¡Bienvenid@s!

19/8/09 - DJ:

Una mirada a las infernales cunas de soles y planetas

TEL: 1 min. 52 seg.

Nuevas imágenes reveladas hoy nos permiten internar en el corazón de una nube cósmica abarrotada de estrellas y sistemas planetarios.
El denso cúmulo estelar RCW 38 destella a 5.500 años luz de distancia, en dirección de la constelación Vela. Como el cúmulo de la Nebulosa de Orión, es un "cúmulo embebido" ya que la nube de gas y polvo todavía envuelve a sus estrellas. Los astrónomos han determinado que la mayoría de las estrellas, incluyendo la de baja masa y rojizas que superan en número a todas las demás en el Universo, se originan en estas regiones ricas en materia. Es por eso que estos cúmulos embebidos proveen a los científicos de laboratorios vivientes en los cuales explorar los mecanismos de formación estelar y planetaria.
Alrededor de la masiva estrella IRS2


"Al mirar a los cúmulos estelares como RCW 38, podemos aprender mucho acerca de los orígenes de nuestro Sistema Solar y otros, así como aquellas estrellas por venir", señaló Kimberley DeRose, primera autora de un nuevo estudio sobre el cúmulo mientras estudiaba en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.

Usando el instrumento de óptica adaptativa NACO en el Telescopio Muy Grande de ESO, los astrónomos obtuvieron la imagen más nítida hasta ahora de RCW 38. Se enfocaron en una pequeña área en el centro del cúmulo que rodea a la masiva estrella IRS2, que brilla en el abrazador rango blanco-azul, la superficie de color y temperaturas más calientes posibles para las estrellas. Estas dramáticas observaciones revelaron que IRS2 no es una, sino dos estrellas: un sistema binario cuyos componentes están separados por una distancia 500 veces la longitud de la Tierra al Sol.

RCW 38


En la imagen, los astrónomos encontraron varias protoestrellas, difusas precursoras estelares, y docenas de otras candidatas que han sobrevivido a pesar de la poderosa luz ultravioleta proveniente de IRS2. Algunas de estas protoestrellas, sin embargo, podrían no pasar esa fase. La fuerte radiación de la estrella energiza y disperza el material que, de otra forma, podría colapsar para formar nuevas estrellas o que se haya establecido en discos protoplanetarios alrededor de estrellas nacientes. En el curso de varios millones de años, los discos sobrevivientes podrían dar lugar a planetas, lunas y cometas que forman sistemas planetarios como el nuestro.

RCW 38 y nebulosa


Como si los rayos ultravioletas no fuesen suficientes, estas guarderías estelares abarrotadas también hospedan supernovas. Estas explosiones dispersan material a través del espacio cercano, incluyendo raros isótopos -formas de elementos químicos creados en estas estrellas moribundas. Ese material eyectado forma la siguiente generación de estrellas que se forman en el entorno. Como esos isótopos se han encontrado en nuestro Sol, los científicos concluyen que nuestra estrella se formó en un cúmulo como RCW 38, en vez de en una porción más "rural" o aislada de la Vía Láctea.


Cúmulo RCW 38
http://www.youtube.com/watch?v=GB0IDsoY8q4


Links relacionadosFuentes y links relacionados


Crédito imágenesSobre las imágenes

  • Alrededor de la masiva estrella IRS 2
    Composición de color de la parte central del cúmulo de estrellas RCW 38
    Crédito: ESO

  • RCW 38 con el Wide Field Imager instrument en el telescopio MPG/ESO 2.2 metros del Observatorio La Silla. Crédito: ESO

  • RCW 38 y Nebulosa. Crédito ESO



tags--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]