¡Bienvenid@s!

6/7/07 - DJ:

Los rayos cósmicos en el calentamiento global

El consenso científico es que la producción humana de dióxido de carbono está causando una subida de las temperaturas a través del planeta.
Sin embargo, están aquellos quienes rechazan la evidencia del impacto humano en la temperatura global y, en cambio, mantienen que se trata de procesos naturales, como por ejemplo los rayos cósmicos.


De acuerdo a un paper, publicado en 2000 en Physics Review Letters, el monitor de neutrones de Hunacayo detectó un intenso número de rayos cósmicos de regiones de bajas nubes, menos de 3.2 km de altitud. La cantidad de estos rayos depende de la intensidad del viento solar, ya que la magnetosfera terrestre crece o se achica dependiendo de la intensidad de las partículas que vienen del Sol. Períodos de calentamiento aparecen correlacionados con un decrecimiento de los rayos cósmicos en el siglo XX.

Cuando los rayos cósmicos interactúan con la magnetosfera terrestre, especialmente las nubes de bajo nivel, crean iones de diversa intensidad y carga. Estos iones luego contribuyen a la formación de densas nubes, bloqueando los rayos del Sol y reduciendo los efectos del calentamiento.

Esta conexión entre el ciclo de manchas solares de 11 años y la actividad del viento solar y la deflección de la tierra de los rayos cósmicos fue ofrecida como una posible explicación natural para el calentamiento del globo.

Pero T. Sloan de la Universidad de Lancaster y A.W. Wolfendale de la Universidad Durham buscaron cuidadosamente en la evidencia y la encontraron dudosa. Publicaron sus resultados en un nuevo paper llamado Cosmic Rays and Global Warming. Su investigación será presentada en la 30º Conferencia Internacional de Rayos Cósmicos en Mérida, México entre el 3 y el 11 de julio.

De acuerdo a los científicos, el paper del año 2000 que reflejaba la conexión entre rayos cósmicos y las nubes de bajo nivel, evita completamente a las nubes de otras latitudes. Esto es soprendente porque la ionización de los rayos debería incrementarse con la altitud. Los rayos cósmicos deberían ser interceptados antes por la atmósfera y volverse hacia nubes, no abajo a latitudes más bajas. Si los rayos fueran los culpables, se esperaría exactamente lo opuesto, con nubes de mayor altitud.

La siguiente pieza de escéptica evidencia es la probabilidad de que los rayos cósmicos creen iones que se vuelvan gotas de agua. Los investigadores estimaron la densidad de las gotas de nubes que podrían ser producidas por rayos cósmicos a las latitudes más bajas. Encontraron que la tasa de producción de iones era muy baja para generar el número de gotas de agua requeridas para crear nubes.

Por otro lado, si el calentamiento global fuera producido por los rayos cósmicos, las partículas ionizadas deberían afectar más en los polos que es hacia donde son dirigidas y razón por la cual se forman las auroras. Este no es el caso; de hecho, lo verdadero es lo opuesto.

Para más, es conocido que hay un retraso de 6-14 meses entre el descenso de la actividad de los rayos cósmicos y el incremento en el número de manchas solares. Basados en estos ciclos, los investigadores no encontraron correlación entre el incremento y descenso de las manchas solares y los niveles de la cobertura de nubes. Estiman que menos del 15 % de las variaciones del ciclo solar de 11 años son debidas a los rayos cósmicos y menos del 2% del calentamiento en los últimos 35 años se debe a esta causa.

Si los científicos querían estudiar la interacción entre la radiación y la cobertura de nubes, podrían realizar un gran experimento poco ético: lanzar una tremenda cantidad de radiación a la atmósfera y ver qué ocurre con las nubes del medioambiente.

Desafortunadamente, el experimento ya se ha realizado...accidentalmente: el desastre de Chernobyl.

El 26 de abril de 1986, el reactor liberó una enorme nube de partículas radioactivas a la atmósfera. Si la radiación aumenta la cobertura de nubes, debería haber habido nubes alrededor de la instalación por semanas. No hubo evidencia de una cobertura de nubes inusual alrededor luego del desastre.

Finalmente, cabe decir que el tema ya ha pasado a la esfera política (y económica), por lo cual nunca la evidencia que se logre, será sufiente, ya sea para apoyar una tesis o para sostener otra.
Pero las consecuencias están a la vista. Y da toda la sensación, que "culpar" a los fenómenos de la naturaleza exclusivamente, en este caso fenómenos astronómicos, es más bien una excusa para no realizar las acciones necesarias para detener la polución generada por las industrias y los poderes económicos que esto implica.


Fuentes y links relacionados


  • Wired Science:No Link Between Cosmic Rays and Global Warming por Fraser Cain

  • Bad Astronomy:Cosmic Rays and global warming

  • RealClimate.org:‘Cosmoclimatology’ - tired old arguments in new clothes




  • No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Anillo astronómico

    Anillo Astronómico
    [ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]