¡Bienvenid@s!

18/9/06 - DJ:

Formación de la Vía Láctea cuestionada

La Vía Láctea podría no haber sido formada por la fusión de muchas galaxias menores como se pensaba, sino por otros procesos desconocidos, según se sugiere de nuevos estudios.
Vía Space.com

La Vía Láctea, muchas vista desde la Tierra como un halo de estrellas en el cielo nocturno, es una galaxia espiral con muchos brazos de gas, polvo y estrellas rodeando un núcleo esférico.
Hasta ahora, los mejores modelos teóricos predecían que las galaxias se volvían más y más grandes por la fusión de varias. Si este fuera el caso de nuestra galaxia, las estrellas en el núcleo deberían haber formado parte del disco. Luego de eones, al tiempo que más fusiones ocurrían, algunas de las estrellas habrían sido empujadas hacia el centro para formar el núcleo.
"Hemos probado que este no es el caso" dijo Manuela Zoccali del Departmento de Astronomía y Astrofísica del Pontifical Catholic University of Chile a SPACE.com.
Usando el observatorio europeo VLT (Very Large Telescope) en Paranal, Chile, un equipo internacional de astrónomos liderados por Zoccali, examinó la composición química de 50 estrellas gigantes en la dirección del núcleo. Descubrieron que las estrellas del centro de la Vía Láctea muestran cantidad de elementos distintivos que el disco de estrellas, un signo que las dos galaxias componentes se formaron separadamente.

Los detalles de su descubrimiento se publican en la edición actual de Astronomy and Astrophysics.

Haciendo Estrellas
Justo antes del nacimiento de una estrella, su polvoriento vecindario en el espacio se mezcla con la materia interestelar. Los elementos químicos en la materia varía en tiempo y lugar. Es así que las estrellas nacen de un conjunto de gas y polvo que tendrá una composición química diferente a la que tendrán otras nacidas en otras nubes cósmicas.
Hay dos claves químicas en las estrellas: hierro y oxígeno. El oxígeno es predominantemente producido durante la masiva explosión de las estrellas de corta vida llamadas Supernovas Tipo II, mientras el hierro se origina en la explosión de estrellas de larga vida o Supernovas tipo Ia.
Al explotar, su materia es esparcida en el espacio donde se convierten en semillero de nuevas estrellas.
Básicamente, si una estrella está cargada de oxígeno con mínimo hierro, la misma habrá evolucionado de una explosión rápida.
Los astrónomos encontraron que las estrellas en el núcleo contienen más oxígeno relativo que hierro que sus otras partes fuera del disco, donde residimos.
Comparando la composición química de las estrellas con modelos computarizados, los astrónomos sugieren que el núcleo galáctico se formó en menos de mil millones de años, casi como el resultado de una serie de explosiones estelares cuando el universo era joven.

Artículo de Space.com de Jeanna Bryner, traducido por Gerardo Blanco.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]