¡Bienvenid@s!

11/3/17 - DJ:

Ahora discriminar es "cool"

T.E.L: 11 min.

La nueva "moda" de la astrología cool y su relación con la discriminación.




En la edición del 25 de febrero de 2017 la revista Noticias publicó una nota titulada "Astrología Cool", firmada por Mariana Haramburu.

En síntesis, la nota da cuenta de una revitalización del discurso astrológico a través de las redes sociales. Sin embargo, no todo lo que aparece en las redes sociales es considerado "cool". Se considera así, en cambio, a lo que dicen y hacen algunas personas, a veces consideradas "referentes" o "influencers".

El concepto de fondo es similar al de mujeres "IT", las IT girls, serían aquellas que tienen "eso" (It significa "eso" en inglés). "Eso", empero, no queda claro qué es. Tienen "algo" diferente, son "distintas" vaya uno a saber en qué.

La moda no tiene que ver exclusivamente con el vestuario. Cuando se dice que algo (una costumbre) está "de moda" lo que se quiere decir es que aparentemente una cantidad importante o significativa de personas llevan adelante tal costumbre, aunque no sea la mayoría.

En el caso de la moda como indumentaria, lo que está de moda es aquello que algunas personas hacen. Personas a las que se considera "referentes" por algún motivo y que es repetido por los/las "seguidoras".

Si en Europa está de moda vestir de verde, entonces todas las seguidoras de la moda, se vestirán de verde.

Por otro lado, sea en el vestuario como en otras costumbres, estas modas no necesariamente son "pasajeras" en tanto pueden durar mucho tiempo, pero en varios casos sí son efímeras y/o superficiales.

Y en muchos de estos casos, las modas son un gran negocio para algunos/as.

Paradójicamente, hay quienes consideran a la astrología como parte de los discursos "populares" vaya uno a saber por qué. La historia de la astrología revela que nunca la astrología fue "popular", sino que desde sus orígenes fue "elitista".

Por otro lado, no necesariamente es lo mismo lo popular que lo masivo. La astrología se hizo masiva en la modernidad a través del horóscopo que no es otra cosa que una adaptación simplista de un discurso complejo para favorecer su masividad a través de los medios de comunicación, en especial los diarios.

Que la astrología suponga un discurso más complejo no implica que sea verdadero o científicamente válido.

En cualquier caso, parece poco importante -para gran parte del periodismo- si la astrología es una práctica discriminante o discriminadora. Veamos si lo es o no.

LA ASTROLOGÍA COMO DISCURSO DISCRIMINADOR
Supongamos que la astrología fuese cierta (y no lo es), y por tanto, supongamos que fuera cierto que una persona por haber nacido con el Sol en Capricornio vaya a tener problemas de rodillas, no cabe la menor duda de que si tales problemas realmente existieran no es lo mismo ser millonario y poder visitar a los mejores médicos, que ser pobre.
Lo que inmediatamente nos lleva a considerar lo estúpida que es la astrología al considerar que el destino de las personas está dado fundamentalmente por la posición de los planetas, sol y luna en el cielo aparente. Sabemos, a ciencia cierta, que no puede ser así. Son las condiciones materiales de existencia las que condicionan la vida de las personas.

De allí lo importante por luchar por tener mejores salarios, por ejemplo. No tendría ningún sentido hacerlo si el destino de maestros y médicos dependiera de la posición de los planetas dado que eso no se puede cambiar.

Pero vayamos al nudo del asunto: hay dos tipos de discursos discriminantes, en tanto discriminar es distinguir una cosa de otra.
Que un ciego no pueda tener una licencia para conducir vehículos es una discriminación en tanto se distingue a los ciegos de los que sí pueden ver, otorgándoles derechos diferentes.
Este tipo de sesgo no es objetado porque es cierto. Es una discriminación "positiva".

En cambio, cuando se le quita derecho a una persona de color o a una por su sexo en la consideración de que las personas de color o las mujeres son inferiores a los blancos y hombres, entonces decimos que es una discriminación "negativa" porque es científicamente falso que exista tal diferencia.

Está científicamente comprobado que es falso que las personas de color sean inferiores a los blancos y lo mismo respecto de las mujeres en relación a los hombres. Tal discriminación es objetable porque es científicamente falsa. La primera, en cambio, no es objetable porque es verdadera.

De modo que para saber si un discurso es discriminador es indispensable considerar su veracidad científica.

Así, primero deberíamos saber si es científicamente válida la astrología. Y no, no lo es. Es falso de toda falsedad que la personalidad de las personas dependa de la posición de los planetas, sol y luna en el cielo.

Se ha dicho que, como se comprobó que la Luna y el Sol influyen sobre las personas, entonces también los planetas.
Una cosa no lleva a la otra. ¿Acaso entonces también influyen los muebles o las rocas? Porque si así fuera, entonces vivir al lado de una montaña generaría personalidades diferentes a vivir lejos de una montaña.

El Sol influye en nuestra vida, por ejemplo, en el ciclo circadiano, porque emite luz. La Luna influye en nuestra vida, por ejemplo en las mareas, porque está cerca y la gravedad es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia.

Los planetas no emiten luz y están mucho más lejos que la Luna. Su potencial influencia gravitatoria es tan pequeña que en ese sentido sería más importante considerar la influencia de las montañas que, aunque tienen menos masa, están mucho más cerca de nosotros.

Los astrólogos, en cambio, nunca explican por qué la luna, el sol y los planetas tendrían alguna influencia. Algunos señalan la posible existencia de "efluvios cósmicos" que nadie sabe qué significa.

Los astrólogos no se refieren a los objetos astronómicos, sino a la mitología relacionada a ellos a partir de los Dioses greco-romanos.

En ese sentido amplio, la astrología es una religión. Y una religión que si se mostrara como tal, no tendría adeptos porque la mayoría de las personas creen en algún dios, pero no en Zeus.

Las religiones son el producto de la enseñanza. Por eso los griegos enseñaban la existencia de Zeus y creían en Zeus. Ahora se enseña la existencia de otros dioses y se cree en ellos, pero no en Zeus (Júpiter).

La astrología separa a unas personas de otras, considerándolas diferentes por la supuesta acción inexplicada de los planetas que son objetos inanimados, como los muebles o las rocas. En verdad, hablan de la supuesta influencia de dioses antiguos relacionados con tales planetas en la antigüedad. Es una repetición de mitos. No una ciencia. Es una repetición de pre-juicios, ideas falsas. Los discursos se originan en ideas. Y las ideas se originan en discursos. Por eso la comunicación no es inocua.

Y como distingue a unas personas de otras por motivos falsos, entonces discrimina "negativamente".

Imágenes de la nota en la revista Noticias, a título ilustrativo. Nótese cómo se considera "profesionales" a dos astrólogos en la tercera página.

FEMINISMO ASTROLÓGICO
En esta posmodernidad convertida en cambalache, nos encontramos que incluso grupos de mujeres que avalan ciertas formas de empoderamiento femenino adhieren a la astrología, que es discriminadora.

Nótese lo paradójico de la cuestión cuando consideramos que la mayoría de los discursos astrológicos están dirigidos a las mujeres.

En la mayoría de las revistas femeninas hay artículos astrológicos y/o la publicación del horóscopo. ¿Por qué etiqueto a ciertas revistas como "femeninas"?
Es difícil saber qué públicos leen efectivamente las revistas. Lo que sí es posible saber es a qué público van dirigidas, al menos desde un punto de vista enunciativo-gramatical.
Demos dos ejemplos: el sitio Entremujeres.com, del diario Clarín, está dirigido, ya desde el título, a mujeres. No puedo saber si efectivamente lo leen más mujeres que hombres, pero sí puedo saber que va dirigido a cierto público.
Lo mismo con la revista Ohlalá del diario La Nación.

ASTROLOGÍA vs CIENCIA POSITIVISTA
Aunque existen diferentes definiciones de "positivismo científico" usaré aquí una posible definición:
Es aquella ciencia que parte de considerar que toda la realidad (natural y cultural) está determinada por ciertas leyes generales, universales que, de conocerse bien, permitirían saber de antemano lo que vendrá. Es un tipo de discurso nacido de la revolución Newtoniana, aplicado en principio al movimiento de los planetas (sin consideraciones sobre influencias sociales) y luego trasladado a la sociedad como si las personas fuéramos conjuntos de partículas indistinguibles de objetos.
Este tipo de positivismo supone además que las ciencias sociales son un subproducto de las naturales. Las naturales serían verdaderas ciencias objetivas y neutrales, mientras las sociales estarían contaminadas por la opinión subjetiva de las personas.

Por cierto, yo no adhiero a este positivismo científico. Las ciencias naturales están atravesadas por las contradicciones sociales y las ciencias sociales son tan científicas como las naturales. En ambos casos, hay mejor o peor ciencia según cómo se haga.

Hay quienes, en contra del positivismo científico, que es determinista, avalan a las seudociencias. Es más que llamativo porque no hay nada más determinista que las seudociencias, plagadas de prejuicios no avalados científicamente.

En busca de una supuesta libertad que no encuentran en el conocimiento científico "estructurado" avalan prácticas deterministas que es lo contrario de la libertad.

LA ASTROLOGÍA COMO ENTRETENIMIENTO
Hay quienes consideran que no debe tomarse a la astrología "en serio" en la presuposición de que la mayoría de las personas no lo considera un discurso así, sino un mero entretenimiento.

De hecho, varios astrólogos han señalado lo mismo respecto del horóscopo, como discurso que banaliza el discurso astrológico.

Seguramente muchas personas que leen el horóscopo en diarios y revistas no crea realmente el texto supuestamente predictivo de los mismos. Pero, ¿eso significa que esas personas consideran falso que existan diferencias entre las personas de un signo y otro?
No necesariamente. Por tanto, el horóscopo será un discurso no tomado en serio en algún sentido, pero sí en otros.

Es falso de toda falsedad que las personas tengamos personalidades surgidas de la posición de los planetas, sol y luna en el cielo.

Es algo similar a lo que se ha denominado Morfopsicología que en su versión más simple supone que los flacos son racionalistas y los gordos son bondadosos.
Es una forma de razonar inválida que surge de la realidad parcial: algunos flacos son más racionales y algunos gordos son bondadosos. Lo que no permite extrapolar esa realidad parcial a una conclusión general.

Que algunas personas nacidas en noviembre muestren una personalidad más relacionada con lo sexual (que es lo que se dice de los escorpianos) no implica que todas las personas nacidas ese mes lo sean.

Que la ciencia funcione en parte de la misma manera, a través del proceso de inducción, no implica que la ciencia hace lo mismo. Y, en todo caso, la ciencia es una práctica realizada por personas y puede estar mal hecha. La conclusión de un proceso inductivo es siempre probable, nunca necesariamente verdadera.

La ciencia intenta explicar la realidad. La astrología no explica nada. De hecho, la astrología es un impedimento para explicar la realidad. Si nos decimos que ya sabemos por qué algunas personas son introspectivas, dada la posición del sol en el nacimiento, entonces no hace falta explicar nada porque supuestamente ya sabemos. Y, sin embargo, no sabemos nada, no podemos explicar nada postulando que los planetas influyen en las personas. ¿Cómo, de qué manera, a quiénes?

La astrología nunca descubrió nada, nunca explicó nada y nunca lo hará porque los astrólogos no quieren saber cómo es la realidad.

Que una persona nacida en enero sea introvertida ¿sólo se puede "explicar" porque en el momento del nacimiento el Sol estaba en el signo (no constelación) de Capricornio?
¿No hay otro modo de explicarlo? Y esa explicación ¿es una "explicación"? ¿Qué tiene que ver la posición en el cielo con la personalidad? ¿Cómo funcionaría esa relación? ¿Efluvios cósmicos? ¿Qué son, existen, se encontraron, alguien intentó descubrirlos a través de experimentos? Los astrólogos no, nunca.

ASTROLOGÍA COMO DISCURSO IRÓNICO
Hay quienes señalan que la astrología es un discurso que en la modernidad se vale de ciertos "arquetipos" para hacer humor. Sería algo similar a hacer humor con los gordos buenos o con los gallegos.
Si todos entendemos que es humor y que por tanto no refleja nuestro pensamiento, no hay problema. Es como ir al cine a ver Superman. No hay problema en tanto sepamos que es ficción. Entonces, nadie nos engaña ni somos engañados.
Distinto es ir a ver una película que tiene el aspecto de ser un documental, por tanto, me lo creo, pero que no lo sea.
Ocurre que los discursos no suelen están antecedidos por su etiqueta de género discursivo. Al principio de Superman no dice "Esta película es ficción". Sí quizás lo diga al final, en letras pequeñas, como ocurre también en novelas de TV.

De modo que habría que ver si tales discursos "irónicos" poseen suficientes elementos para que el público se de cuenta.
Pongamos un ejemplo:

El sitio en inglés "The Onion" es una publicación satírica que contiene un horóscopo. Que esté en otro idioma hace a veces difícil su traducción, aunque quien sepa ese idioma encontrará que está escrito "en chiste" sin ninguna ambigüedad.
Haré alguna traducción para el que no sepa tal idioma:

Libra: Bueno, las estrellas lo intentaron, pero de alguna forma, usted ha quedado más o menos en control de su propio destino esta semana.

Aries: Estará excitado hasta las uñas de sus pies esta semana cuando se pongan electrodos en los apropiados centros de placer de su cerebro.

Cáncer: Debe admitir que está durmiendo mejor que nunca, pero es algo desagradable despertar cada mañana con la marca de un dardo en su nuca.


El sitio no indica en ningún lado que es una publicación satírica. Si el lector no se percata, podría sentirse mal por varias de sus publicaciones al no entender que no tienen la intención de narrar lo que ocurre, sino de mofarse de lo que ocurre, y que eso no responde a lo que piensan.

Cabría preguntarse si aquellos que dicen usar la astrología como discurso irónico hacen eso, porque en varios casos no lo parece.

EL PERIODISMO DE LAS PRÁCTICAS SOCIALES
En otros casos, desde el periodismo se justifica la publicación de notas como la señalada al inicio en tanto se narra algo que ocurre. Claro que se narra con un sesgo impresionante a favor y no en contra de la astrología.

Si yo dijera que se está por acabar el mundo, esa predicción no tendría ningún valor a menos que yo explique por qué lo digo. De allí la importancia del método. Es algo que el periodismo ha perdido de vista, ya que no parece importar el método por el cual los astrólogos dicen lo que dicen. Con lo cual pongo en duda que ese tipo de periodismo tenga por objetivo entender una práctica social, sino sólo justificarla. Y no es lo mismo una cosa que otra. Para entender habría que saber cómo se hace, cómo se llega a los postulados, cuáles son los métodos por los cuales se dice lo que se dice. Y, curiosamente, ese tipo de periodismo no se hace.

LA ASTROLOGÍA COMO NEGOCIO
No seré yo aquí quien haga hincapié en la astrología como negocio. La ciencia también es un negocio, de manera tal que si vamos a objetar eso habrá que usar otros argumentos (y los hay).
Pero sí diré que si es negocio es porque hay demanda, no sólo oferta. Y eso es lo que más me preocupa. De allí que negar la oferta no alcance y por eso estoy en contra de la censura. Porque el problema no es la oferta.

¿Por qué hay personas que todavía hoy, siglo XXI, esperan que la realidad sea mágica y determinista?
¿Por qué esperamos que algunas personas "superiores" nos digan lo que va a ocurrir, que nos digan lo que esperamos que nos digan, que nos hagan sentir bien, aunque no tenga ninguna relación con la realidad?

Supongo que por razones similares vamos al cine o al teatro. Con la diferencia de que cuando vemos Superman no salimos del cine esperando que aparezca un hombre vestido con los colores de Estados Unidos a solucionar los problemas de la sociedad. Eso es un cuento. La astrología también. Si entendemos que lo es, entonces, no habría ningún problema.
Notas como la publicada en Noticias me indica que no todo el mundo lo entiende de esa manera.
A veces a eso se le llama "relato", ¡señores periodistas objetivos e independientes!



Fuentes y enlaces relacionados
Revista Noticias: Créditos de la nota:
Ilustración: Pablo Ramírez. Fotos: Gentileza Planeta y Cedoc.
Texto: Mariana Haramburu @maruharamburu

The Onion: horóscopo
http://www.theonion.com/horoscope/your-horoscopes-week-march-7-2017-55463

Sobre las imágenes
La imagen inicial contiene un extracto de la nota, una ilustración de Pablo Ramírez.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]