¡Bienvenid@s!

3/8/07 - DJ:

La Puna salteña se afirma como candidata al telescopio gigante

La Provincia declaró el proyecto de interés y comprometió todos los apoyos necesarios junto con la UNSa. Recientes estudios confirmaron las óptimas condiciones ambientales que ofrece Tolar Grande.

El ELT podría revolucionar la investigación astronómica tanto como la introducción del primer telescopio por Galileo. Ilustración:ESO.

Las posibilidades de que Tolar Grande se convierta en el lugar de emplazamiento del telescopio óptico más grande del mundo se afirman cada día más, ya que nuevos estudios confirmaron las óptimas condiciones que ofrece esa zona de la Puna para las observaciones estelares y se entabló un buen diálogo entre Provincia y la Universidad Nacional de Salta (UNSa) con la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO).

Tal como lo anticipó este diario en su edición del pasado 26 de marzo, la ESO comenzó a definir en la Puna salteña y en el desierto de Atacama los posibles sitios de emplazamiento de un colosal observatorio que promete revolucionar las investigaciones astronómicas tanto como lo hiciera el primer telescopio creado por Galileo.


Se trata del proyecto ELT (sigla en inglés de Telescopio Extremadamente Grande), en el cual la organización europea tiene previsto invertir 1.000 millones de euros en los próximos diez años. Sólo los estudios de diseño final insumirán tres años y su construcción demandará otros siete años más, de modo que el megatelescopio comenzará a bucear en los confines del universo recién en 2017.

De todas formas, el titánico proyecto ya transita por momentos de cruciales decisiones y la más importante de todas pasa por determinar el lugar de emplazamiento antes de fin de año, ya que los países asociados en la ESO esperan el anuncio oficial del sitio elegido para comienzos de 2008.


En este contexto, trascendió de fuentes cercanas al proyecto que recientes estudios acrecentaron las chances de Tolar Grande frente a otros lugares evaluados en la región chilena de Antofagasta.
El sitio candidato está ubicado en la Cordillera del Macón, a 4.600 metros de altura sobre el nivel del mar, dentro de la jurisdicción municipal de Tolar Grande, en el departamento Los Andes, a 380 kilómetros de la ciudad de Salta.

Allí, a pedido de la ESO, expertos del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) iniciaron en abril de 2004 estudios tendientes a determinar los niveles de humedad, visibilidad, estabilidad sísmica y otras condiciones ambientales requeridas para el emplazamiento del observatorio ELT, que tendrá una resolución sin precedentes y una sensibilidad miles de veces superior a la de los telescopios espaciales.

Interés provincial

Tras las noticias llegadas desde Europa, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto presentado por Leopoldo Salva, legislador del departamento Los Andes, y la probable instalación del ELT en la Puna salteña fue declarada de interés provincial a través del decreto 1517 del 28 de mayo último.


En consonancia con esta declaración, el Gobierno de Salta dirigió una extensa carta a las autoridades de la ESO, en Alemania, en la que puso a disposición del proyecto las tierras fiscales del sitio candidato, detalló las condiciones de infraestructura y explicitó garantías de seguridad jurídica. En esa carta, además, se reafirmaron compromisos de acompañamiento de la Provincia y de la UNSa con todos los apoyos que la ESO considere necesarios para facilitar el desarrollo de este proyecto de interés internacional en caso de que se decida su radicación en territorio salteño.

Tras leer la carta, la directora general de la ESO, Catherine Cesarsky, remitió copias al comité encargado del desarrollo del proyecto ELT y un referente cercano al citado cuerpo científico, en respuesta a un mail enviado desde este diario, remarcó que los compromisos expresados desde Salta "no podían haber llegado en un momento más oportuno" a manos de los responsables de la organización europea.


Seguridad jurídica

Las chances de Tolar Grande como posible sitio de emplazamiento del telescopio ELT aparecen afirmadas no sólo por las óptimas condiciones ambientales que ofrece la zona para las observaciones astronómicas, sino también por un insospechado conflicto de títulos que se presentó hace algunos meses atrás en el Norte chileno.


Uno de los megaproyectos costeados por países europeos en Atacama, se supo, estuvo a un paso de fracasar cuando propietarios de tierras que se suponían legalmente asignadas para uno de los observatorios de la ESO se presentaron ante la organización científica y le exigieron el pago de una verdadera fortuna.


Tras este incidente es lógico suponer que en la elección del sitio de emplazamiento del ELT pesarán tanto como las condiciones naturales las garantías de seguridad jurídica ofrecidas en los sitios candidatos. Y en este último aspecto, tanto la declaración de interés provincial del proyecto como la carta dirigida desde Salta a la ESO no dejaron márgenes para dudas.


Una mirada que llegará hasta lejanos planetas extrasolares

Los conceptos sobre los cuales el telescopio ELT comenzará a tomar formas dentro de un par de años fueron cuidadosamente evaluados por más de un centenar de científicos europeos y presentados, en diciembre de 2006, ante 250 expertos congregados en Marsella.

El telescopio estrella de la ESO tendrá una resolución sin precedentes y una sensibilidad miles de veces superior a la de los telescopios espaciales. Los científicos que trabajan en el proyecto aseguran que el ELT revolucionará la astronomía, ya que posibilitará estudios detallados de los planetas extrasolares, los primeros objetos que se formaron en el universo y los agujeros negros supermasivos.


También permitirá profundizar los conocimientos acerca de la naturaleza y distribución de la materia y la energía oscura que dominan el universo.
El espejo primario del ELT -de 42 metros de diámetro- estará compuesto por 906 segmentos hexagonales, cada uno de 1,45 metros, mientras que el espejo secundario tendrá un diámetro de 6 metros.

Para compensar la distorsión introducida por la turbulencia atmosférica en las imágenes de objetos celestes, el telescopio necesitará incorporar elementos de óptica adaptativa.
El espejo terciario -de 4,2 metros de diámetro- dirigirá la luz hacia el sistema de óptica adaptativa, compuesto por otros dos espejos -uno de 2,5 y otro de 2,7 metros de diámetro- que permitirán las correcciones finales de imagen.

Los expertos esperan que estos cinco espejos proporcionen una calidad de imagen excepcional, sin aberraciones significativas en el campo de visión.
La ESO cuenta en Chile con cuatro grandes complejos astronómicos que la ayudaron a posicionarse en la vanguardia de la astronomía mundial.


Sus observatorios en el vecino país son los de La Silla, Paranal, APEX y Alma. Todos están en la II Región Trasandina, que ofrece en el desierto chileno de Atacama condiciones especiales para las investigaciones astronómicas.

Fuentes y links relacionados


  • Nota en El tribuno de Salta por Antonio Oieni



  • Blogalaxia Tags:

    Technorati Tags:

    1 comentario:

    1. Hola Gerardo.
      Realmente es una excelente noticia la que publicás. Ojalá Argentina salga elegida, aunque sé que no será nada fácil.

      Durante muchos años, mientras Chile fomentaba el establecimiento de centros de investigación (astronómica) en su país, en Argentina teníamos políticos como Domingo Cavallo que mandaban a los científicos a lavar los platos.

      El resultado está a la vista. Cuando Chile comenzó con este tema casi no tenían astrónomos locales, y hoy, sus doctores en astronomía y física se cuentan por decenas, y muchos chilenos trabajan y se capacitan en esos observatorios junto a renombrados científicos de primer nivel mundial. Todo un lujo.
      En comparación, la Argentina siguió exportando científicos (hoy se calculan en 7000 los científicos argentinos trabajando en el exterior).

      En el año 2006 tuve la oportunidad de visitar los principales observatorios astronómicos chilenos y quedé maravillado (http://alfacruz.blogspot.com/2007/03/ruta-las-estrellas-2006.html). Me encantaría que en Argentina podamos tener algo así algún día. Claro que para eso es necesario algo mas que una carta de buena voluntad de la provincia de Salta. Eso sirve, y mucho, pero no alcanza. Necesitamos lograr que la educación sea una prioridad real para nuestros políticos y que se den cuenta de una vez por todas, que en Ciencia se invierte, no se gasta. Como leí que se dijo una vez sobre la India: "la India es un país muy pobre como para darse el lujo de NO INVERTIR en ciencia". Lo mismo opino para la Argentina.

      Y como para que no se crean que todas son pálidas, les recuerdo que en Argentina contamos con el mayor observatorio de rayos cósmicos del mundo, el Observatorio Pierre Auger (http://www.auger.org.ar/), ubicado en Malargüe, provincia de Mendoza.
      Este es un proyecto internacional liderado por el premio Nobel James Cronin donde participan 250 científicos de 17 países.

      Otra buena noticia es que en el 2006, el gobierno nacional presentó el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación "Bicentenario" (2006-2010), que prevé una inversión en el área del uno por ciento del PBI dentro de tres años. Es la primera vez que se presenta una estrategia de este tipo. Ojalá de resultado.

      Saludos

      Rubén Barros
      http://alfacruz.blogspot.com

      ResponderEliminar

    Anillo astronómico

    Anillo Astronómico
    [ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]