me lo enseñó Diego Hernández del Planetario de la Ciudad: ¡podemos imaginar las constelaciones que queramos todavía!
Diego imaginó un lindo caracol en el cielo. Invito a los lectores a hacer lo mismo. Quédese tranquilo, no viola ninguna ley y es divertido. Sea creativo y, en lo posible, use un cielo oscuro. Desde la Capital Federal vemos 4 estrellas locas...
Si inventar constelaciones (todas las cuales son objetivamente inexistentes) es tonto, entonces no habría ninguna. Las constelaciones, más allá de su origen y usos antiguos, siguen siendo útiles como referencia, como si fueran barrios de una ciudad en un mapa. Pero, como señalé recién, sea en grupo (que es más divertido) o en forma individual, con un buen cielo oscuro, es lindo inventar nuevas constelaciones. Es algo lúdico y la observación, que puede ser hecha con precisión y fines científicos, también es una forma de entretenernos y disfrutar. No perdamos eso. Inventar constelaciones o asterismos, como también se les dice, es similar a inventar palabras en el entorno familiar o entre amigos. Ahora, cuando los lectores de este blog miremos al cielo, veremos tu constelación "i griega o ye partida", Fernando. Y si usamos la imaginación, podríamos decir que es una persona con los brazos en alto, festejando, o bien señalando el cielo. Es la constelación del Observador. La constelación Fernando. Brindo por eso.

Sobre las imágenes
Capturas de pantalla usando Stellarium.
http://stellarium.org/es/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]