¡Bienvenid@s!

6/10/11 - DJ:

"Cuando era chico contaba 9 cabritas en las Pléyades"

T.E.L: 10 min. 36 seg.

Durante este año se celebra el 100º aniversario de la AAVSO, la Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables. Sobre este hecho, las observación de variables, la contaminación lumínica y el futuro de la organización, entrevisté al Dr. Jaime García, el actual presidente.



Desde 2009 hasta la fecha el actual Presidente de AAVSO es nada menos que el Dr. Jaime García, el mismo profesor y astrónomo argentino que nos trae El Mensajero de los astros, del Instituto Copérnico del que es director.

En octubre finaliza el mandato de dos años y el próximo presidente será el actual Vicepresidente 1º, el Dr. Mario Motta (de origen italiano pero que desde muy chico está radicado en Estados Unidos, hasta ahora presidente de la Sociedad Médica de Massachusetts, famoso por la construcción de un telescopio de 32").


El Dr. García, con una enorme amabilidad, me destinó una porción importante de su valioso tiempo para conversar sobre la organización que preside y la observación de estrellas variables. He aquí un resumen de nuestra charla.

-¿Cómo es que un argentino, como usted, preside la Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables (AAVSO)?
-La respuesta inmediata es que en realidad el nombre Americana lo tiene de cuando la fundaron y por una cuestión quizás legal nunca se cambió ese nombre, a pesar que la contribución con observaciones, por ejemplo la base de datos internacional de AAVSO, es mucho mayor de los extranjeros que la de los propios estadounidenses. De hecho, el observador que más observaciones tiene en la base es Albert Jones de Nueva Zelanda, para dar una idea. A pesar que los norteamericanos tuvieron un astrónomo aficionado maravilloso y recordman absoluto de muchos años que fue Leslie Peltier (1) cuyo libro recomiendo porque es una de las obras más bellas escritas por un aficionado a la astronomía.
A pesar de tener a Leslie Peltier, igual los máximos recordmen (plusmarquistas) son Albert Jones, número 1, y creo que segundo está Dannie Overbeek (2). Y entre los primeros hay dos argentinos, con más de 50.000 observaciones, que son Sergio Domínguez (el que más observaciones tiene) y después Mario Vattuone. Eso para que tengan una idea los lectores a quienes les interese qué es AAVSO, bueno AAVSO es internacional.
Y la primera vez que no tiene una persona [en la presidencia] proveniente de América del Norte soy yo, pero tiene que ver con mi acción en la entidad y también con el hecho de que se quiso hacer un centenario con un presidente que no fuera americano. Me refiero a América del Norte porque ya hubo un presidente Canadiense, aunque inglés de nacimiento, John Percy.
Dentro del Consejo y en una posición muy importante hubo un mexicano, hace muchos años en la época en que AAVSO tiene esa discusión por la postura de Donald Menzel respecto de que las estrellas variables no tenían la importancia que habían tenido al principio del siglo XX y en esa discusión (3) terció bastante porque era amigo de Shapley, Domingo Taboada Roldán que es el primer latinoamericano miembro del Consejo Directivo de AAVSO.
Yo entré en el Consejo en 2000 y fui el primero de América del Sur. Pero de otras partes del mundo han habido también otros consejeros como Arto Oksanen de Finlandia, entre otros.

-¿Sigue siendo útil la observación visual, teniendo en cuenta los avances tecnológicos como los sondeos automatizados y las cámaras CCD?
La observación visual es útil siempre que no sea única, en cuyo caso sería más dudosa su utilidad porque la ecuación personal de error muchas veces es poco conocida, salvo casos especiales como el de nuestro compatriota Sebastián Otero (4), que sí es prácticamente como una visual fotométrica con un aparato impersonal. Pero fuera de su caso particular, todos los demás contribuyentes de observaciones visuales, tienen un error que muchas veces es bastante difícil de determinar individualmente. Pero cuando uno lo puede comparar estadísticamente con otras personas, entonces se puede acotar el error.

-¿Y para esto es necesario contar con equipos caros o pueden realizarse las observaciones con equipos modestos, binoculares, incluso a ojo desnudo?
-Incluso sin binoculares. Es más, Sebastián descubrió dos variables (delta Scorpii y delta Velorum) a ojo desnudo. Muchas veces incluso el binocular, en las estrellas muy brillantes, es contraproducente. Porque si es muy brillante la estrella me quita del campo, el binocular me reduce el campo visual y no puedo tener comparaciones. Por ejemplo si quiero observar una estrella como Alpha Orionis (Betelgeuse) que es una estrella de las 20 más brillantes del cielo la voy a comparar con otras estrellas brillantes y cerquita (en términos del campo de un binocular) no tiene.

-¿Y las mediciones fotoeléctricas?
-Bueno, las mediciones fotoeléctricas tienen ya más de un siglo. Empezó con Joel Stebbins (5) que midió una estrella muy brillante como era Algol y determinó la curva de luz de esta binaria eclipsante con mucha precisión, allá por los comienzos del siglo XX.
Pero en realidad la fotometría fotoeléctrica más fuertemente (con sistema, con magnitudes en diferentes longitudes de onda) se desarrolló en la década del 50 y por eso algunos de los más grandes fotometristas de la historia están todavía vivos. Por ejemplo el Dr. Alejandro Feinstein (6), que si bien está jubilado es un astrónomo..., en realidad aún en actividad porque todavía trabaja en su oficina del Observatorio de de La Plata. Y yo tengo la suerte de haber sido su discípulo, tengo también la suerte de compartir sillón en la AAVSO con otro de los grandes fotometristas como es Arlo Landolt. (7) Y otro de los top ten es Arne Henden. (8)
Lo más interesante es que han visto la evolución. Porque otro gran fotometrista que hace muchos años se jubiló y ya no se dedicó más, sino que se hizo un militante de los cielos oscuros en contra de la contaminación lumínica es David Crawford (9), pero él dejó. Distinto de Arlo que sigue trabajando y haciendo publicaciones y él vivió esa transición del fotómetro al CCD que es fundamental porque con la CCD podemos medir con mucha precisión estrellas débiles, cosa que antes era imposible. Hoy podemos medir con muy buena precisión hasta la magnitud 20 si quisiéramos. De hecho, el último survey que maneja la AAVSO en estos momentos, que es el APASS (10) está estableciendo estándares hasta la magnitud 16.

-¿Incluso con sondeos de este tipo es necesaria la observación visual?
-Las estándares fotométricas se hacen para que la gente pueda tener estrellas de comparación para sus observaciones. Porque, ¿qué es lo que pasaba, sobre todo en el Sur? Teníamos datos, por ejemplo datos del Tycho, o sea del Hipparcos, como lo más preciso hasta la magnitud 11 o 12 nada más.

EL INICIO DE AAVSO
No hay un única fecha, aunque se prefiere el 10 de octubre, a raíz de la literatura histórica que señala que los orígenes de la organización se hallarían entre el 4 y el 29 de octubre de 1911. (a)
La colaboración entre aficionados y profesionales surgió desde el inicio de la organización, a través de la relación entre William Tyler Olcott (abogado que se interesó recién a los 32 años -en 1905- por la astronomía) que oyó que el director del Observatorio de Harvard, Edward C. Pickering daría una charla sobre estrellas variables. Desde 1910 comenzó a enviarle observaciones regulares a Pickering. En la circular 166 del Harvard College, de junio de 1911, Pickering publicó una lista de estrellas que necesitaban ser observadas y una nómina de observadores que deseaban participar del proyecto. Leon Campbell escribió que "allí uno podría decir que fue concebido el embrión de la asociación". (b)

-Las nuevas tecnologías no sólo trajeron cámaras CCD, sino también el desarrollo de internet, programas colaborativos y de ciencia ciudadana, como Citizen Sky.
-A raíz de Citizen Sky, el proyecto de ciencia ciudadana que tiene la AAVSO, como se trataba de observar una estrella muy brillante como era Epsilon Aurigae, cuyo eclipse dura dos años que había que observar bien en el medio del eclipse, esa estrella provocó que muchos aficionados que tienen cámaras del tipo DSRL, réflex, con un sensor que en lugar de ser un CCD es un CMOS, se desarrolló un trabajo de los que colaboran en Citizen Sky para hacer que estas cámaras puedan ser utilizadas para astronomía, pero no sólo para sacar hermosísimas fotos que podrían ser astrofotografía pura, sino usarlas para hacer ciencia. (11)
Se ha logrado un trabajo muy lindo y cualquier lector del blog que tenga una cámara de esas, sepa que puede hacer ciencia, sobre todo con estrellas brillantes que por el momento tienen muy poca cobertura.

-Quitamos ya varios obstáculos: la observación visual es muy importante aún y es posible realizarlas por los aficionados aunque no cuenten con un equipo muy oneroso. Pero seguro que se tarda mucho en visualizar un cambio de brillo...
-Bueno, si pensamos en una estrella como Mira que tiene 332 días de período, sin dudas, vamos a necesitar unos días para verla cambiar. Sin embargo, cambia porque hay que pensar que va de la magnitud 2 hasta la 9. Para recorrer 7 magnitudes en 332 días significa que ha variado alguna décima por día, así que no sé si por día, pero sí por semana. Quienes viven en un clima húmedo, por ejemplo Buenos Aires, La Plata, Rosario, Montevideo, etc, el clima nos hace imposible seguirla los 332 días. Así que me viene bárbaro que tenga 332 días. Pero claro, hay que tener el tiempo, las ganas, las posibilidades. Supongamos que alguien tiene una noche nada más. Bueno, hay estrellas que varían una magnitud completa en una hora y media. Por ejemplo, SX Phoenicis (12) que hay que observarla con un binocular, tiene de magnitud 7 a 8 prácticamente, en 87 minutos, va y vuelve. Por lo tanto, antes de que uno termine de mirar, de decidirse cuál es la estima que le doy a la estrella, ya varió. Es tan rápida que la resolución temporal del detector debe ser espectacular. El ojo es un excelente instrumento de resolución temporal. Tan es así que un aficionado de hace muchos años que solía observar esa estrella conmigo muchas veces, Pablo Testai (13), hacía dos a tres períodos completos de la estrella en una noche.

-Al margen de la posibilidad de contribuir científicamente, la observación de variables es divertido...
-Yo sostengo que debe serlo. Si no se divierte uno haciendo un hobby, deja de serlo. Un aficionado a la astronomía se tiene que divertir con lo que está haciendo.

-¿Cuál es el futuro de AAVSO?
-Sin hacer ciencia ficción, porque en AAVSO tenemos la costumbre para estos aniversarios de circular unos papeles entre los presentes a las reuniones, en los que uno pone cómo será AAVSO dentro de 10, 20, 50 años. En el último aniversario, cuando fueron 90 años, yo puse cosas como "más internacional" y la verdad que más internacional que ahora nunca lo ha sido. Pero también respecto otros asuntos, como cuántas observaciones tendría la base de datos (yo puse 20 millones, resulta que tenemos 21 millones), etc. Pero, ¿qué puede pasarle a la AAVSO en los próximos años? Primero que nada ser muy austera en su cuestión económica, porque estamos en años en los que el rendimiento de las inversiones es prácticamente imposible de estimar. Es más difícil que estimar el brillo de una estrella. Nuestra primera cuestión y por eso soy muy celoso de eso como directivo, es ser muy austeros en nuestro desempeño. Esto quiere decir que tenemos que tener un staff de gente muy buena, pero poco numeroso, pero muy inteligente, que funcione muy bien. ¿Para qué? Bueno, ahí viene la cosa que le puede interesar al lector y no al miembro específico de AAVSO. ¿Qué debemos hacer? Tratar que nuestra red de observatorios robóticos, automáticos, se propague más. Porque muchos astrónomos aficionados que quieran hacer estrellas variables, con el ritmo con que se estropea el cielo por la contaminación lumínica y otras contaminaciones, va a hacer que dentro de poco no podamos ver una estrella desde la Tierra si no tenemos un telescopio. Entonces tenemos que pensar en elementos para que nuestros socios puedan seguir observando. Yo tengo mucho miedo de esto porque además lo experimento en donde vivo, en una zona rural, cómo voy perdiendo magnitudes. Quiere decir que los que viven en ciudades dentro de poco no van a poder observar ni a Sirio, a menos que tomemos conciencia.

-Es terrible, pero real, aunque muchas veces no seamos plenamente conscientes de esto.
-Lamentablemente es así y el que no tomemos conciencia de que estamos perdiendo un tesoro para las próximas generaciones. Como yo siempre digo en mis charlas, es el único testigo de nuestra historia que ha permanecido prácticamente inmutable a través de tantos milenios y nos cuenta la historia. Porque esas constelaciones que bautizaron gente hace tres, cuatro mil años, nos están contando la verdadera historia de los seres humanos de manera increíble. Y es tan lindo descubrirla a través del cielo. Hay un bellísimo libro, que me apasiona, de una física argentina que tuvo que migrar, llamado "Cielito Lindo"(14) que cuenta la historia de las constelaciones, que es nuestra historia y está ahí arriba. Ya los chicos, cuando vienen acá, me dicen "¿Cómo la Cruz del Sur tiene cuatro estrellas, si yo solamente veo tres?". A mi tío abuelo, que me enseñó a contar, yo le discutía que eran nueve estrellas las Siete Cabritas, las Pléyades. Ese cielo que yo pude ver en Buenos Aires, barrio de Floresta, donde nací, en el que podía ver tantas estrellas, hoy los chicos no pueden ver ni las Pléyades. Y yo no soy tan viejo, tengo 57 años, estoy hablando de 54 años atrás. Si lo hemos arruinado en cincuenta años hasta este punto, el ritmo tan acelerado con el que estamos creciendo, seguramente nos va arruinar el cielo mucho más rápido de lo que imaginamos.

-¿Cuál es el futuro de Jaime García en AAVSO?
-Soy socio desde 1972, por lo tanto seguiré siendo un socio extremadamente activo, como siempre. En octubre finaliza mi mandato como presidente y tengo un año más destinado a transmitir a mi sucesor y a todo el consejo mi experiencia.
Se trata de una carrera: se es vicepresidente 2º, luego dos años de Vicepresidente 1º, dos años como Presidente y luego un año como Past-President para transferir la experiencia.
Continuaré siempre ligado a la astronomía porque es mi profesión y mi pasión.

La relación de Estados Unidos y Argentina en Astronomía
La observación de estrellas variables, debe decirse, no comenzó el siglo pasado, sino que data de siglos, milenios atrás. Sin embargo, desde finales del siglo XIX comenzó a gestarse esta organización que sin ser la única (existe también LIADA y otras organizaciones) es la mayor en el rubro.

Los comienzos de la observación de variables en EE.UU. está ligada a nuestro país. De hecho, no sólo la astronomía de variables, sino el establecimiento de los observatorios. Benjamin Gould desarrolló la famosa Uranometría Argentina (1879) como continuación de Uranometría Nova de Argelander. De Alemania y Argentina, Gould llevó su interés por las variables a Estados Unidos. Ver Before the AAVSO, Historia de la Uranometría Argentina, Paolantonio, S. y Minniti, E. (2001); "The measurement of starlight: two centuries of astronomical photometry", pp.37-39, J. B. Hearnshaw, Cambridge University Press, 1996.

Una cosa que nos separa del país del norte es el idioma. Entre el legado del Dr. Jaime García en AAVSO es el contar cada vez con mayor cantidad de material en español, como el reciente foro en nuestro idioma. Pero también es deseo del actual presidente que se incremente el contenido en portugués, ya que Brasil también tiene varios observadores y es, además, una tierra muy querida por el astrónomo que pasó por el Instituto de Ciências Exatas, Universidade Federal de Minas Gerais.

Fuentes y links relacionados
Notas del editor:
(1) Leslie Peltier en Wikipedia.
(2) AAVSO: 20 Million Observations (con los recordmans)
(3) Ver The AAVSO Archives—Historical background y AAVSO Council members, 1911-2011
(4) Sebastián Otero
(5) Joel Stebbins y Fotometría fotoeléctrica.
(6) Ver Boletín 285. 11 de diciembre de 2009 FCAGLP/UNLP por Alejandra Sofía
Homenaje al Dr. Alejandro Feinstein
(7) Arlo U.Landolt
(8) Arne Henden es el actual Director de AAVSO.
(9) Astronomers without Borders: David Crawford
(10) APASS: The AAVSO Photometric All-Sky Survey
(11) DSLR Photometry Tutorial
(12) SX Phoenicis
(13) Pablo Testai
(14) Cielito Lindo, Elsa Rosenvasser Feher, Editorial Siglo XXI, Colección Ciencia que ladra, ISBN 987-1105-91-6, Buenos Aires, 2004.

(a) Según el ensayo de M.Saladyga, editor del AAVSO Journal, Newsletter y de los archivos "Note on a Determination of the Date of the Founding of the AAVSO"
en JAAVSO v34n2
(b) The emergence, founding, and growth of the AAVSO

Sobre las imágenes
  • Foto del Dr. Jaime R. García de su perfil de Facebook (Crédito: Dolores García), combinada con foto de Hubble de M45. Crédito: NASA, ESA and AURA/Caltech


Etiquetas:
-

1 comentario:

  1. Extraordinario reportaje, caballero!! Su blog es un ejemplo de calidad en todo sentido. Espero que vaya por más y hasta los tres nobel Saul Perlmutter, Brian P. Schmidt y Adam G. Riess no pare.

    ResponderEliminar

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]