Tablón de anuncios


Desde Buenos Aires, Argentina - LatLong: -34.672501; -58.449722
Tablón de anuncios
Dic.2018: Se mejoró la versión móvil y ahora despliega correctamente el formulario de comentarios de Disqus.
Dic.2018: Se reincorporó la sugerencia de posts relacionados al final de cada entrada.

28/12/18 - DJ:

Memorias del pasado futurista: ¡Al 2019 y más allá!

T.E.L: 3 min.

Un deseo de futuro próspero para el año civil que comienza, que será clave en la exploración espacial.




Para esta época se recuerda aquella navidad de 1968 en la que se sacó la famosa fotografía de la Tierra saliendo por el horizonte lunar, conocida como "Earthrise".

No cabe duda de la importancia de aquella fotografía, pero creo oportuno traer a colación otro recuerdo, un "recuerdo del futuro". Para quienes como yo peinamos canas, algunas ideas de ciencia ficción inundaron nuestra adolescencia, por ejemplo, un futuro con autos voladores. Hoy, 30 años después, no estamos ni cerca de que vehículos como esos puedan circular libremente y ser moneda corriente como narra la película "El quinto elemento". Sin embargo, sí hay, hubo, habrá una ciencia ficción que se convirtió en realidad: El Transbordador Espacial.
La "lanzadera" se impulsaba con cohetes, pero al reingresar, descendía como un avión y era reutilizable. Fue un vehículo del futuro, proyectado ya a finales de los 60 y convertido en real a comienzos de la década de 1980.
Algunos hechos salientes del "Shuttle" fueron los accidentes de los orbitadores Challenger y Columbia, pero también el lanzamiento y puesta en órbita del Hubble, así como su primera misión de servicio.
Hay que recordar que luego del Challenger, en 1986, el programa se paró durante dos años. El informe era lapidario, ya que se podría haber evitado el accidente. En 1988 se retomó el programa y se lanzaron varias sondas y satélites. Pero el verdadero desafío llegó en 1990 con el Hubble. El viaje para poner en órbita al telescopio era más largo que los usuales, unos 500 km, y se logró con gran éxito. Excepto por el hecho de que el espejo estaba mal hecho, por millonésimas de centímetro y el telescopio era miope.
La primera misión de servicio, realizada en 1993, tuvo cinco EVAs o caminatas espaciales, en tiempo récord y muy difíciles, para colocar las correcciones en el telescopio.

Si el STS fue un vehículo futurista espacial, el Telescopio Hubble fue, a pesar de su fallida "primera luz", una nave-instrumento insignia de NASA hasta ahora. Quizás ya nos acostumbramos a las imágenes obtenidas con el Hubble, pero es necesario recordar que alguien tuvo una idea genial: fotografiar, con larga exposición, una porción aparentemente vacía del espacio, lo que dio lugar a las imágenes de campo profundo.
Durante la navidad de 1995 se hizo el primer campo profundo con 342 exposiciones a lo largo de 10 días. En esa región de la Osa Mayor en la que parecía no haber nada, se hallaron 3000 galaxias del universo lejano. La propuesta había sido hecha por Robert Williams.
Al año siguiente se hizo el campo profundo sur y luego vinieron las imágenes de campo ultra profundo con la cámara ACS luego de la misión de servicio de 2002.


El telescopio no fue inventado para observar las estrellas. Ese uso revolucionario se lo dio Galileo hace 400 años. La gran mayoría de los objetos astronómicos conocidos y catalogados fueron detectados en estos últimos cuatro siglos.
El uso del Hubble, en particular con las imágenes de campo profundo, también fue revolucionario y esas imágenes del universo primitivo no se habrían hecho sin los transbordadores espaciales.

Agreguemos la Estación Espacial Internacional, que también fue una infraestructura futurista. Se comenzó a construir en 1998, pero se soñó treinta años antes, como atestigua la película "2001: Odisea del Espacio". Fue un reemplazo de la soviético-rusa estación Mir. Sin los Shuttle y las Soyuz, la EEI no estaría allí.

Con el último vuelo del Atlantis en 2011 se terminó el programa STS. Desde entonces, NASA trabaja para un programa sustituto: el Orión. Está previsto para 2019 un vuelo de prueba en órbita lunar.
Las nuevas naves espaciales del futuro serán Orión y el SLS, el sistema de propulsión. "De vuelta a la Luna y a Marte" es el nuevo lema de NASA y su nueva fecha de objetivo es la década de 2030.
Seguramente nuestros hijos o nietos se enterarán de la llegada de Orión a Marte mientras estén atascados en el tráfico vehicular de alguna gran ciudad y los autos voladores serán una mención graciosa, un meme. ¡Multipass!

Poblemos nosotros también nuestro futuro colectivo con sueños de progreso que amplíen nuestros horizontes.
¡Más ciencia para la paz y trabajo para todos!
¡Feliz 2019!

https://youtu.be/JljZbjpvjmE

Fuentes y enlaces relacionados
The Ins and Outs of NASA’s First Launch of SLS and Orion
https://www.nasa.gov/archive/feature/the-ins-and-outs-of-nasa-s-first-launch-of-sls-and-orion

This Week in NASA History: Apollo 8 Captures “Earthrise” – Dec. 24, 1968
https://www.nasa.gov/centers/marshall/history/this-week-in-nasa-history-apollo-8-captures-earthrise-dec-24-1968.html

NASA's Exploration Campaign: Back to the Moon and on to Mars
https://www.nasa.gov/feature/nasas-exploration-campaign-back-to-the-moon-and-on-to-mars

The Hubble Deep Fields
https://www.spacetelescope.org/science/deep_fields/


Sobre las imágenes
Ilustración de NASA.
Logo: De NASA/Blake Dumesnil - http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/shuttle/general/html/jsc2010e079335.html, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11667823

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]