¡Bienvenid@s!

28/7/09 - DJ:

¿Vuelve la discusión por Plutón?

TEL: 4 min. 48 seg.

La próxima semana, la asamblea general de la UAI se volverá a reunir, en Río de Janeiro, por primera vez desde la "degradación" de Plutón a la categoría de planeta enano. ¿Hay posibilidades de restituir su "estatus"?
Ilustración de Plutón y Caronte

Según el jefe de la Unión Astronómica Internacional (UAI), Karel van der Hucht, no se espera que se desafíe la resolución de la reunión anterior, en Praga, pero los fanáticos de Plutón continúan uniéndose, en resistencia.

No es la primera vez que, desde que se redefinió la categoría de planeta y se instauró la categoría de planeta enano, en 2006, los defensores de Plutón sacan a relucir el debate en alguna reunión de astrónomos. Contábamos al respecto el año pasado en "Se reaviva el debate por Plutón", donde repasábamos la cuestión. Y esto, a pesar de que la UAI, decidió que los planetas similares a Plutón fueran llamados ahora "Plutoides".

Si alguna posibilidad existe para que se reinstale al objeto a su categoría anterior, seguramente vendrá de la mano de nuevos descubrimientos, más que continuar con el debate actual. Mark Skyes, del Instituto de Ciencias Planetarias en Arizona, cree que los descubrimientos dentro y fuera de nuestro sistema solar, en los próximos años, harán que la nueva resolución sea insostenible. "Estamos en el medio de una revolución conceptual. Estamos sacudiendo los últimos vestigios de la visión mitológica de los planetas como objetos especiales en el cielo, y la idea de que debe haber un pequeño número de ellos porque son especiales".

Skyes cree que las actuales misiones en ruta a Plutón y a Ceres, revelarán a estos planetas enanos como activos e intrincados mundos. Mientras tanto, los astrónomos podrían encontrar objetos distantes tan grandes como la Tierra que la UAI no definiría como planetas.

El científico está entre quienes prefieren una definición inclusiva y simple del estatus de planeta: si un objeto es suficientemente grande como para que su propia gravedad lo moldee con una forma esférica, debería ser un planeta. Eso llevaría no sólo a Plutón a su antigua clase de objeto, sino que inmediatamente elevaría el grado a un gran número de otros cuerpos.

La UAI originalmente propuso algo similar, pero en Praga (la 26º Asamblea General), una fracción objetó, apuntando que Plutón era sólo un pedazo de escombro, de los tantos objetos helados más allá de Neptuno en el denominado Cinturón de Kuiper. La objeción venía a cuenta de que si se optaba por una definición simple, muchos de esos objetos alcanzarían el nivel de planetas y persuadieron a la Asamblea de añadir una condición: que el planeta debía limpiar su vecindario alrededor de su órbita. Así, sólo ocho objetos del sistema solar podrían componer esa categoría, degradándose a Plutón. De lo contrario, el número de planetas del sistema solar se habría elevado a, por lo menos, 12, teniendo en cuenta los objetos conocidos. Pero se argumentaba que muchos más objetos deberían ser incluidos en una categoría simple, a medida que se fueran descubriendo.

Alan Stern, del Instituto Southwest en Colorado, probablemente no es muy objetivo, ya que lidera la misión de NASA a Plutón "Nuevos Horizontes". Sin embargo, lo que explica hay que considerarlo: "Ninguna definición que permita a un planeta en una localización pero no otra es inviable. Toma a la Tierra. Muévela a la órbita de Plutón, y será instantáneamente descalificada como planeta".

Comparación de planetas enanos y la Luna

Si bien la gravedad de la Tierra es suficientemente fuerte como para haber limpiado de desechos su relativamente pequeño vecindario, dos factores harían que fracasara en hacerlo si estuviese en el lugar de Plutón: el sistema solar exterior es vasto y todo se mueve mucho más lento allí fuera. De acuerdo a Skyes, 4,5 mil millones de años no habrían sido suficientes para que que una pequeña y lenta Tierra pudiese barrer su entorno.

En 2015 la nave Nuevos Horizontes llegará a Plutón. Se espera, entonces, revelar un complejo panorama y una atmósfera activa. Luego, la misión "Amanecer" (Dawn) arribará a Ceres, el mismo año. El espectro infrarrojo de luz de Ceres sugiere que partes de su superficie está cubierta en arcilla, lo que podría ser un signo de actividad geológica. En la Tierra, la arcilla se crea cuando el agua caliente fluye a través de rocas. (También podría ser un astronómico escenario para que juegue Nadal!).

Asimismo, la lista de exoplanetas crece cada vez con mayor rapidez. Junto con el nuevo conocimiento de los cuerpos que componen nuestro sistema solar exterior, podríamos tener nuevos datos de mundos que pueden parecer mucho más que "simples asteroides".

¿Podría eso cambiar la actitud de los astrónomos? Ciertamente, hay un componente psicológico-cultural, por llamarlo de algún modo. Quizás, encontrar alguna clase de vida en un objeto que no pueda ser llamado como planeta, dada la definición actual, pueda cambiar las cosas. La idea que permanece es que los planetas son especiales porque pensamos que es más probable que allí se genere vida, más que en otros cuerpos de un sistema planetario. Pero no tenemos muchos ejemplos al respecto con qué comparar.

Planetas y planetas enanos en el sistema solar

La definición basada exclusivamente en la "redondez" de los objetos, es por cierto, también discutible. Habría que definir hasta qué punto un cuerpo puede ser llamado "esférico" y cuándo no. Seguramente habrá allí controversias, cuando notemos objetos muy cerca de la definición, pero no lo suficiente.
Por otro lado, si esa fuese la única condición, ¿la Luna no debería ser considerada planeta también?

No es la única definición controvertida en astronomía. Hace un tiempo comentábamos aquí de algunos investigadores a los que no les gusta la utilización de la Unidad astronómica (Ver: "Proponen redefinir la Unidad astronómica"). Y es conocida la polémica definición de enana marrón, objetos que están a medio camino entre estrellas y planetas.

Lo cierto, es que hay descontento con la nueva definición y, quizás, con los nuevos descubrimientos, el concepto de planeta deba evolucionar. Lo que no parece lógico es que se modifiquen las definiciones cada tres años. Y tampoco habría que discriminar. Digo, finalmente, los "fanáticos" de Plutón sienten que se "degradó" a su roca favorita sólo porque ahora es "enano". No sólo no tiene nada de malo ser enano (lo digo desde mi metro sesenta de estatura!), sino que no tiene, no debe tener, una analogía humana, una "personificación". Si ese fuese el caso, optemos por una nomenclatura más "neutral": Planetas Tipo I, Tipo II, etc, sin motes particulares que puedan herir la susceptibilidad de los astrónomos sensibles y los poetas.


Planetas binarios
Sabemos que una estrella binaria es un sistema estelar compuesto de dos estrellas que orbitan mutuamente alrededor de un centro de masas común.
El término "planeta binario" es usado para describir un par de mundos similares en masa. Cada uno orbita al otro alrededor de un punto de equilibrio gravitacional que está entre ambos, el centro común de masas. Cuando un objeto tiene mucha más masa y los objetos están muy separados, el centro de masa está cercano al cuerpo mayor. Es el caso de la Tierra y el Sol. En el caso de Plutón y Caronte, separados por 17 radios de Plutón, la tasa de sus masas es 8:1, por lo que el centro de masas está fuera de Plutón. La mayoría de los satélites en nuestro sistema solar son demasiado pequeños, comparados con el planeta al que orbitan, como para poner el punto de equilibrio lejos del centro del cuerpo primario en el sistema. Pero la tasa de masas de Plutón a Caronte es muy pequeña comparada con los demás sistemas planetas-satélites, que es de unos 10.000:1. Aunque Plutón-Caronte son el único sistema planetario binario en el sistema solar, hay asteroides binarios y objetos del Cinturón de Kuiper binarios.




Links relacionadosFuentes y links relacionados



Crédito imágenesSobre las imágenes

  • Plutón:Planeta o no:Planetas y planetas enanos en el sistema solar
    Crédito: NewScientist

  • Comparación de planetas enanos y la Luna
    Crédito:NewScientist

  • Ilustración de Plutón y Caronte
    Crédito: NASA/JPL



tags--

1 comentario:

  1. Parece ser, leyendo la información sobre el terma, que los límites de la definición actual de lo que es un planeta y lo que no lo es son todavía difusos. Y una prueba de ello tal vez sea que está sucediendo lo que sucede cuando los límites de un conocimiento científico son indefinidos: se mete "por la ventana" la subjetividad, los intereses y los gustos personales de los dos bandos, la polémica, el "componente psicológico-cultural", aprovechando la incertidumbre existente.
    De todos modos tengo una duda de ignorante. Si oficialmente Plutón ya no es un planeta ¿porque también oficialmente lo siguen llamando planeta? Es cierto que el argumento es que se lo califica de enano y por eso se lo descarta. Pero entonces, en esa línea de razonamiento, las estrellas enanas blancas, por ser enanas, ¿dejarían de ser consideradas estrellas y pasarían a formar parte de vaya a saber que clase de objetos celestes?.
    Excelente post y completo como siempre.

    ResponderEliminar

Anillo astronómico

Anillo Astronómico
[ Únete | Listado | Al azar | <<> | Siguiente >> ]