¡Bienvenid@s!

18/1/11 - DJ:

Una voz en la maraña

T.E.L: 4 min. 19 seg.


Entrevista con el Dr. en historia Eduardo Saguier sobre una denuncia suya investigada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas sobre presuntos conflictos de intereses en la ciencia argentina.
Eduardo Saguier


El viernes 14 de enero, a las 11:00, en un bar de Capital Federal, me encontré con Eduardo Saguier, Dr. en historia, investigador de CONICET, que desde hace años viene denunciando presunta corrupción en los organismos de ciencia en Argentina.
Más allá de los diversos escritos de su puño y letra que circulan en internet y que podríamos discutir o considerar opinables, creo que es noticible el que se haya realizado una denuncia que fue investigada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA). Ese organismo fiscalizador, luego de cinco años en los cuales recopiló información documental y testimonial, emitió un dictamen a fines del año pasado.

Para entender la situación:
Del Ministerio de Ciencia depende CONICET, organismo que reúne y forma a los investigadores argentinos de diferentes disciplinas científicas. Por otro lado, también depende del Ministerio la Agencia de Promoción, encargada de ejecutar fondos provenientes de financiamiento internacional. La idea es distribuir esos fondos a través de subsidios a los investigadores que cumplan con algunos requisitos formales y pasen una evaluación. Para eso en la Agencia se divide a las disciplinas científicas en grandes áreas, cada una de las cuales tiene un coordinador y tres co-coordinadores. Estos coordinadores serán los encargados de formar un "banco de pares", supuestos expertos en cada área que serán los que evaluarán las solicitudes que los investigadores presenten a los coordinadores.

Lo que denuncia el Dr. Saguier es que en ese proceso hay un "conflicto de intereses", ya que se han otorgado subsidios los propios coordinadores a sí mismos (ya que son investigadores) o a parientes-cónyuges, etc.

Además de ser un conflicto ético profesional, hay una ley de ética que se estaría vulnerando.

La investigación de la FIA concluye que esto efectivamente "podría pasar", en relación a cómo se otorgan los subsidios actualmente y señala que se encontraron casos que así lo demuestran. Un 59% de los casos estudiados (se estudiaron algunos pocos casos) tenían algún "conflicto de interés".

Extracto del dictamen FIA
Extracto del dictamen FIA


Saguier ha mantenido discusiones con el actual ministro de ciencia, Lino Barañao (cuando éste era presidente de la ANCYPT) al respecto. Barañao le ha señalado que no se puede excluir a los coordinadores de recibir subsidios, porque eso no sería justo. En algún momento se había pensado que los coordinadores tuvieran un subsidio previamente acordado, para evitar estas instancias, pero no pareció lo mejor y se llegó a la situación actual. Dicho así parece que la cosa no sólo se confirma, sino que es inevitable.
Por otro lado, Barañao usó el concepto de la famosa "Navaja de Occam" para señalar que algunos de esos investigadores también recibieron subsidios de prestigiosas organizaciones extranjeras. Y que deben ser merecidos, de lo contrario sería pensar en una confabulación mundial.
Además, los pares elegidos por los coordinadores son anónimos. Se supone que esto es así porque se garantiza transparencia, cuando podría ser interpretado exactamente de forma opuesta.

Por otro lado, pensar que este sistema está creado así adrede con el único fin de beneficiar a los "amigos del poder", implica una hipótesis conspiranoica, para llamarla de alguna manera. Idea reforzada por los demás escritos de Dr. Saguier en su sitio y en otras páginas web en las que se habla de una "red mafiosa" de la ciencia argentina.

La entrevista con Saguier pasa por estos temas. Le pregunté por qué cree que es el único que señala estas cosas y si estos episodios son consecuencia de que se le hayan rechazado informes o si esos rechazos son consecuencia de sus denuncias.
Saguier habla de "correligionarios", es decir que señala una afición partidaria (hacia la Unión Cívica Radical), partido de la oposición en los últimos años. Le pregunté si esto tenía que ver con esa postura partidaria.
El Dr. Saguier señala otras cuestiones y, en algunos casos, menciona presuntas irregularidades en personas con nombre y apellido.

Creo que es bueno que el público sepa que no todo es color de rosa en la ciencia argentina, pero de ahí a suponer que todo es negro hay una distancia.
El mensaje de Saguier, en definitiva apunta a esto último: todo es un complot, nadie se salva, todo está mal y la única alternativa es irse del país para poder hacer ciencia.

¿Y entonces, quién tiene razón?
Por un lado, no parece que esté bien que existan conflictos de intereses de este tipo. En algunos casos los investigadores beneficiados con subsidios, al margen de algún parentezco con alguien, pueden haber sido correctamente evaluados. Pero en este marco, es lógico que surga la sospecha si el procedimiento no es transparente. El dictamen de FIA no estipula más que presentar a los legisladores lo actuado para que revisen el proceso ya que parece haber casos concretos en los que no se cumple con la Ley 25.200 de ética pública.
Extracto del dictamen FIA
Dictamen FIA-ExtractoExtracto del Dictamen FIA


Conclusión
Los dichos de Saguier en múltiples páginas web y otras entrevistas que le realizaron puede parecernos poco verosímil, ya que implicaría que el silencio de sus colegas, por complicidad, bien por temor. Y no son pocos: a 2010 el número trepaba a 6000, según CONICET. Pero considero lógico diferenciar los dichos de Saguier (que son amplios) de la investigación de la FIA (que es particular) cuyo dictamen parece reafirmar que algo de lo que denunciado por el historiador puede ocurrir. Saber esto es importante, analizarlo en contexto también. La opinión la formaremos cada uno, evaluando éstos y otros datos.

La contracara es que se hace ciencia y de primer nivel. Y que hay una planificación que resulta vital para mantener políticas a largo plazo. Sobre esos temas voy a avanzar en lo sucesivo. Quizás el próximo mes concrete una nueva entrevista para abordar esos temas, seguramente con una visión un poco más positiva. ¿Cómo se diseña y planifica una política científica, qué variables considerar?

Asimismo pienso que esta voz solitaria de Saguier no debe perderse en la maraña de datos y teorías conspirativas. La transparencia y democracia de las instituciones resulta fundamental. Así como los ciudadanos debemos exigir a los dirigentes que apoyen a la ciencia y a los investigadores, también tenemos que demandar procesos claros, libres de interferencias non sanctas.


La entrevista dura 48 minutos y se puede escuchar aquí o se puede consultar online o descargar desde Archive.org.

http://www.archive.org/details/EntrevistaAEduardoSaguier


Dictamen FIA (PDF)

Enlace al archivo


Fuentes y links relacionados



Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]