Cosmonautas de la autopista, a la manera de los viajeros interplanetarios que observan de lejos el rápido envejecimiento de aquellos que siguen sometidos a las leyes del tiempo terrestre, ¿qué vamos a descubrir al entrar en un ritmo de camellos después de tantos viajes en avión, metro, tren? Julio Cortázar.
Desde Buenos Aires, Argentina

22/9/18 - DJ:

Seudociencia en Periodismo.com

T.E.L: 9 min.

Sobre una nota a favor de la astrología traducida y publicada en Periodismo.com.



En el sitio Quartz se publicó una nota, en inglés, firmada por Michael Tabb. El artículo fue traducido y publicado en el sitio Periodismo.com.
Este sitio, dirigido por Diego Rottman, está asociado a Periodismo.net a través del cual se dictan cursos de periodismo por internet, entre ellos, un curso de Periodismo científico que yo realicé hace ya varios años.
Además, cabe señalar que en Periodismo.com se recopilan todos los meses ejemplos de "Mala praxis periodística". En la versión de agosto 2018 de esa sección, se indica: "Noticias falsas, manipulaciones, omisiones, metidas de pata y todo lo peor del periodismo del mes pasado, rescatado por tuiteros".
Esta caracterización apunta a Periodismo.com como una suerte de "comisario" del periodismo de calidad que señala lo que se hace mal e incluso dicta cursos sobre cómo hacerlo bien.
Es curioso -o no tanto- que en la portada del sitio se suelen publicar "noticias locas" que si bien dan cuenta de cosas que efectivamente ocurren, se las puede clasificar dentro del rubro "sensacionalismo".

A raíz de la traducción, sin firma, publicada en Periodismo.com de la nota a favor de la astrología, envié un tuit a Rottman dejando en claro que, a mi modo de ver, la traducción de tal nota es un ejemplo a considerar en la "Mala praxis periodística" que ellos recopilan. Su respuesta fue la siguiente: "hola, la nota es una traducción de qartz. El cuerpo de la nota no es bueno, pero el video explica mejor la idea. En ningun lugar se desmiente el caracter pseudocientífico de la astrologia. Pero, en aras de la claridad, probablemente terminemos borrando el post."

Más allá de la falta de tildes en el tuit de Rottman, la cuestión central es esta: no hay ningún problema en abordar una cuestión cualquiera, incluso la astrología, en tanto se dejen en claro las cosas, en vez de caer en la mera ambigüedad y el hacer una traducción "textual" no es una excusa para no hacerlo. Me refiero con traducción textual a una traducción no literal, sino una que esté bien hecha, pero que no agrega nada al texto original.
Por otro lado, una vez publicada la nota, borrarla no sólo se podría considerar una forma de "censura" posterior (que yo no pedí), sino que tampoco aclara nada.

Por tanto, haré lo que otros no hacen, sea por desconocimiento o por fiaca.


MITOS Y VERDADES SOBRE LA ASTROLOGÍA EN EL ARTÍCULO QUARTZ
Antes que nada debe señalarse que el artículo en Quartz, traducido en Periodismo.com, está acompañado de un video. Me referiré a ambas cosas, al texto y al video.
En primer lugar, el artículo dice que según una encuesta más del 40% de los estadounidenses afirman que la astrología es “algo” o “muy” científica. Y luego dice "Culpemos a internet, culpemos al ateísmo, culpemos a nuestros tiempos estresantes. El número está aumentando, y es más alto aun en los jóvenes."

Al respecto: el ateísmo tiene muy poco que ver con la astrología porque la astrología está basada en dioses: el nombre de los planetas, Saturno, Júpiter, etc, viene de la tradición romana. Al mismo tiempo, la astrología no habla de las características físicas de los planetas, su atmósfera, su gravedad, su magnetismo. ¿Qué influencia puede tener entonces una roca en el espacio? Los "efluvios cósmicos" no serían otra cosa que la manifestación "espiritual" de los dioses asociados a los planetas. Por tanto, al menos en un sentido, es una forma de religión (pagana) encubierta. No es exactamente una religión, porque para tal cosa haría falta un ritual.

En el artículo también se señala que: "la astrología es esencialmente un conjunto de historias basadas en milenios de observaciones." Y luego se agrega: "Los astrólogos han logrado descubrir tales conexiones registrando y organizando grandes cantidades de nueva información, actualmente, algunos están incorporando datos de asteroides, y procediendo por ensayo y error."

¿Dónde están esos enormes volúmenes de datos recopilados durante milenios? En ningún lado. No existen. Sería muy fácil desmentirme mostrando tales datos. Nadie lo hará, no están en ninguna parte. Los astrólogos no recopilan ningún dato. Quizás alguno diga que lo hace en forma particular y no los publica, lo cual es incomprobable.

Si los hubiera, si existiera una enorme base de datos, se podrían realizar estudios estadísticos. Enseguida nos referiremos a eso. Pero si se dice que hay muchos datos recopilados durante milenios, un periodista en serio (no uno de cuarta), debería preguntar y preguntarse dónde están esos datos y si no los encuentra, dudar de su existencia, en vez de aceptarlo ciegamente. ¿Se enseña esto en los cursos de periodismo o se enseña a publicar cualquier cosa sin chequeo?

LA INFLUENCIA DEL ENTORNO
El artículo también dice: "Además, la astrología puede haber tropezado con valiosos conocimientos sobre cómo nos afecta el mundo que nos rodea. Los signos solares occidentales nos dicen que las estaciones (no las constelaciones) afectan dramáticamente nuestra personalidad. La cronobiología nos dice lo mismo: así como nuestros cuerpos siguen los ritmos diarios, de acuerdo con nuestro reloj biológico, también parecen seguir ritmos anuales, afectados por nuestro entorno."

Veamos esto, también abordado en el video. Existen algunos estudios estadísticos, no debidamente probados, pero verosímiles, que establecen una relación entre fecha de nacimiento y enfermedades, en base a una cuestión estacional. Para decirlo fácil: los nacidos en invierno parecen tener una tendencia a cierto tipo de enfermedades distintas a las que suelen tener los nacidos en verano. Esto contradice a la astrología, ya que para los astrólogos, una persona nacida a mediados de septiembre es de Virgo, tanto en el Hemisferio Norte (donde es otoño) como en el Hemisferio Sur (donde es primavera). Por tanto, si tales estudios fueran ciertos, no tendría sentido pensar en "gente nacida en Septiembre (Virgo)", sino en "gente nacida en otoño".

Por otro lado, estos estudios no dicen nada respecto de la personalidad. La influencia del Sol, que es una estrella y por tanto emite luz y calor, no se puede extrapolar a cualquier otro objeto que no hace tales cosas. La influencia del Sol en la vida terrestre es inobjetable, pero ¿en qué influye el Sol en la personalidad? En nada.

La Luna también tiene su influencia, dada por su tamaño y distancia. A la noche, los animales que cazan (o son cazados) tendrán una diferencia cuando la Luna está en fase llena que cuando está en fase nueva. He ahí una influencia que no se puede extrapolar a los planetas, como es obvio: La presencia o ausencia sobre el horizonte de Mercurio, Venus, Marte, Júpiter o Saturno (los planetas visibles a simple vista) no cambia en nada respecto de la visión nocturna porque aunque son mucho más grandes que la Luna, están mucho más lejos de la Tierra, por lo que sólo se ven como puntos de luz, es decir, que la luz que reflejan del Sol hacia nuestro planeta es muy poca. Su influencia en los animales nocturnos es nula. Y respecto de la personalidad, su efecto es el mismo: ninguno.

Si los planetas o lunas nos influyeran por gravedad, entonces cabría hacerse dos preguntas: ¿por qué la astrología desconoce todas las lunas del sistema solar, excepto la nuestra? Júpiter y Saturno tienen en conjunto más de un centenar de satélites naturales que la astrología desconoce.
Pero además, si un pedazo de roca afectara nuestra personalidad por gravedad (masa y distancia), entonces también debería ocurrir eso con...el Aconcagua o el Everest. Incluso, en estos casos, su influencia sería mayor, porque aunque tienen menos masa, están mucho más cerca de las personas. (La gravedad es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia).

SOBRE LOS ESTUDIOS ESTADÍSTICOS
Digamos que encontramos que cada vez que nace un varón en un hospital, el semáforo que está en la esquina del nosocomio está encendido en la luz roja. ¿Eso significa que cada vez que el semáforo se pone en rojo nace un varón? ¿Se puede usar esa CORRELACIÓN como si fuera una relación causal?. Una relación causal implica una relación de causa-efecto. ¿Hay una relación causa-efecto en ese caso o es sólo una coincidencia?
Digamos que el semáforo tiene tres luces y que las tres se encienden la misma cantidad de tiempo, un minuto cada una, entonces lo lógico sería esperar que cuando nace un varón sólo un tercio haya nacido justo cuando la luz roja del semáforo estaba en rojo. Si se encontrara un valor muy por encima de 33% sería llamativo.
Sin embargo, si las luces del semáforo no se encienden la misma cantidad de tiempo, la probabilidad de nacer con cada luz no es equiprobable. Si la luz roja se enciende durante 2 minutos, luego la amarilla durante 30 segundos y luego la verde durante 1 minuto, lo lógico sería esperar que la mayoría de los nacimientos se produzca cuando hay luz roja. Pero en ningún caso hay una relación causal, es decir, el género sexual de los recién nacidos no está dado por la luz del semáforo, como lo sabemos con certeza porque existen las ecografías.

Del mismo modo, si tuviéramos una larga colección de datos que vinculen fenómenos astronómicos con hechos humanos habría que tener ciertos cuidados estadísticos a la hora de sacar conclusiones altisonantes.
Supongamos, por ejemplo, que tuviéramos una base de datos con registros como este:

Fecha: 20/09/2015; Objetos en el cielo: Marte; Hechos: Guerra en el Golfo.

Supongamos que tenemos muchos registros parecidos. Estaríamos tentados a pensar que existe una correlación entre Marte en el cielo y las guerras. Pero, ¿en ese momento sólo estaba Marte en el cielo?
Como lo sabemos por los astrónomos modernos, en el cielo hay decenas de tipos de objetos distintos: planetas, lunas, asteroides, cometas, nebulosas, galaxias, estrellas de distinto tipo (variables, binarias, enanas, gigantes, etc), remanentes de supernova, etc. La mayoría de estos objetos (excepto los planetas antes citados y algunas estrellas) no se pueden observar a simple vista, son objetos del espacio profundo que sólo se descubrieron y se pueden observar con telescopios. Eso los antiguos no lo sabían, por eso no los tenían en cuenta. Pero allí están. Por tanto, suponer que hay una relación entre Marte y las guerras es...caprichoso, anticientífico.

Tratar de explicar enfermedades sólo por la fecha de nacimiento es tan tonto como se demuestra en un sencillo ejemplo:
Las personas con cáncer de pulmón nacieron en distintos lugares, en diferentes momentos, no forman parte de un "signo" en particular. En cambio, se puede explicar el cáncer por la utilización de sustancias tóxicas como la nicotina. Es decir, para explicar lo que nos pasa tenemos que saber qué hacemos, no qué planetas había en el cielo en el momento de nacer.

LA AMBIGÜEDAD COMO MARCA DE ÉPOCA
Se ha dicho que la ambigüedad es una marca de la posmodernidad. Efectivamente esto ocurre en la actualidad, aunque pongo en duda que esto sólo ocurra hoy. Pero sí es cierto que es común encontrar afirmaciones como esta: "La astrología es falsa, pero los de Virgo son distintos de los de Géminis". Lo que es contradictorio. El artículo de Quartz, traducido sin crítica en Periodismo.com, va en el mismo sentido.

LA ASTROLOGÍA COMO PREJUICIO
La astrología no es otra cosa que una colección de prejuicios ancestrales. Los prejuicios son ideas que nos hacemos de las personas antes de conocerlas bien, sin muchos datos, sólo por cuestiones aparentes. Es inevitable formarse ideas apresuradas. Sin embargo, si somos adultos, ya sabemos que las apariencias engañan, por tanto, una cosa debe contrarrestar a la otra. Si vemos a un hombre con pelo largo, quizás pensemos "Es raro, debe ser hippie", pero no todos los hombres que tienen el pelo largo son hippies. Lo que hacemos en esos casos es una correlación entre hombres de pelo largo y hippismo. Pero no es una relación causal.
De igual forma, hay quienes piensan que los negros son inferiores o "raros"; que las mujeres son inferiores a los hombres; que los judíos son así o asá, etc. Son prejuicios porque son ideas falsas, dadas por una pequeña cantidad de datos reales que no se pueden extrapolar al conjunto.
Por lo tanto, un prejuicio es una idea que puede parecer verdadera, basada en algunos datos, pero es en realidad falsa. Científicamente falsa.

Si estamos en contra de los prejuicios, entonces deberíamos estar en contra de la astrología. Los nacidos en junio son distintos entre sí, la personalidad de las personas no está dada por los planetas en el cielo en el momento de nacer: la personalidad es consecuencia del proceso de socialización.

Por eso, la astrología no tiene nada que ofrecer, excepto estereotipos, preconceptos basados en conocimiento antiguo ya superado y genera prejuicios sobre si las personas son de tal o cual forma sin conocerlas. ¿Cómo puede alguien estar a favor de eso?

CONCLUSIÓN
En todo caso, sí podría estar de acuerdo en que el estudio de qué es y qué no es la astrología puede ayudar a las ciencias sociales, particularmente a entender cómo las personas nos formamos ideas falsas de otras, cómo se forman y mantienen los prejuicios, tanto en el pasado como en la modernidad. En la actualidad, entre otras cosas, habría que considerar la influencia de los medios de comunicación que apoyados en la "tiranía de la demanda" ofrecen a las audiencias lo que éstas demandan, aunque sea falso, cuestionable, tergiversado. Si la gente lo consume, si hace "click", si se puede hacer "caja", entonces se publica. Eso explica las "noticias locas" de muchos portales. Se culpa ahora a Facebook de las "fake news", es decir, noticias falsas, y se suele decir que se apoyan en que el público responde emocionalmente más que racionalmente. Pero está claro que eso no empieza y termina en algunas redes sociales.
No importa si algo me gusta o no, tampoco si es moderno o si es antiguo: para saber si algo es cierto hay que basarse en evidencias.

Fuentes y enlaces relacionados

Periodismo.com: La astrología realmente podría ayudar a la ciencia
https://www.periodismo.com/2018/09/17/la-astrologia-realmente-podria-ayudar-a-la-ciencia/

Mala praxis periodística agosto 2018
https://www.periodismo.com/2018/09/03/mala-praxis-periodistica-agosto-de-2018/

Quartz: Astrology, the beloved pseudoscience, could actually really help science
https://qz.com/1382407/astrology-the-beloved-pseudoscience-could-actually-really-help-science/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]