28/12/2011 - DJ:

¿Tiempos de cambio?

T.E.L: 7 min. 13 seg.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins realizaron una nueva propuesta para modificar el calendario. Tendría 12 meses divididos en 4 trimestres de 91 días. Todas las fechas caerían el mismo día de la semana en forma permanente. Y se agregaría una semana extra cada cinco o seis años.



Usando software y matemática, Richard Conn Henry -astrofísico de la Escuela Krieger- y Steve H. Hanke -economista en la Whiting School of Engineering, proponen un nuevo calendario en el que se mantienen los 12 meses. La gran diferencia es la similitud, si me permiten la aparente contradicción. Es que en nuestro calendario gregoriano los meses de un año son algo diferentes al mismo mes en otros años. Por ejemplo, la navidad de 2012 caerá en domingo. Pero la del año siguiente no.
En el nuevo calendario propuesto, en cambio, todas las fechas mantendrían sus días.

El Calendario permanente de Hanke-Henry tendría cuatro meses de 31 días: septiembre, marzo, junio y diciembre.

"Nuestro plan es ofrecer un calendario estable que es absolutamente idéntico de un año a otro y que permitiría una planificación racional de actividades anuales", señaló Henry. Y continuó: "Piense en la cantidad de tiempo y esfuerzo que se necesitan para rediseñar el calendario de cada organización en el mundo y se vuelve obvio que nuestro calendario nos haría la vida más fácil y simple".

No sólo en cuestiones organizacionales habría beneficios. También desde el punto de vista económico. "Nuestro calendario simplificaría los cálculos financieros" en los que hay que contar días para lo cual se han establecido diferentes convenciones. Por ejemplo el cálculo de intereses acumulados entre el 28 de febrero y el 1 de marzo.

El calendario HH tendría en cada trimestre dos meses de 30 días y uno de 31. Por lo tanto, cada año tendría cuatro trimestres de 91 días. O sea, 364 días!!

No es la primera propuesta de modificación del calendario gregoriano. Según los investigadores los intentos anteriores "fallaron porque los más importantes incluían romper el ciclo de 7 días de la semana".

El calendario Gregoriano se usa desde 1582 cuando el Papa Gregorio alteró el calendario anterior instituido en el 46 por Julio César. La idea era que el nuevo formato estuviera en sincronía con las estaciones para lo cual se quitaron de un plumazo 11 días del calendario en octubre, así que del día 4 se pasó al 15 (es decir que nadie "nació" el 5 de octubre. Ver calendario de 1582).

En una página web creada por los "reformistas" señalan que su formato respeta el cuarto mandamiento protestante: Acuérdate del día de reposo para santificarlo (El Sabath,Shabat o Sábado).

Ahora bien, las reformas del calendario gregoriano deben lidiar con un pequeño problemita acumulativo: el año tiene una duración de 365,2422 días (del año Trópico). Lo que se acumula es lo que está detrás de la coma: 0,2422. Si lo multiplicamos por cuatro da 0,9688, casi 1. Por eso actualmente cada cuatro años hay uno bisiesto, con un día de agregado.

El calendario HH, en cambio, propone agregar una semana extra cada cinco o seis años. Así los años que tendrían un MiniMes, llamado Xtr por Extra, serían: 2015, 2020, 2026, 2032, 2037, 2043, 2048...

¿Cómo es esto posible?
Usted pensará: hasta ahora se agregaba un solo día cada cuatro años. Pero esta propuesta incluye toda una semana de 7 días cada cinco o seis años. ¿No es mucha la diferencia? Es apreciable y se explica porque nuestro calendario actual tiene 365 días y el HH 364.
Como dije antes, hay que considerar una duración de 365,2422. Antes era de sólo 0,2422, pero en esta idea sería de 1,2422. Para que ese "tiempo perdido" se pueda recuperar todo junto en una semana ¿cuánto tiempo deberá pasar? Fácil: 7/1,2422=5,635.

¿Y qué pasa con la hora?
La propuesta de este dúo es que se internacionalice el Tiempo Universal y se quiten las zonas horarias. Ya existe un acuerdo sobre esto y es posible hoy usar el TU, pero los países mantienen sin embargo su hora local.

Implicaciones
Se puede rápidamente pensar en qué cambios generaría este calendario. Si usted nació el 25 de agosto, a partir del 1 de enero de 2017, que es para cuando proponen que este nuevo calendario se instituya mundialmente, su cumpleaños caerá ese año, 2017, el día viernes. Y al año siguiente, también. Siempre caerá viernes!!

Será mucho más fácil saber qué día de la semana caerá tal fecha.
Una característica del calendario HH es que si ponemos un mes debajo de otro en orden creciente en tiempo y en dos columnas, entonces tendremos en una columna a enero y en la otra, al lado julio. Febrero con agosto, marzo con septiembre, abril con octubre, mayo con noviembre, junio con diciembre. Y estas duplas son idénticas! Es decir que si sé que el 1 de enero es domingo, entonces el 1 de julio también. Lo mismo para cualquier día de ambos meses y válido para todos los años en adelante!


Además, de forma ordenada, los meses comienzan los domingos, martes o jueves. Enero, domingo. Febrero, martes. Marzo, jueves. Abril, domingo. Mayo, martes. Junio, jueves. Los restantes de forma similar.
Si usted hasta ahora para recordar qué meses caían en 30 ó en 31 usaba sus nudillos, pues con el calendario HH podrá "contar" domingo, martes, jueves, domingo, martes, jueves, para saber qué día de la semana cae un mes. Ya con eso, saber el día en que caerá otro día del mismo mes es muy simple.

¿No se vuelve todo más monótono sin cambios?
Pues cambios habrá, con el "MiniMes". Pero sí, es algo más "aburrido" y quizás más útil. Y el calendario no es un entretenimiento. Lo mismo con la hora.

¿Se pierden los horarios de verano?
No, porque la utilización del TU no altera en nada: en verano, en todo caso, cambiaremos en una hora nuestro horario laboral, sin tocar los relojes.

Los "no-nacidos"
Los nacidos los días 31 de enero, 31 de mayo, 31 de julio, 31 de agosto y 31 de octubre ya no tendrán un día en el calendario HH, ya que esos meses en HH son de 30 días. Una posibilidad es pensar que nacieron el último día de esos meses, que antes era el 31 y en HH será el 30 y festejar su natalicio el 30.

Antecedentes
Esta propuesta HH es una adaptación de la realizada en 1996 por Bob McClenon. Henry ya había hecho una propuesta de este tipo en 2004 con la idea de adoptarlo en 2006.

El HH también es muy similar al Calendario Simétrico de Irv Bromberg.

También tiene similitud con el Calendario Mundial de Elisabeth Achelis.
En el sitio del Calendario HH también mencionan otros créditos.

¿Cómo saber hoy el día de la semana de una fecha pasada o futura?
Con nuestro calendario actual es un problema que se puede resolver con matemáticas y algoritmos.
Con algo de "fuerza bruta" se puede hacer así: Elija una fecha de inicio, por ejemplo el lunes 1/1/1900. Ahora para saber qué día de la semana cayó o caerá una fecha, tome la fecha y cuente los días que pasaron entre ambas fechas, considerando los bisiestos. Al resultado divídalo por 7 y fíjese el resto (operación mod o módulo). Si es 0, es el mismo día de la semana de la fecha de inicio. Si es 1, el día siguiente. Y así.
De hecho, se podría usar este método para saber qué día de la semana habría caído el 1/1/4713 ac, fecha a partir de la cual se comienza a contar el calendario juliano. Por ejemplo, este domingo fue el día juliano 2455922. ¿Es múltiplo de 7? ¿Que el año juliano haya comenzado en 0 influye en algo?

No es la única manera. De hecho, probablemente no es la más eficiente. Fíjese en el sitio Disfruta las matemáticas y verá una aplicación on-line para hacer esto. Si mira el código fuente verá el algoritmo usado.

Otra forma de saber el día de la semana que caerá una fecha es considerando fechas clave, tal como explica el Dr. Adrián Paenza en Almanaque permanente.

Fechas y pseudo-ciencia
Este año se señaló que era "especial" por la simetría en la forma de escribir la fecha ligada al 11 de noviembre. Circuló además por internet la estúpida idea de que si al año de nacimiento le sumamos nuestra edad, el resultado sería, increíblemente, 111. Sólo con pensarlo dos segundos nos damos cuenta que si al año en que nacimos le agregamos los años que tenemos, es decir los años que pasaron desde entonces hasta AHORA, entonces el resultado no puede ser otro que el año actual, 2011. Si da 111 es porque -de forma malintencionada- se suman sólo los dos últimos dígitos del año de nacimiento. Así, se quitan de un plumazo 1900 años. Por ejemplo si alguien nació en 1973 y tiene 38 años, la suma sería 73+38=111. Pero la persona no nació en el año 73, sino en 1973. Escribir 73 implica restar 1900. Y el resultado es el mismo, 2011, menos 1900, o sea 111. Y es lógico, entonces, que esto nos pase a todos, no es magia ni indicativo de nada especial.
Pero se dijo que ocurriría un "cambio de era" o de consciencia. ¿A quién? A toda la humanidad. Pues ocurre que no todo el mundo usa la misma organización. Hay varios calendarios. Ergo, no para todo el mundo es 2011 ni todos los seres humanos nos manejamos con calendarios con nombres y duraciones iguales para los meses, por ejemplo. ¿Por qué un cambio de era habría de afectar a los Etíopes quienes viven en su año 2004 y no en 2011?

Pseudo-ciencia numerológica
Ya existen presunciones pseudo-científicas y culturales sobre los días de la semana: los martes o viernes 13, los lunes conflictivos, los domingos aburridos.
Con esta nueva organización seguro que aparecerá una nueva idea pseudo-científica que haga mayor énfasis en algo que ya existe: la personalidad según el día de nacimiento (día de la semana).
Con esta reforma eso se agravaría, pienso, porque desde la implementación del HH en adelante todos los nacidos en una determinada fecha (día-mes) caerán en el mismo día de la semana, independientemente del año, cosa que hoy no ocurre.

No hay nada "extra humano" en los días de la semana. Hay diferencias entre algunos días de otros por cuestiones culturales: días laborables y no laborables, por ejemplo. Y para esas diferencias, quizás, no haya nada mejor que la similitud propuesta por HH para organizarnos mejor.

Usted, qué piensa. ¿Qué consecuencias negativas podría tener este calendario HH luego de su implementación? Ah. Sepa que es una propuesta, por ahora, nada cambia. Y sin embargo, todo cambia.

Fuentes y links relacionados

Sobre las imágenes
  • Crédito: Hanke-Henry.
DOI Etiquetas: -

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, trate de escribir correctamente. Estamos en contra de las faltas de ortografía voluntarias y el lenguaje SMS. Luego de escribir su comentario, reléalo y corrija si es necesario antes de publicar, usando la "Vista previa".
Puede comentar con su identificación de Google, Blogger o una cuenta OpenID. Vea las opciones debajo en "Comentar como...".
La política de publicación de comentarios de este blog está explicitada en Políticas de privacidad. El administrador del blog puede publicar o no su comentario.
No se publicarán comentarios que contengan direcciones de correo electrónico.
Todos comentarios se moderan y se publican a la brevedad.
¡Gracias!

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]