¡Bienvenid@s!

7/3/08 - DJ:

Estrella cercana podría tener planetas

Un planeta rocoso como la Tierra podría estar orbitando una de nuestras estrellas más cercanas, Alpha Centauri, y podría ser detectable usando técnicas existentes, de acuerdo a un nuevo estudio liderado por astrónomos de la Universidad de California, Santa Cruz (UCSC).
Ilustración de un planeta en el sistema Alpha Centauri

Las estrellas más cercanas a nuestro Sol están en el sistema de tres estrellas Alpha Centauri.
El sistema está compuesto por Alfa Centauri A, una estrella amarilla del mismo tipo que el Sol, y Alfa Centauri B una estrella naranja de tipo K. La tercera estrella es Próxima Centauri, que gira alrededor de las dos anteriores a mucha más distancia. Como sus nombres lo indican, pertenecen a la constelación del Centauro y el sistema se encuentra a 4.3 años luz de la Tierra.
Javiera Guedes, de la UCSC usó simulaciones computacionales de formación planetaria para mostrar que los planetas terrestres son posibles de haberse formado alrededor de Alpha Centauri B y estar orbitando en la "zona habitable" donde el agua líquida puede existir en la superficie del supuesto planeta. Luego los investigadores mostraron que esos planetas podrían ser observados usando un telescopio dedicado.

"Si existen, los podemos observar", dijo Guedes, una de las autoras de un paper que describe los nuevos descubrimientos y que ha sido aceptado para su publicación en Astrophysical Journal.

El coautor Gregory Laughlin, también de UCSC, dijo que el número de factores convergen para hacer de Alpha Centauri B una excelente candidata para encontrar planetas terrestres. El método de detección Doppler, que ha revelado la mayoría de los 228 exoplanetas conocidos, mide el desplazamiento en la luz de una estrella para detectar los pequeños "bamboleos" inducidos por la influencia gravitatoria de un planeta. Algunos factores favorecen el uso de esta técnica en Alpha Centauri B, como el brillo de la estrella y su posición en el cielo, que permite un largo período de observación cada año desde el Hemisferio Sur, explica Laughlin.

Detectar pequeños planetas rocosos del tamaño de la Tierra es todo un desafío, sin embargo, porque inducen una muy pequeña influencia gravitatoria en sus estrellas huéspedes. De acuerdo a Laughlin, cinco años de observación usando un telescopio dedicado sería necesario para detectar un planeta así alrededor de Alpha Centauri B.

Comparación del tamaño y color de las tres estrellas de Alfa Centauri con nuestro sol

La coautora Debra Fischer de la Universidad del Estado de San Francisco, está liderando un programa observacional para monitorear intensivamente Alpha Centauri usando el telescopio de 1.5 metros en el observatorio de Cerro Tololo, en Chile. Los investigadores esperan detectar planetas reales, similares a los que emergen de las simulaciones computacionales.

"Pienso que los planetas están allí, y que vale la pena tratar de observar", dice Laughlin esperanzado.

Para estudiar la formación planetaria alrededor de Alpha Centauri B, el equipo corrió repetidas simulaciones computacionales, evolucionando el sistema para el equivalente de 200 millones de años cada vez. Dadas las variaciones de las condiciones inciales, cada simulación lleva a la formación de un diferente sistema planetario. En cada caso, sin embargo, un sistema de múltiples planetas evolucionó con al menos un planeta del tamaño aproximado de la Tierra. En muchos casos, los planetas simulados tienen órbitas que yacen en la zona habitable de la estrella.

Links relacionadosFuentes y links relacionados



UCSC:Nearby star should harbor detectable, Earth-like planets


Paper (PDF)
Formation and Detectability of Terrestrial Planets around Alpha Centauri B
Guedes, J. M., Rivera, E. J., Davis, E., Laughlin, G.


Crédito imágenesSobre las imágenes



La imagen superior es una ilustración de Mark Fisher de un planeta en el sistema Alpha Centauri.

Imagen de Wikipedia
Comparación del tamaño y color de las tres estrellas de Alfa Centauri con nuestro sol. Crédito:David Benbennick


tags

2 comentarios:

  1. Existen varias situaciones que sería muy interesante clarificar a la luz de esta investigción de un posible planeta rocoso en Alpha Centaury. La primera es preguntarse si nuestra estrella
    (sol) gira alrededor de otra estrella más grande y masiva, como podría ser Sirius. Es una interrogante fascinante y que tendría multiples consecuencias y respondería a fenómenos solares, aun indescifrables. Otra interrogante que nace a la luz de este artículo, es que la velocidad con que se están descubriendo tantos exoplanetas,da pie,para suponer que todas las estrellas estables, con edades similares a nuestra estrella Sol, deben de tener cierto número de planetas formados, orbitándolas y que de ellos existirá una zona, ya determinada, en donde sea susceptible de la existencia de por lo menos uno o dos planetas rocosos, si no más. Esto daría como consecuencia una infinidad inconmensurable de planetas rocosos, similares a la tierra o marte o venus, susceptibles de albergar vida, lo cual bajo esta premisa, estaría llevándonos a primeras conclusiones de que la vida en el Universo es Infinita.
    JRCUEVAS

    ResponderEliminar
  2. Rodolfo: Sólo por una cuestión de edades, no creo que nuestro Sol orbite alrededor de Sirio. (Tampoco de Alcyone, como cuentan por allí).
    Es cierto que cuando se descubrió el planetoide Sedna, se realizaron cálculos que permitían aventurar la posibilidad de que el Sol tuviera una estrella compañera. Y claro, si se descubriera algo así, sería muy importante.
    Respecto de lo segundo: pues, algo de eso hay ya en la famosa "Ecuación de Drake". El problema es saber cuáles son las condiciones para el florecimiento de la vida. Los "extremófilos", bacterias que viven en condiciones supuestamente imposibles (de muy alta temperatura, por ejemplo), podrían ser un indicio de que no se está buscando bien. Sin embargo, es lógico que, dado que la única vida que conocemos es la de nuestro planeta, se busquen estrellas similares a la nuestra con planetas como el que habitamos, en una zona similar a la que nos separa del sol. Pero, seamos realistas, falta mucho por saber al respecto.
    De hecho, la nota en cuestión nos habla sólo de una posibilidad teórica resultado de simulaciones. Para ser honestos, no se tiene mucha idea de las pertubaciones que podría sufrir un disco planetario alrededor de un sistema binario. A priori, no parece muy viable para la vida. Respecto de la zona habitable, por ejemplo, hay que tener en cuenta también el cuándo. Me refiero al cambio climático. Un planeta pudo haber tenido las condiciones para la vida y ya no tenerlas. Marte y Venus están muy cerca de nuestro planeta pero sus condiciones actuales no parecen favorables para la vida.
    De cualquier manera, incluso tomando en cuenta muchos factores y siendo pesimistas, dada la cantidad de estrellas en el Universo, los planetas habitables deberían seguir siendo muchísimos. Pero claro, el cosmos es enorme, tan vasto que es difícil siquiera de imaginar. Y las distancias, creo, nos juegan en contra.
    ¡Pero qué bueno sería que se descubriera vida en otro mundo!
    ¡Ni qué hablar si lo que se descubriera fuese vida inteligente!
    No puedo dejar de recordar, al respecto, la formidable novela (y película) Contacto, de Carl Sagan.
    Saludos, gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]