¡Bienvenid@s!

28/11/06 - DJ:

Y ahora, a la Luna...de nuevo

Capsulas Orion
Dado el impulso dado por el ejecutivo Estadounidense, los planes para un futuro retorno a nuestro satélite natural, están en marcha.
¿Hace falta volver a la Luna? ¿Sería realmente una ventaja tener infraestructuras allí? ¿Será científicamente beneficioso y tecnológicamente potable? ¿Es prioritario ese objetivo? ¿Con qué naves se viajará esta vez?
Preguntas que ya se debaten, algunas de las cuales comienzan a tener respuestas.

En un artículo de Space.com, divulgan una conferencia llevándose a cabo sobre el aprovechamiento astrofísico del retorno a la luna. Las posibilidades barajadas en el artículo van desde el establecimiento de infraestructura que permita el abaratamiento de costos para futuros emprendimientos espaciales, la colocación de telescopios y otros instrumentos, etc. La idea central de la conferencia es poner a un grupo de astrónomos a discutir sobre si tiene sentido realizar experimentos astrofísicos ahora que la NASA se comprometió a enviar personas a la Luna.

Según publica Univisión, Grupos de astrónomos se reúnen esta semana para elaborar una lista de proyectos astronáuticos que les gustaría ver realizados cuando Estados Unidos reanude la exploración de la luna con un nuevo vehículo tripulado, el Orión, y sus nuevos cohetes Ares.

El encuentro en el Instituto de Ciencias de la Telescopía Espacial en la Universidad de Johns Hopkins, que coordina el uso del telescopio espacial Hubble, ocurre una semana antes de que la NASA presente su estrategia de exploración de la luna durante una conferencia en Houston.

A diferencia de las misiones Apolo a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970, la nueva tecnología permitiría a la Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) llegar a cualquier parte de la luna, como las zonas constantemente bañadas por la luz del sol, lo que permitiría generar energía solar continua, y las que siempre le dan la espalda a la Tierra y a sus señales de radio.

Paul Spudis, del Laboratorio de Física Aplicada en Johns Hopkins, dijo que la luna está llena de ventajas y riesgos.

Su superficie está llena de cráteres con forma de cuenco, los cuales pueden ser adaptados para su uso por astrónomos que aprovecharían su forma parabólica natural para crear enormes antenas o sistemas de recepción, dijo Spudis.

La falta de atmósfera hace a la luna un punto ideal para la observación astronómica porque no hay nubes que estorben la visión. Sin embargo, ello significa que incluso los meteoros más pequeños llegan a su superficie, la cual ha sido reducida a un fino polvo, como el talco, en muchas zonas. Ese polvo podría poner en riesgo la salud de los astronautas, que podrían inhalarlo, dijo Spudis.

Al menos la mitad de ese polvo está formado por impactos de meteoros que han derretido la superficie. La mayor parte contiene hierro, lo cual ha llevado a algunos a recomendar el uso de microondas para derretir la superficie y formar una especie de red de caminos que mantendría el polvo compactado, dijo.

A pesar de todo eso, "considero que la luna es un ambiente benigno, no peligroso", dijo Spudis.

Scott Horowitz, administrador asociado de la NASA, dijo a los astrónomos que la agencia espacial se encuentra todavía en las primeras etapas de diseño para la misión, pero quiere contar con la capacidad de transportar instrumentos científicos, alojamientos y otros tipos de carga a la luna.

Cerca de una cuarta parte del vehículo de lanzamiento, de 125 toneladas métricas, estará diseñado para transportar carga, dijo Horowitz.

"Estamos tratando todavía de determinar cuánto tenemos disponible en el vehículo de aterrizaje para exploración a fin de llevar cargas para su uso científico. Todavía no tenemos una cifra exacta", dijo Horowitz.

La NASA planea usar un nuevo vehículo, el Orión, y sus nuevos cohetes Ares para regresar a la luna. La agencia especial espera lanzar el Orión por primera vez con astronautas para el 2014 y regresar a nuestro satélite antes del 2020.



Sobre la manera de viajar, se publica en Clarín esta nota en la que se destaca que las próximas naves (las cápsulas Orión), de la Lockheed Martin, serán parecidas a las antiguas Apolo.

En Space.com:
Lockheed Martin to Build NASA's Orion Spaceship

Project Orion: NASA's Next Spaceship Takes Shape

en Astoseti:
Proyecto Orión: La próxima nave espacial de la NASA toma forma

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]