¡Bienvenid@s!

31/1/16 - DJ:

¿Puede un mito ser verdadero?

T.E.L: 4 min.

En el siguiente análisis planteo que un mito nunca podrá ser verdadero. Sobre mitos urbanos como "el planeta X" o las "limpiezas energéticas" como trampas cazabobos.




Existen varios tipos de verdades. Un tipo de verdad es la metafórica, usada en el arte y también en los mitos. Un ejemplo es la alegoría de la caverna. Usamos ese relato para dar cuenta, para explicar, grosso modo, el proceso educativo. También lo usan los teóricos del cine, ya que se puede comparar un cine con una caverna en la que se proyectan imágenes que no son reales.

Pero ciertamente es falso que exista un conjunto de hombres en una caverna oscura, subterránea, con un fuego entre la entrada superior y ellos, y por lo cual, atados a las paredes, sus habitantes sólo ven las sombras proyectadas de las personas reales que pasan, afuera, por delante de la entrada.

Y no importa si eso es falso porque su objetivo es alegórico, educativo, pedagógico. En todo caso, sí importa que sepamos diferenciar los géneros discursivos. Si no lo hiciéramos, creeríamos que existe Superman y Batman y el hombre araña, el hombre nuclear, la mujer biónica, la "mala onda", los vampiros, los zombies, las hadas, los duendes, elfos, ángeles, demonios, el hombre abominable de las nieves, el planeta X, y un largo etcétera.

Hay una gran diferencia entre quienes postulan al "Planeta X" y quienes postularon al "Planeta 9". Más allá de las diferencias de quiénes son esas personas, qué estudiaron o qué estatus (títulos) tienen, lo importante son los argumentos.

Los que plantean la existencia del Planeta X, están seguros, como verdad revelada que existe y que la NASA y otras organizaciones lo saben y lo ocultan. Sus argumentos, para sostener sus afirmaciones, sin embargo, son insostenibles.

En cambio, cuando los científicos postulan que existiría un planeta 9, en primer lugar plantean en su postulación la duda, en potencial: es una posibilidad, a ser verificada.

LOS MITOS URBANOS
Hay quienes sostienen que hay mitos verdaderos y otros que sostienen que todo mito es falso. Veamos dos ejemplos:
En la misma edición del diario Página/12 del 20 de octubre de 2015 aparecieron estas dos noticias:
Mitos y verdades sobre la actividad ganadera [1] y Contra la falsedad de ciertos mitos [2].

En el primer caso se contrapone "mitos" a "verdades", por lo que podríamos decir que en ese uso, el concepto de mito estaría relacionado a lo no verdadero. Lo "no verdadero" podría ser mentira, fraude o simple equivocación.

En el segundo caso, en cambio, en el título hay una postura en contra de la falsedad de "ciertos" mitos, y por tanto no de todos, con lo que se infiere que para el redactor (o su entrevistado) algunos mitos sí serían verdaderos.

Otro ejemplo de "mitos verdaderos" lo podríamos encontrar en la serie de televisión MithBusters que se emite por Discovery Channel. En la página web (en el sitio web del canal) hay una sección llamada Mith Results dividida a su vez en "rubros". Tomo como ejemplo la subpágina Myth Results: Survival. Allí veremos una lista de mitos, muchos de ellos "derrotados" (el término en inglés es Busted), pero algunos "confirmados", como se ve en esta captura de pantalla.


Entonces, ¿es posible que un mito sea verdadero? Si nos dejamos guiar por algunos de los discursos citados, parece que sí. Si, en cambio, tomamos como válidos otros discursos, no.

Una forma de superar esta dicotomía es definir estos mitos, me refiero a los mitos urbanos, particularmente.

MITOS COMO (HIPÓ)TESIS
Lo que propongo es pensar a los mitos como hipótesis, suposiciones a ser verificadas, con la diferencia de que en vez de presentarse de ese modo, se los presenta como una conclusión, una tesis.
Por ejemplo, yo podría preguntarme (una hipótesis es una suposición educada, una pregunta a ser respondida) si las personas que tienen una cantidad par de pecas son exitosas. Aunque suene algo descabellado (encontraremos que los científicos investigan cosas todavía más extrañas), supongamos que diéramos validez a la hipótesis.

Pero si es una hipótesis es una pregunta a ser respondida, no una respuesta. Entre la hipótesis y la conclusión (respuesta acabada, pero no definitiva, no absoluta, sino no sería ciencia), debe mediar la investigación. No se llega a una conclusión porque "me parece", sino a través de una serie de argumentos basados en observaciones y experimentos.

El Planeta X no surge de esa manera. Se podría plantear como una hipótesis científica, en cuyo caso, luego habría que buscar los medios de probarla o descartarla a través de observaciones y experimentos. Si un conjunto de simulaciones computacionales mostraran que es teóricamente posible, no alcanza, habría que salir a buscar tal planeta. Es ESO y no otra cosa, lo que ocurre con el Planeta 9. Es una posibilidad, basada en cálculos y simulaciones, que debe ser verificada. Hasta que eso ocurra, será una construcción teórica, no una verdad establecida.

Los mitos urbanos SON preguntas no contestadas, hipótesis que podrían tener sentido en el marco científico, pero que SON PRESENTADAS como conclusiones, sin haber mediado ninguna investigación. También podríamos pensar, en algunos casos, que ciertos mitos son en realidad tesis mal formadas (por ejemplo ilógicas o indemostrables), es decir, hipótesis que se basan en argumentos inválidos.

Pero como PARECEN "lógicas", verosímiles en algún sentido, los creemos, lo que constituye a los mitos como trampas cazabobos que repetimos como si supiéramos algo "de verdad" luego de haberlo leído en un foro o página web o escucharlo en la radio y nos resulte "creíble".

Lo que hacen los "Cazadores de mitos" NO es mostrar que un mito es verdadero o falso: convierten a los mitos en hipótesis (se preguntan con el objetivo de verificar) y por tanto cuando confirman o descartan lo hacen sobre hipótesis, no sobre mitos. Los mitos se creen o no se creen.

Para el diario Clarín, hay que "creer o reventar" según indica Santiago Fioriti al contar que el presidente de la nación hizo tres “limpiezas energéticas” a su despacho [3].

Se postula que existen energías negativas (o positivas) y se lo afirma sin mediar investigación alguna. ESO es un mito, no una tesis o una hipótesis científicas.

Fioriti tiene razón. Como no se puede creer, entonces, habrá que reventar.


Fuentes y enlaces relacionados
[1] Mitos y verdades sobre la actividad ganadera, por Sebastián Premici, 20-10-2015.
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-284224-2015-10-20.html

[2] Contra la falsedad de ciertos mitos, de Cristian Vitale, 20-10-2015.
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/17-36987-2015-10-20.html

[3] Macri renovó su despacho y le hizo tres “limpiezas energéticas”, por Santiago Fioriti, 28-01-2016.
http://www.clarin.com/politica/macri-rosada-climatizacion_energetica_0_1512448742.html


Sobre las imágenes
Captura de pantalla e imagen inicial de Discovery.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]