Cosmonautas de la autopista, a la manera de los viajeros interplanetarios que observan de lejos el rápido envejecimiento de aquellos que siguen sometidos a las leyes del tiempo terrestre, ¿qué vamos a descubrir al entrar en un ritmo de camellos después de tantos viajes en avión, metro, tren? Julio Cortázar.
Desde Buenos Aires, Argentina

14/8/18 - DJ:

Parker Solar Probe y las velocidades espaciales

T.E.L: 4 min.

Sobre la velocidad espacial y la potencia y límites del descubrimiento.


Como ya sabemos, el 12 de agosto NASA lanzó la sonda Parker que se dirigirá al Sol. Según la agencia estadounidense, luego de siete sobrevuelos por Venus, la sonda llegará muy cerca del Sol y adquirirá una aceleración final cercana a los 700.000 km/h.

Quiero que nos detengamos a pensar en esa velocidad. No es la velocidad dada por el impulso de un cohete, sino que se llega a tal aceleración gracias al empuje gravitacional de Venus, varias veces seguidas. Pero, en cualquier caso, esa es la máxima velocidad alcanzada por una nave humana. ¿Es mucho? Depende para qué.

Velocidades y descubrimientos
Es interesante pensar sobre velocidades en el contexto de la búsqueda de vida ET. Es factible que exista alguna forma de vida simple, microbiana, en el Sistema Solar o bien que haya existido y permanezca como fósil. En ambos casos, sería un descubrimiento extraordinario. Es posible que tal descubrimiento se produzca en las próximas décadas porque se ha avanzado en la exploración de Marte y hay misiones planificadas hacia las lunas de Júpiter y Saturno, donde también podría proliferar alguna forma de microorganismo.

Sin embargo, más allá del Sol, la cosa se complica. El sistema estelar más cercano a la Tierra, Alfa Centauri, que se sabe que posee al menos un planeta, yace a 4 años luz de distancia, que equivalen a la longitud que recorrería un haz de luz viajando a la única velocidad posible: la velocidad de la luz, de casi 300.000 km/s en el espacio vacío. Si multiplicamos esa cantidad por 60 tendremos la distancia recorrida en un minuto. Si al resultado lo multiplicamos por otros 60, obtenemos la distancia en 1 hora. Eso por 24, la longitud en un día. Por 365, en un año. Y si multiplicamos por 4, en 4 años. Total: 37.843.200.000.000, es decir, más de treinta y siete billones de kilómetros.

¿Cuánto tardaría en recorrer esa distancia la nave más veloz construida, la Parker Solar Probe?
Si viaja a 700.000 km/h podemos dividir ambas cifras, y el resultado será en horas: algo más de 54 millones de horas. Si lo dividimos por 24, haremos la equivalencia a días y si a eso lo dividimos por 365, en años. Total= 6.171 años.


No se pueden descubrir microbios con un telescopio, que es un instrumento adecuado para observar grandes objetos a grandes distancias. Por tanto, para hallar vida simple hay que ir a la superficie de planetas o lunas. Ir al planeta más cercano, fuera del Sistema Solar, resulta hoy, imposible. Hasta tanto no se desarrollen sistemas de propulsión mucho mejores, llegar con una sonda de superficie a un exoplaneta está fuera del alcance humano actual.

LOS INVEROSÍMILES VISITANTES
Desde el incidente Roswell, hace más de 50 años, se dice que nos visitan ET con naves espaciales, los OVNIS. Es poco probable que siendo el universo tan grande provengan del sistema estelar más cercano, pero supongamos que así fuera. Desde Próxima Centauri hay, como dijimos, 4 años luz. Si existiera allí una civilización de igual avance tecnológico que los humanos, tardarían 6000 años en llegar aquí. Resulta poco verosímil que, si así fuera, nos estén visitando asiduamente desde hace décadas.
Si vinieran de más lejos, sería todavía más difícil.
Deberíamos suponer, entonces, que si nos visitan frecuentemente deben tener una tecnología de propulsión mucho mejor que la humana, pero no sólo un poco mejor, sino miles de veces mejor.
Si así fuera, ¿por qué juegan a las escondidas desde hace décadas? No es verosímil que nos tengan miedo.
Pero quizás sean como antropólogos o biólogos que vienen a estudiarnos sin interferir. Si ese fuera el caso, es decir, si quieren pasar desapercibidos, no deberían tener problemas con una tecnología tan superior que podría ser indetectable para los ojos y radares humanos. ¡Pero mucha gente dice ver OVNIS por todos lados, cada dos por tres! Nuevamente, no resulta verosímil.

Y eso, si consideramos la distancia mínima, es decir, suponiendo que vinieran del sistema estelar más cercano a la Tierra, compuesto por tres estrellas, lo que supone también un sistema con grandes fuerzas de marea, no muy estable, y por ende, no muy verosímil que haya tenido estabilidad durante miles de millones de años como para que florezca vida inteligente como en la Tierra.

Y mucho menos verosímil es pensar que con semejante adelanto tecnológico, EE.UU. la máxima potencia militar (que sin embargo perdió en Vietnam), haya podido capturar a un ET y tenerlo en el área 51 o en el hangar 18!

Esta idea está impregnada en la cultura de masas. Como muestra de ello, Megadeth tiene un tema (y un videoclip) llamado Hangar 18 (también se hizo una película con ese nombre).

LOS EXTRAORDINARIOS DESCUBRIMIENTOS POSIBLES
Los extraordinarios enunciados sobre OVNIS y seres ET visitándonos son de fantasía o de ciencia-ficción. Pero la ciencia de lo real también es fuera de lo ordinario: la sonda Parker llegará a 6 millones de km del Sol, lo que es una corta distancia en relación a los 150 millones de km que separan a la Tierra de la Estrella (en promedio).

El principal objetivo de la misión es estudiar el viento solar, partículas cargadas que viajan a gran velocidad y que fueron predichas por un tal Eugene N. Parker en 1958, cuando no muchos lo tomaron en serio y de allí el nombre de la nave, la primera en tener nombre de una persona que todavía está viva.
No se trató meramente de una suposición imaginaria, sino de la utilización de datos, cálculos e inferencia que lo llevaron a tal conclusión. Cuatro años después, con la sonda Mariner 2 hacia Venus, se detectaron partículas energéticas en el espacio no tan vacío, eso que ahora se llama viento solar.

Eugene Parker en la actualidad, con 91 años. Joshua Lott para The New York Times

Estudiar con mejores datos la corona y el viento solar generará un mejor entendimiento del clima solar, que afecta a la Tierra.
Estos datos no se obtendrán todos juntos, ni muy rápido. La misión está pensada hasta 2025, luego de 24 órbitas de 88 días, y la nave deberá defenderse de temperaturas mayores a mil grados Celsius. Está previsto que para octubre sobrevuele a Venus por primera vez y en noviembre llegue a su primer perihelio. No es la primera nave en sobrevolar al Sol, pero sí será la que más cercano llegará. En comparación, estará 7 veces más cerca del astro que la sonda Helios.

En síntesis, la realidad científica es tan extraordinaria como la imaginación, pero es cierta. Y es mucho más difícil formular teorías que explican aquello que no se entiende y poder probarlo empíricamente que hacer un videoclip con muñecos de goma.


https://youtu.be/4tzWc3Xl4B0

Fuentes y enlaces relacionados
Parker Solar Probe en The Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory
http://parkersolarprobe.jhuapl.edu/

NASA
https://www.nasa.gov/content/goddard/parker-solar-probe-humanity-s-first-visit-to-a-star

Dynamics of the Interplanetary Gas and Magnetic Fields.
Parker, E. N.
Astrophysical Journal, vol. 128, p.664
DOI: 10.1086/146579

NYT: NASA’s Parker Solar Probe Is Named for Him. 60 Years Ago, No One Believed His Ideas About the Sun.
https://www.nytimes.com/2018/08/10/science/eugene-parker-solar-wind-nasa-probe.html

Parker Solar Probe Launches on NASA Voyage to ‘Touch the Sun’
https://www.nytimes.com/2018/08/11/science/parker-solar-probe-launch.html

Sobre las imágenes
Crédito foto: Joshua Lott para The New York Times.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]