¡Bienvenid@s!

1/3/11 - DJ:

El Planetario que viene

T.E.L: 11 min. 35 seg.


Entrevisté a la Directora del icónico edificio de la Ciudad de Buenos Aires para saber qué obras se están realizando y cómo será el Planetario que viene.
Planetario que viene


Lucía Sendón de Valery hace más de 30 años que trabaja en el Planetario. La licenciada en Geografía y discípula de Antonio Cornejo -que ejerció el cargo de director desde la inauguración del edificio en diciembre de 1966 durante tres décadas- me recibió en su despacho, una hora antes de que el Sol transitara por el Meridiano local, al mediodía de Buenos Aires.

-Buenos Días.
-Buenos Días.

-Quería preguntarle sobre las obras que se están realizando en el Planetario. Hubo un breve receso de verano, luego se reiniciaron las actividades, se retomaron, pero no completamente. La sala de espectáculos todavía se mantiene cerrada. ¿Qué obras se vienen realizando y hasta cuándo está previsto que continúen?
-En realidad estamos en un momento de quiebre, digamos, en el Planetario, dado que estamos haciendo reformas como nunca antes se habían hecho, todas juntas. Comenzamos un receso a principio de año, como lo hacemos siempre. El equipamiento necesita mantenimiento anual, tiene mucho uso y nosotros habitualmente cerramos desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero. Este año extendimos el cierre del Planetario, en el interior del edificio, dado que se está cambiando íntegramente la cúpula de proyección de la sala de espectáculos.

-Cambiando íntegramente ¿qué significa?
-Íntegramente

-La parte de adentro.
-La parte de adentro viene una cúpula totalmente nueva. La cúpula estaba muy deteriorada. Este edificio va tener pronto...

-44 años.
-44 años, así que ha funcionado a full todos estos 44 años de vida. Atrás tiene una lana de vidrio en la que se acumula mucho polvo y como las placas de la cúpula interna son de aluminio perforado ese polvo va pasando permanentemente y se deteriora, a la vista, digamos y eso perjudica la proyección. Entonces se está cambiando toda la cúpula interna, que son placas de aluminio. Se van a colocar unas placas, también de aluminio, pero de distinta forma, pero del mismo tamaño exactamente, o sea que no se modifica en nada la estructura original del edificio. Se van a cambiar las butacas también. Esta es la primera etapa de un proceso de modernización.

-¿Todas la butacas?
- Todas las butacas. Las butacas han cumplido ya su ciclo.
-Son como las de los cines viejos.
-Exactamente, han cumplido su ciclo. Son las originales, las hemos ido retapizando, pero ya llega un punto que no van más. Este es en concreto...

-¿Cuántas butacas tiene la sala?
-Originalmente tenía 360 butacas.

-Buen número.
-Se le agregó una consola, hace más de diez años, eso redujo a 340. Y en los últimos tiempos, como teníamos en tan mal estado la sala, realmente no llegábamos a 300 butacas, porque había muchas que estaban rotas. Además tenemos un escenario.

-En el medio.
-En el medio, que es para la obra de teatro El Principito, que estuvimos dando en los últimos años, así que se redujo la capacidad, pero suponemos que, si bien las nuevas butacas son más grandes, porque son un poco más grandes, van a ocupar más espacio y suponemos que se va a reducir la capacidad de la sala. Porque butacas del mismo tamaño es difícil ahora. Ahora vienen todas como las de los cines.

-¿Quedarán 250?
-Sí, espero que más. Espero que sean 280.

Imagen parcial de la Sala de espectáculos del Planetario Galileo Galilei


-Y además de las butacas y la cúpula, que no es poco, pero ¿hay algo más que se esté haciendo?
-Bueno, el proyecto es también la modernización tecnológica. La incorporación de proyectores digitales y también, a largo plazo, el reemplazo del Planetario Zeiss por un modelo más moderno.

-Mientras tanto al instrumento actual ¿se le van a hacer algunas refacciones? Porque los que venimos al planetario sabemos que algún led no enciende correctamente o en un lado un poquito equivocado, la estrella más brillante del cielo no es...Son pequeñas cosas, se puede utilizar completamente bien el instrumento igual, se puede ver el cielo bien, pero son cosas que uno aspiraría a que en algún momento se lograra.
-Sí, exactamente, estamos en eso. De todos modos, la calidad de proyección de este aparato es difícilmente comparable con otros. Yo estuve en una reunión internacional de planetarios el año pasado y he visto proyectores más nuevos, he visto proyectores digitales y, realmente, el planetario de Buenos Aires, salvo la tecnología, que es analógica, no es digital, a la vista, las lentes de este proyector son incomparables. En estos momentos no hay proyectores que tengan esta calidad de lentes como tiene el planetario Zeiss[1]. Pero es cierto lo que Ud. dice con respecto a que, en el último tiempo, había estrellas que tenían menos brillo, que alguna estaba fuera de lugar. Hemos reemplazado las lámparas porque no se fabrican más las originales del planetario. Conseguimos que Osram nos adaptara unas lámparas especiales, que son lámparas de 1000W, no son comunes de encontrar y tienen la misma potencia y se ha mejorado muchísimo la calidad del cielo. Eso lo empezamos a usar en el último tiempo del año pasado. Cuando se reabra el planetario va a notar la diferencia.

-¿Y eso cuándo va a ocurrir?
-Exactamente no lo sé.

-Aproximadamente.
-Aproximadamente, calculamos a fines de abril, principios de mayo.

-Hasta entonces en la sala de espectáculos no va a haber shows.
-No

-¿Y los cursos que se suelen dar que también se realizan en la misma sala?
-Ése es el tema. Estamos buscando lugares alternativos para hacer los cursos. Los cursos del planetario son particulares porque cuentan con todas las herramientas de la sala de proyección. O sea, nosotros usamos el cielo, los proyectores, o sea que son cursos especiales realmente. Entonces nos vamos a limitar a la proyección de un powerpoint en un lugar, para no perder los cursos hasta ese entonces, y estamos buscando un lugar que no sea demasiado alejado para que la gente que habitualmente viene al planetario no encuentre tanta diferencia. Así que estamos buscando un auditorio dentro del Gobierno de la ciudad para continuar los cursos afuera del Planetario, porque aquí adentro, hasta mayo, no va a haber cursos.

-Por lo menos hasta mayo.
-Por lo menos. Y tengo la esperanza de que sea realmente mayo. Las obras a veces se complican. Se saben cuándo comienzan, pero no cuándo terminan.

-Es muy interesante la idea del Planetario itinerante. ¿Qué es lo que se moviliza, quiénes van y cómo está el proyecto actualmente?
-Bueno hoy es una de las dos actividades que estamos realizando mientras el Planetario está cerrado. Tenemos las observaciones afuera, los viernes, sábados y domingos, y la otra actividad es el Planetario itinerante. El Planetario itinerante surgió durante mi gestión de ir para que vengan. Es decir, no pretende reemplazar la función del Planetario. Es un proyecto que pretende motivar a los alumnos, los chicos, los adolescentes. Vamos a hogares, a escuelas, a hospitales, a distintos centros que nos convoquen y, en realidad, es una proyección audiovisual y es un taller. Llevamos microscopios, llevamos telescopios, pantallas con proyección. La persona que lo hace es un docente especializado, el que hace la charla, o sea que tiene un buen manejo de los alumnos, de los chicos. Entonces vamos a las escuelas y se hace toda una proyección con un juego, con un ida y vuelta y después de eso se hacen distintos tipos de talleres. Los chicos manipulan, se llevan elementos para manipular. Es un disparador para que los chicos se sientan interesados en venir al Planetario. Es decir, no es una actividad que reemplaza a la función del Planetario ni pretende ser un planetario móvil, con una cúpula con un planetario, no es eso, no es el objetivo. El objetivo es un motivador que va a la escuela y que está dando excelente resultado.

-Es un proyecto educativo en astronomía, pero no de proyección de movimiento del cielo. ¿Y hoy eso lo pueden solicitar en principio colegios?
-Los colegios o escuelas, hogares, instituciones, clubes...

-De la Ciudad de Buenos Aires...
-No, de la Ciudad y del Gran Buenos Aires. En realidad es un proyecto que nosotros estamos haciendo. La persona que va, va con su propio auto. Todavía es complicado. Ahora parece que conseguimos un auspicio de Citroën que nos va a prestar los vehículos para los días que vamos a usar el planetario itinerante.

-¿Va una persona?
-No, es un equipo. Van tres o cuatro personas. Va un técnico, porque hay que dar sonido, iluminación, todo un aparataje grande que llevamos. Si conseguimos un vehículo podríamos ir más lejos. Por ahora nos estamos moviendo en el Gran Buenos Aires y la Ciudad.

-¿Qué otras actividades hay previstas para los vecinos de la ciudad durante 2011?
-Las conferencias que nosotros también damos tienen mucha aceptación en el público porque el hecho de que vengan un científico, un investigador especializado en un tema y que esté al alcance del público, especialmente la gente que le gusta la astronomía, que sabe astronomía, es algo que no es tan fácil de tener. Los científicos son muy generosos y se prestan mucho a venir aquí al Planetario y hacemos ciclos todos los años. Ahora, al tener el Planetario cerrado se complica y la idea es, en el mismo auditorio donde demos los cursos, también llevar conferencias. Estamos a la expectativa de si esto llega hasta abril solamente y si se sigue con la modernización de los equipos eso va a llevar a que esté más tiempo cerrado. Es decir, por ahora, lo único que se va a cambiar es esto, pero está la segunda etapa del proyecto, que es la cuestión de los proyectores y si eso se produce va a estar más tiempo cerrado. Entonces tenemos que pensar que, prácticamente todo lo que hagamos, será fuera del planetario. Ése es el tema de este año, que es un año atípico. Un año que yo estoy contenta de que esto se realice porque va a producir un gran cambio en el Planetario.
Además de la modernización, quería comentarle que estamos haciendo un cambio en la iluminación externa también del edificio, que lo vamos a inaugurar ahora el 11 de marzo. Esta es una obra muy grande también porque es muy costosa, toda computarizada.

-Estamos hablando de la iluminación de la cúpula, de la parte de afuera.
-Y del edificio también, de las patas, toda la iluminación externa del edificio. Es una iluminación con LEDs, distinta a la que teníamos hasta ahora, que puede ir variando...Para un momento especial podemos hacer algo con colores, en fin, así que estamos también con mucha expectativa al respecto.

-Eso se usa en otras partes del mundo, sobre todo las grandes capitales, a pesar de que a mí me hace un poquito de ruido, permítame ser honesto, porque se supone que a los que nos gusta la astronomía peleamos para que haya oscuridad en el cielo. Y al mismo tiempo, por ahí, estos eventos que son lindos de ver, la verdad es que uno los disfruta, para no ser hipócrita, pero al mismo tiempo contaminan. Y estamos en un lugar donde se hacen observaciones también. Se supone que no ocurrirán las dos cosas al mismo tiempo...
-Esa es la idea. Como se puede cambiar y se puede programar la idea es que tenga una iluminación...Nosotros tenemos la esperanza -todavía estamos a la expectativa, la programación no la conocemos muy bien- y lo que queremos proyectar son figuras de constelaciones, todo lo que tenga que ver con el cielo, no que sea un arbolito de navidad, no nos gustaría eso. En fin, le vamos a dar el toque nuestro, astronómico, a la cúpula, y en alguna ocasión especial, sí una iluminación especial que parece que el Planetario fuese una nave espacial.

-Tiene la forma de un "platillo volador".
-Y en el anillo se han colocado luces, con movimiento, y eso da la sensación de que el Planetario se está moviendo. Pero sólo para determinadas ocasiones lo vamos a usar.
Pero es cierto lo que Ud. dice con respecto a la contaminación. Nosotros estamos celosos de ese tema también porque nosotros tenemos la actividad de observaciones y ahora tenemos la oportunidad de manejarlo y cuando haya actividad con telescopios o hacemos descripciones del cielo en vivo, como parte de la actividad, apagamos las luces para que haya oscuridad.

Síntesis


-Podemos concluir que este año habrá un poco menos de Planetario, pero al mismo tiempo con la esperanza concreta de que haya mucho más Planetario.
-Exactamente. Creemos que esta es una etapa que es necesaria atravesar. Pensábamos que iba a ser el año pasado, pero se hizo este año y suponemos que esto va a ser un cambio importante para el edificio. Nosotros, al mismo tiempo, estamos remodelando el primer piso en el que funcionaba "Experiencia Universo". Lo hemos sacado, porque era algo muy limitante para el tránsito del público. Estamos trabajando en un proyecto muy importante para hacer un museo de astronomía. Desde el año pasado que estamos trabajando en eso. Es muy costoso...

-¿Con vitrinas o algo por el estilo?
-Queremos hacer algo que sorprenda, muy tecnológico, así que están trabajando un arquitecto y un ingeniero que es especialista en museos de ciencia y estamos con el asesoramiento del IAFE [2] en cuanto a cómo tratar algunos contenidos. Y tenemos que tener ayuda externa, estamos buscando ayuda, a través de mecenazgo, porque esto es algo muy costoso. El Gobierno de la Ciudad nos está poniendo mucho dinero acá adentro en estos momentos en la sala, pero lo que es el museo estamos buscando...

-¿Un auspicio o patrocinio?
-Es una institución pública, o sea que está todo reglamentado, si fuera una institución privada sería más simple, así que estamos haciendo todo de acuerdo a la normativa, estamos viendo a través de la Ley de Mecenazgo [3] si podemos conseguir que empresas colaboren con este proyecto que es muy costoso. No lo vamos a tener terminado en un año, por allí una primera etapa. Pero vamos a hacer muestras y ya tenemos contactos con las embajadas de Alemania y Francia que nos van a traer muestras de estos países que son interesantes.

-Muchas gracias Licencia.
-No, al contrario, mucho gusto.

Diagrama del Planetario: En el segundo piso funciona la sala de proyecciones en cuyo centro puede apreciarse el instrumento planetario, un aparato de 5 metros de altura y 2,5 toneladas de peso. Alrededor de cien proyectores auxiliares complementan la proyección.
El edificio posee dos subsuelos. Se desciende desde el hall de entrada por una escalera helicoidal.


Notas de la entrevista
La empresa a la que se le compraron los materiales de la cúpula es Astro-tec, aparentemente una de las mejores en provisiones de domos o cúpulas. De acuerdo a lo comentado por la Licenciada Sendón de Valery, se consultó a la empresa Carl Zeiss (ya que el instrumento Planetario es de esa firma) y estuvo de acuerdo en que la provisión fuera de esa empresa. Además, de acuerdo a lo comentado por la licenciada, en su visita a Alejandría con motivo de un congreso internacional de planetarios (IPS 2010) corroboró que es una de las empresas más valoradas del ramo.
(Yo agrego que otra empresa prestigiosa respecto a domos es Spitz.) La contratación de esta empresa no se habría realizado desde la dirección del Planetario, aunque sí con su consulta, sino directamente desde la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta. Aparentemente no hubo un concurso de precios o licitación.

Ideas mías
La Licenciada Sendón de Valery me pareció una mujer íntegra, preparada, honesta. Estoy dando una opinión subjetiva, claramente, de lo que percibí. Las apariencias pueden engañar, como sabemos, pero mi diálogo con la licenciada se extendió más allá de la entrevista transcripta arriba. Es por eso que mi sensación es que se trata de una mujer inteligente y honrada, pero también creo que las grandes decisiones, al menos las que tienen que ver con contrataciones importantes de las obras que se están realizando, pasan por otro lado. Y que la licenciada aprovecha, sin hacer demasiadas preguntas, porque quiere lo mejor para el Planetario.

Lo que me preocupa es la injerencia de empresas privadas en el sector público. Al menos me preocupa que se terminen direccionando los proyectos en razón de un patrocinio. La empresa Scania patrocinó el torneo de fútbol pasado, sin que ello influyera en las decisiones de fondo de ese deporte en nuestro país. Es decir que no necesariamente un patrocinio implica una injerencia negativa. Que se busque por el lado de la mencionada Ley de Mecenazgo no está mal, ya que es un régimen concreto a través del cual las empresas no pueden hacer cualquier cosa. Pero habrá que estar atento. Prefiero pagar por desconfiado que por ingenuo, es un defecto personal.
Por otro lado, hay que agregar algo al otro platillo de la balanza. Esos materiales para la construcción de la cúpula están siendo fiscalizados por la UTN, ya que se buscó un aval tecnológico a ese proyecto. Yo mismo, antes de que la licenciada me lo mencionara, pude ver las grandes cajas que están en el interior del edificio con las inscripciones Astro-Tec y UTN.

Notas, Fuentes y links relacionados



Sobre las imágenes

  • Imagen parcial de la Sala y Gráfico de la estructura. Crédito: Planetario Galileo Galilei.
  • La imagen inicial incluye una fotografía de Sebastián-Darío en Flickr


Etiquetas:
-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]