¡Bienvenid@s!

22/11/10 - DJ:

Observando al observatorio

T.E.L: 4 min. 22 seg.


El Observatorio de La Plata cumple 127 años de vida. El sábado estuve allí para recorrer las centenarias instalaciones.
Observatorio La Plata


Que el sábado 20 de noviembre (Día de la soberanía nacional) haya visitado el Observatorio Astronómico de la Universidad de la Plata (UNLP) fue una casualidad. Estaba prevista la visita como parte del curso Descubrir, Observar y Disfrutar el Cielo que se realizó en el Planetario de Buenos Aires, a cargo de Diego Hernández.

Un poco de historia
Cuatro décadas después de que Rosas resistiera a las fuerzas anglofrancesas en La Vuelta de Obligado, el marino francés François Beuf encargaba instrumentos a la casa Gautier en Francia.
El Dr. Dardo Rocha gestó la creación de la ciudad de La Plata (el 19 de noviembre se celebró el 128º aniversario de la ciudad) y un año después, el 22 de noviembre de 1883, se nombró a Beuf director de la construcción de los edificios.
Hay otras fechas importantes previas: el 7 de mayo de 1881 se dictó el decreto que incluía la creación del observatorio y el 18 de octubre de 1882 se promulgó la ley 1579 que autorizó la inversión necesaria para la construcción.

Hace unos días, en relación a la muerte de Allan Sandage, escribía que se había ido una página de la historia de la astronomía mundial. Pero una historia todavía más rica está todavía en pie en la ciudad de las diagonales.

Gran Ecuatorial Gautier


La visita
Nos encontramos en el Planetario a las 16.30 y una hora después salimos en micro rumbro a la capital de la provincia. La recorrida del Observatorio estaba prevista para las 20.00 y como llegamos a las 18.40 debimos hacer tiempo.
El Museo de Ciencias Naturales estaba cerrado, pero no por eso me iba a quedar con las ganas de retratar a los dientes de sable. Después fui al lago y a la maravillosa plaza con sus recovecos y cascada.

Finalmente, algunos minutos después de las 20.00 llegó Nicolás Salerno, estudiante de astronomía y guía de la visita. Nos condujo a la hermosa biblioteca con la enorme mesa en medio y la araña central, originalmente a gas.

La gran mesa en medio de la biblioteca se usaba para cartografía. Dardo Rocha había solicitado establecer las coordenadas de 50 localidades de la provincia con vistas a una carta geográfica. Esto fue repetido luego por el gobernador D'Amico. En 1886 otro decreto le asignaba al observatorio la tarea de establecer el servicio meteorológico provincial.

Biblioteca


Luego, en el camino hacia el Gautier, señaló al Telescopio Virpi Niemela (que se usa para estudiar Eta Carina) y al buscador de cometas Zeiss.
A continuación entramos al edificio del Gran Ecuatorial, precedido por una sala-museo en el que se exponen instrumentos patrimoniales.
Una visita virtual es posible realizar a estas instalaciones a través del Museo de Astronomía y Geofísica.

El Gran Ecuatorial
Luego de subir por la escalera espiral pudimos observar al gran instrumento.
Su diámetro, una pulgada más de lo que se les indicó al principio, es de 433 milímetros, y su distancia focal 9.6 metros.

¡Qué diferencias hay entre los instrumentos que los amateurs pueden usar comúnmente, con sus monturas GoTo, y esta bella instalación con su mecanismo de relojería!

Todo el sistema está colocado en un tubo de hierro y bronce ensamblado en partes y soportado por un sistema de contrapeso en una montura que pesa en conjunto unos 3.000 kg.

Creo recordar que se dijo en la visita que las piezas se trajeron en barco hasta Buenos Aires y desde allí en carreta a La Plata.

El tubo consiste en una pieza central de fundición de hierro unida a la cabeza del eje de declinación; cuatro secciones de acero laminado, dos de los cuales van abajo y dos arriba del punto medio de la pieza central; la pieza donde va la montadura de la lente y el tubo de resbalamiento.

Montaje Ecuatorial: La base está formada por grandes piezas de fundición fuertemente sujetadas por medio de tornillos. En una de ellas que forma la base, van colocadas dos columnas rectangulares huecas, unidas en su parte superior por una pesada pieza de fundición que une las columnas y que lleva los cojinetes del eje polar.

El punto de apoyo del tubo está en el medio del mismo, sosteniendo todo el peso allí por la base y el contrapeso, por lo que mover el tubo es tan sencillo como un sube y baja.

El instrumento está protegido por una cúpula de hierro de 15 metros de diámetro y una altura de casi 23. Posee un mecanismo de rotación de 360º a motor eléctrico.
Cúpula Cerrada-Abierta


El aparato de reloj está instalado en la parte central del pilar, en una caja de vidrio que lo protege del polvo.

Relojería


Silla escalera: El ocular del instrumento puede quedar a gran altura en relación al piso, incluso cuando el telescopio está dirigido hacia el zenit. Es por eso que existe una silla-escalera, de hierro armado, montada sobre ruedas con reborde que permiten moverla en las vías circulares alrededor del telescopio.

Silla-Escalera


RielesLas vías o rieles sobre los que circula la silla-escalera


Luego de admirar esta belleza mecánica centenaria, Nicolás nos invitó cálidamente a observar Júpiter y sus lunas galileanas, la Luna casi llena (un sector ya que el aumento no permitía la visualización completa) y, finalmente, M42, la nebulosa de Orión. Además tuvo la amabilidad de tomar fotografías de la Luna desde el ocular con las cámaras digitales que varios habíamos llegado.

Luna con el GautierSector de la Luna vista por el ocular del Gautier


La obligada vuelta
Más tarde de lo previsto, pero más felices, nos retiramos cerca del cambio de día con destino al Planetario.

Ya en casa no podía dejar de pensar que la creación del Observatorio y la instalación de sus instrumentos fueron posibles gracias a una visión de país vinculada al desarrollo y la investigación.
Este Gran Ecuatorial, al igual que los instrumentos en Córdoba y San Juan, han visto estrellas, planetas y otros objetos del cosmos. Pero también fueron testigos de los vaivenes de las políticas científicas a lo largo de los años.

El sábado, sin embargo, el observado fue el observatorio. Así como mirar el cosmos es, en cierta forma mirar al pasado (por la constante velocidad de la luz), también lo fue al recorrer estas históricas instalaciones que tanto fruto han dado.

Mirar al pasado con esta admiración es también observar el futuro con expectativas de recuperar esa visión de país, en búsqueda de nuestra soberanía astronómica.

Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes

  • Imagenes captadas por mí durante la visita. Más en Flickr.


Etiquetas:
-

5 comentarios:

  1. Anonymous19:00

    <span>Una de las excursiones que nunca olvidaré de cuando era pequeña, es cuando en el colegio nos llevaron al Planetario, en Madrid (España). Recuerdo como si volara en el firmamento y aún tengo en mi mente imágenes de ese gran día. Y hace de eso ya más de 30 años...</span>

    Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Gerardo Blanco19:20

    <span>Gracias Olga!</span>

    ResponderEliminar
  3. Muad 'Dib Muad' Dib21:33

    ¡Qué linda entrada Gerardo! Y muy buenas las fotos del telescopio refractor, muy lindas también.
    ¿había mucha gente?

    ResponderEliminar
  4. Gerardo Blanco09:07

    <span>Las fotos, maso. Es que no quería usar el flash para no molestar. En el álbum de Flickr hay, sin embargo, alguna foto linda. Una de la plaza, en la cascada salió buena. Esa zona de La Plata es hermosa, parecida a Palermo.</span>
    Del Planetario fuimos 44, pero también había gente que fue por su cuenta, así que diría que alrededor de seis decenas (+/- 2%)!
    Hay que destacar el aguante de Salerno que nos tuvo como 4 horas ahí, siempre con buena onda. Un fenómeno.
    Espero que la próxima vez que vaya pueda conocer a Alejandra Sofía...

    ResponderEliminar
  5. Olga10:48

    <span>Vuelvo de nuevo hoy a leer el articulo. Me encantó y me gustaría tanto visitarlo. Eso si, me va un poco lejos desde España... :) </span>


    http://myhappywindow.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]