¡Bienvenid@s!

4/9/06 - DJ:

Chile se sitúa en el centro de la astronomía mundial

Chile se situó en el centro de las investigaciones de la astronomía mundial gracias a los nítidos cielos de su región norte, donde se encuentra el más avanzado y potente observatorio del planeta en Cerro Paranal, al que pronto se unirá el primer proyecto global de radioastronomía, ALMA, ambos dedicados a explorar el origen del Universo.
Vía Correo del Caroní
Los científicos escogieron el lugar -en el extenso desierto de Atacama-, debido a las privilegiadas condiciones que ofrece para la observación nocturna, con una atmósfera limpia, escasas lluvias y baja humedad la mayor parte del año.

Separados por casi 400 km se ubican el Observatorio de Cerro Paranal, cerca de la ciudad de Antofagasta y en el Llano Chajnantor, cerca de San Pedro de Atacama, el radiotelescopio APEX, punto de partida del mayor proyecto global de astronomía, el Gran Conjunto de Radiotelescopios de Atacama (ALMA, en inglés).

Estos son los centros más avanzados de una red de otros observatorios en el norte de Chile como Tololo, La Silla o Las Campanas.

Las condiciones atmosféricas permiten en Cerro Paranal, ubicado unos 1.100 km de Santiago y a 2.635 metros de altura, realizar observaciones al menos 350 noches al año, en jornadas de entre 10 a 12 horas.

Ese ritmo posibilita a los astrónomos trabajar de manera ininterrumpida en la búsqueda de respuestas a las dudas que han acompañado desde siempre a la humanidad: cuándo y cómo se formó el Universo, o si existe vida extraterrestre.

"Saber cómo y cuándo se formó nuestro Universo o si estamos solos, son las preguntas más importantes que tenemos que investigar", dijo a la AFP el astrónomo francés Christophe Dumas.

Tampoco hay certezas sobre una eventual vida extraterrestre: "no creemos en los ovnis (objetos voladores no identificados), aunque pensamos que hay una gran probabilidad de que haya vida inteligente en otra parte del Universo", explicó Dumas.

"Puede ser que muchos de los fenómenos ovnis sean verdaderos, porque hay muchas cuestiones que aún no conocemos, sobre las cuales no tenemos una respuesta y que tienen que ser investigadas", dijo por su parte la astrónoma chilena Miriam Peña.

Los astrónomos de Paranal cuentan con el instrumento óptico de mayor resolución hasta ahora desarrollado, el Very Large Telescope (VLT).

El VLT está compuesto por cuatro grandes telescopios de 30 metros de altura, dotados cada uno con un espejo principal de 8,2 metros de diámetro, 18 cm de grosor y 23 toneladas de peso, que operando en conjunto les permiten observar a un hombre caminando en la Luna.

El complejo astronómico de Paranal, operado por el Observatorio Europeo Austral (ESO por su sigla en inglés), tiene una alta demanda de parte de los científicos, por lo que las horas de observación valen oro.

En promedio el Observatorio da cabida al desarrollo de sólo uno de cada cinco proyectos que se presentan, explicó el relacionista público de ESO, William Garnier. "Para el resto lamentablemente no queda tiempo", precisó.

Ambicioso proyecto

Hacia 2011 estará operando en el altiplano chileno el Gran Conjunto de Radiotelescopios de Atacama (ALMA, en inglés), el primer proyecto astronómico global destinado a estudiar el origen del universo.

El observatorio se halla en plena fase de construcción y cuando alcance la totalidad de su capacidad operativa tendrá una resolución 10 veces superior al telescopio espacial Hubble.

El proyecto contempla la instalación de al menos 64 antenas de 12 metros de diámetros en el Llano de Chajnantor, en medio del Desierto de Atacama, a unos 1.700 km al norte de Santiago y a más de 5.100 metros de altura.

El lugar -de una extrema sequedad con un promedio de lluvias de 10 milímetros al año-, ofrece las mejores condiciones conocidas para la radioastronomía, que explora el Universo a través de las ondas radiales de galaxias, estrellas, quasares y otros cuerpos.

Esa capacidad de captar ondas otorga a las antenas ventajas sobre los telescopios, que capturan la luz a través de espejos, y alimenta esperanzas en la comunidad científica internacional que intenta a través de ALMA llegar hasta las zonas más remotas del Universo.

"Será un ojo gigante, único por su potencial para recibir datos sobre el nacimiento del Universo", dijo a la AFP William Garnier, relacionista público del Observatorio Europeo Austral (ESO), que forma parte del proyecto.

ALMA también estudiará la formación de galaxias similares a la Vía Láctea, nuevos planetas formándose alrededor de estrellas jóvenes en nuestra galaxia y el nacimiento de nuevas estrellas en medio de nubes de gas y polvo, entre otros objetos celestes.

El conjunto de radiotelescopios es el primer proyecto astronómico global, donde participan Europa, Estados Unidos y Japón, en cooperación con Chile.

El programa tiene un presupuesto estimado en más de 600 millones de dólares, aportados principalmente por los consorcios Associated Universities Incorporated (AUI) de Estados Unidos y el Observatorio ESO, que conforman 11 países europeos.

Las futuras antenas podrán operar en distintas configuraciones, dependiendo de los requerimientos de los científicos. La configuración menos extendida tendrá 150 metros de diámetro (las antenas muy juntas) para explorar campos muy amplios como galaxias o grandes nubes de polvo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]