¡Bienvenid@s!

25/5/07 - DJ:

Rastreando la familia del Sol

Una nueva investigación sobre la composición química de las estrellas podría identificar a la familia del Sol y comenzar a revelar la compleja historia de nuestra galaxia.
Vía David Powell de Space.com

Gayandhi De Silva y sus colegas en el VLT (Very Large Telescope) del Observatorio Europeo del Sur (ESO) usaron el instrumento UVES (Espectógrafo ultravioleta) para examinar tres cúmulos abiertos en nuestra Vía Láctea.

Los cúmulos abiertos son grupos de estrellas débilmente relacionadas por la gravedad. Estos cúmulos se formaron del colapso de una gigantesca nube de gas molecular y pueden tener edades de hasta 10 mil millones de años.

"Los cúmulos abiertos son objetos invaluables para rastrear la formación y evolución del disco de nuestra galaxia", comentó De Silva.

Nuestro Sol nació en un cúmulo abierto unos 4,6 mil millones de años atrás, según los teóricos. Los meteoritos contienen evidencias de esta cercana compañía al contener rastros del decaimiento radiactivo del isótopo hierro-60 que sólo se produce cuando una gran estrella explota en supernova.

Los datos del VLT obtenidos por De Silva ha confirmado que las estrellas en cada cúmulo tienen su propio y distintivo "sabor".

"El resultado principal es que los miembros estelares de cada cúmulo comparten la misma composición química. Semejante homogeneidad química es esperada si todas las estrellas han sido formadas juntas en la misma nube de gas", explicó el científico.

Esta semejanza química entre las estrellas de los cúmulos indica que la nube original de gas de la que se formaron las estrellas estaba bien mezclada previo a la formación estelar. "Adicionalmente, implica que cualquier efecto en la polución química son insignificantes y que la química natal de las estrellas es preservada".

La preservación de la identidad química podría, en el futuro, permitir la identificación de las errantes hermanas del Sol. Esas estrellas perdieron contacto con el Sol hace miles de millones de años cuando nuestro inestable cúmulo se dispersó, pero las estrellas no pueden ocultar sus raíces.

"La abundancia de elementos de esas estrellas son preservados aunque el cúmulo sea kinéticamente dispersado. Con mediciones altamente precisas podríamos ser capaces de encontrar la firma química de los cúmulos dispersos, que de otra forma no son identificables", comentó De Silva.

Donde sea que estén ahora en la galaxia, esas estrellas tendrán el mismo "sabor" que nuestro Sol. Al igual que los buenos vinos de un viñedo particular, serían inconfundibles para un experto.

"Si uno pudiera encontrar esas estrellas que concuerden la edad y la exacta composición química del Sol, seguramente habrán nacido junto con nuestra estrella".

"Para realizar semejante búsqueda química, necesitamos datos espectroscópicos de muy alta resolución. La próxima misión de la ESA, GAIA, seguramente impulsará el testeo de estas técnicas, así como los altamente eficientes espectógrafos en los telescopios extremadamente grandes también proveerán muchos de los datos requeridos", finalizó De Silva.




Links relacionados
ESO: Fingerprinting the Milky Way
Physorg: Chemical composition of stars in clusters can tell history of our galaxy


Technorati Tags:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]