¡Bienvenid@s!

17/7/10 - DJ:

El valor del escepticismo

T.E.L: 4 min. 47 seg.


Traduzco una nota aparecida en Skepchic, un blog realizado por un escéptico grupo de mujeres que escriben, en este caso, sobre el valor del pensamiento crítico, a través de un caso particular, vinculado a la salud.
Escepticismo


Amy, de Skepchic, escribe una nota dirigida a otros pensadores críticos para hacerles notar el valor de lo que hacen, en el artículo "What You’re Doing Is Important".

Aquí traduzco la nota:
Como escépticos pasamos mucho de nuestro tiempo diciéndole a las personas que están equivocadas, que sus creencias son falsas. Hacemos eso no porque creamos que somos mejores que los demás, sino porque queremos ayudar a las personas a entender la ciencia y saber cómo funcionan realmente las cosas para que, a su vez, no se aprovechen de esas personas financieramente, las pongan en peligros de salud o algo peor.

Los escépticos no somos "contrarians" (#1), tratamos de hacer el mundo más seguro y fomentar los avances en tecnología y medicina. Nos esforzamos por alcanzar la iluminación intelectual no sólo para nosotros sino para todos.
Somos, por una parte comunicadores de la ciencia y por otra defensores de la protección del consumidor. Pero aun con estas idealísticas buenas intenciones, somo usualmente el raro hombre o mujer fuera de las fiestas, los que nos quedamos en un rincón. Somos vistos como pesimistas y argumentativos, sin fe, cascarrabias que acabarán con la diversión y la esperanza de los demás.
Somos tildados de "sabelotodo" o incorrectamente considerados de mente cerrada. Somos, después de todo, los que nos paramos y hablamos cuando la mayoría quiere creer en homeopatía o ángeles o alguna clase de pensamiento mágico. Somos los que pinchamos las burbujas, disipamos los mitos y a veces acabamos con la diversión de las fantasías irracionales. Explicamos cómo son las cosas realmente. Esta valentía en voz alta en el nombre de la racionalidad suele ponernos en la minoría y eso puede ser un lugar muy solitario y difícil para estar.

Es importante recordar que mientras raramente (si alguna vez) somos agradecidos o nos estrechan la mano por nuestros esfuerzos, lo que hacemos is importante y eso hace una diferencia. Así que la próxima vez que tu amigo o compañero de trabajo te de una mirarda sucia cuando le explicas cómo la homeopatía no funciona o cómo ajuste quiropráctico de cuello te puede dar un infarto, o el hecho de que el verdadero secreto a "El Secreto" (#2) es que puro sinsentido, piensa acerca de la siguiente carta que fue nos fue enviada aquí a Skepchick.

El autor pidió permanecer anónimo, pero mencionó que espera que compartamos la historia con otros escépticos, activistas y educadores. Esta carta no fue sólo enviada a los escritores de Skepchick, fue enviada como un recordatorio para todos nosotros.

Lo que los escépticos hacen es importante
Tengo una historia -una muy personal- acerca de cómo pensar críticamente puede ser una cuestión de vida o muerte.

Mi esposa ha estado embarazada de gemelos. Ayer fue la semana número 29. Ella fue al hospital luego de haber tenido náuseas algunos días. Estaban preocupados por deshidratación, así que la llevaron para un goteo intravenoso. Como la doctora de mi esposa es increíble, le ordenó todo un conjunto de pruebas, sólo para estar segura de que no hubo daño.

Lo que hallaron fue un síndrome HELLP (#3), una forma de preeclampsia severa. Si hubiera sido notado 24 horas después, es muy probable que mi esposa hubiera muerto en casa, llevándose a los gemelos con ella. La prepararon para una cesárea de emergencia. Como resultado de la minuciosidad de la doctora, la rápida y competente acción del equipo médico y la increíble tecnología, resultado de décadas de investigación científica en medicina, tanto la madre como los gemeles están bien.

Lo que me preocupa es esto: la medicina científica y nuestro propio pensamiento crítico fueron claves para salvar a mi familia. Si hubiéramos ido a un naturista en vez de a un hospital, estarían todos muertos. Si hubiéramos buscado los servicios de un "nacimiento natural" con una partera, en vez de un equipo de doctores, *todos estarían muertos*.

Y no hace diez años, antes de haber aprendido a fortalecer nuestras habilidades de pensamiento crítico gracias a la comunidad escéptica, habríamos tomado alguna de esas fatales decisiones.

Les cuento esto porque es importante entender que *lo que ustedes hacen es importante*. La ciencia salva vidas. El pensamiento crítico *salva vidas*. Ayudar a las personas a entender estas cosas...*salva vidas*.

Gracias a ustedes, y a la comunidad escéptica, por salvar a mi familia.


Notas mías
Quisiera hacer algunos comentarios sobre lo anterior, aclarando desde ya que, como no soy traductor público de inglés, es posible que algún término o frase no sea la más adecuada. Si me avisan, lo corrijo, como corresponde. También aclaro que, excepto las tres notas indicadas con el símbolo numeral, el resto intentó reflejar exactamente la nota original (negritas e itálicas).

Es posible que parte de la audiencia de este blog se pregunte por qué escribe sobre esto en un supuesto blog de astronomía.
Hay varias razones, a saber:
a-Sí, escribo primordialmente de astronomía, pero desde hace ya algún tiempo, intento llevar las fronteras del blog un poco más allá. Mis preocupaciones incluyen la estimulación y fomento del pensamiento crítico en todos los órdenes, así como otros temas como los relacionados con el medioambiente.
b-En breve escribiré algo relacionado con el cambio climático y el pensamiento crítico y creo que esta nota será útil en aquel contexto.
c-Me siento muy identificado con la primera parte, en la que se describe a las personas que intentamos tener pensamiento crítico como pesimistas y el aislamiento social que eso puede producir, en ciertos contextos.
d-Recientemente tuve un problema de salud, conocido popularmente como "culebrilla", aunque los médicos lo llaman Herpes Zóster.
Debo reconocer que me resulta un tanto vergonzante contarlo públicamente. Hasta ahora había intentado contárselo sólo a algunas personas, pero reconozco que es tonta esa sensación.
Lo menciono aquí porque muchas de las personas que se enteraron rápidamente de lo que me pasaba, lo primero que me dijeron es que fuera a una curandera.
Está claro que no lo hice y me estoy recuperando. La entrada en Wikipedia describe muy bien lo que me ocurrió y el tratamiento allí indicado fue exactamente el que indicaron los médicos a los que consulté.

Esta nota habla de un caso particular. Debo decir que el parto natural no creo que sea incorrecto realizar (muchas de nuestras madres o abuelas así lo hicieron), pero lógicamente con control médico mediante. De lo contrario quien escribió aquella carta habría podido perder lo más valioso que puede tener un ser humano.

De más está decir, aunque daría para una nota aparte, que ejercer el pensamiento crítico no significa no cometer errores, o "ser más inteligente". No es una cuestión genética: podemos aprender, de eso se trata. No es que al intentar tener un pensamiento crítico vamos a tener siempre la razón por sobre los demás.

Pero es fundamental poder separar la paja del trigo (la creencia, del saber), sobre todo en cuestiones importantes, aquellas en las que nos va la vida.

Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes

  • Imagen de Skepchick.org.


Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]